Categoría:

Club Training Rey Tello

ESTIRAR DESPUÉS DE CORRER

Todos estamos de acuerdo en que el calentamiento es una parte fundamental a la hora de practicar cualquier deporte, como correr. Pero muchas veces nos pensamos que estirar es únicamente necesario antes de hacer ejercicio, para calentar los músculos y preparar el cuerpo para el esfuerzo que está a punto de hacer. Sin embargo, el estiramiento después del ejercicio es igual de importante y es el gran olvidado.

¿Por qué es necesario calentar antes y después de hacer ejercicio? Y, sobre todo, ¿cómo hay que hacer estos estiramientos?

Es importante hacer estiramientos después de correr ya que enfriamos los músculos poco a poco, acabamos con un ejercicio suave y paulatino, sin terminar bruscamente la actividad física. Sin embargo, debemos ser conscientes de que no debemos pasarnos. Después de hacer cualquier ejercicio intenso, los músculos también están más sensibles y cansados, por los que un sobrecalentamiento o sobre estiramiento puede desembocar en alguna lesión. Como siempre, hay que ser comedido y no forzar.

Los estiramientos después de correr son una forma de recuperarse poco a poco del ejercicio. Se sigue alimentando a los músculos con sangre y hace que el ritmo cardíaco recupere poco a poco su ritmo normal. También es una buena forma de prevenir los calambres, ya que se evita que el músculo se enfríe muy rápido y tenga contracciones involuntarias.

También es importante desde el punto de vista de la flexibilidad. Después de hacer ejercicio los músculos están más tensos y realizar estiramientos mejora su descanso y la flexibilidad, ayudando a reducir la tensión muscular y a la recuperación del músculo.

Ante todo, debéis recordar que los estiramientos deben ser suaves y mantenidos. Su función es relajar el músculo, así que debes sentir cómo se estira, pero debes evitar forzarlo. En ningún caso deberías sentir dolor y, si lo haces, para inmediatamente, ya que podrías hacerte daño.

Recuerda, los estiramientos son fundamentales antes de correr y muy convenientes después de correr, pero siempre ten en primer lugar tu salud.

¿Ya estirabas estirabas después de cada entrenamiento? Cuéntanos tu experiencia.

¡Gracias por leernos!

LAS CARRERAS DE 5 KILÓMETROS, UN RETO POSIBLE

Una carrera de 5 kilómetros es un reto posible. Todo depende de nuestra preparación y sacrificio y por ellos, hoy te queremos proponer algunas cosas a tener en cuenta para que cumplas con éxito tu objetivo.

Correr nos hace fuertes y una prueba como esta nos aporta salud para entrenar y ejercitarnos. Correr para lograr la fortaleza física y mental, y si además le damos un aporte solidario apuntándonos a alguna carrera que destinen sus beneficios a alguna causa benéfica, sabremos que no sólo estaremos corriendo por nuestro bienestar, sino por ayudar a otros que lo necesitan.

Este espíritu e ilusión es lo que nos motivará a empezar a correr para conseguir nuestro objetivo y después de lograrlo irán viniendo más, eso es seguro.

Ya has hecho lo primero y más importante para superar ese reto de los 5 kilómetros. Ahora visualiza ese objetivo, ya que será la mejor forma que puedas luchar por él. Piensa en el público alentando a todos por igual como si se tratara de un maratón olímpico. Esos aplausos que recibirás durante la prueba y que serán igual de fuertes y motivadores tanto para los primeros como para los deportistas más rezagados.

Ahora, te planteamos otra serie de consejos que seguro que te vienen bien para completar tu objetivo:

  • Créetelo

Antes de plantearte el objetivo. Mentalízate que es REAL y se puede conseguir a base de esfuerzo.

  • Planifica

No te pases de forma. Aunque a veces se dice “Mejor que sobre y que no falte”, aquí es mejor llegar con hambre. Hay que entrenar pero también hay que tener en cuenta que un buen descanso es un buen entrenamiento. ¡No lo olvides!

  • Sin Obsesiones

Hasta el día de la competición no debes preocuparte por la carrera, la competición es un premio. Ese día llegará el momento de demostrar lo que has entrenado y lo que vales. Las obsesiones producen tensiones y terminan por debilitarte.

  • Últimas Tecnologías

Cuida tu material y sácale el máximo provecho. Calzado, pulsómetro, Bebidas isotónicas….

  • Entusiásmate

Realiza entrenamientos con referencias mediante las que notes que mejoras. Tienes mucho margen de mejora y eso te motivará.

  • Comparte tu ilusión

No hace falta ser pesad@, pero cuenta a tu gente tu objetivo. Esto ayudará a motivarte. Todos te preguntarán “cómo lo llevas” y no tendrás más remedio que entrenar. 

  • No entrenes más de una hora

Si eres novat@ comienza con distancias cortas. Verás cómo un día el organismo y la mente te piden aumentar la cantidad y calidad de los entrenamientos. Recuerda que corres principalmente por ti y por tu bienestar.

  • Visualiza la carrera

Tienes que conocer dónde estarán las mayores facilidades o el hándicap a tener en cuenta: Recorrido, climatología, alimentación, hidratación… 

  • No corras sol@

Corre con alguien de tus mismas condiciones y que sepas que puedes correr al mismo ritmo, e incluso más fuerte. 

  • Disparo de Salida

¡Tranquil@! Controla tus emociones. Busca tu sitio en la carrera, acomoda el ritmo y mantenlo constante.

Piensa en lo bien y duro que has entrenado y que llegas en plena forma física y mental. Y, en los momentos de debilidad recuerda que tu gente te estará esperando en línea de Meta.

¡Ahora te toca a ti darlo todo!

Echa el resto, esprinta, acelera y celebra tu éxito.

Y sobre todo, DISFRUTA

Si te ha gustado este post, quizás te pueda interesar:

Correr en Verano: La Hidratación

Corre, Descansa, Repite

Estirar, la mejor forma de prevenir lesiones

CORRER EN VERANO: LA HIDRATACIÓN

Correr es una gran actividad cardiovascular, ideal para mantenernos en forma y, de paso, hacerlo al aire libre, disfrutando de la naturaleza y de unos preciosos momentos dedicados a querernos un poco y hacer vida sana. Sin embargo, cuando llegan el verano y la altas temperaturas es importante tener en cuenta varios aspectos para que no se convierta en una actividad que ponga en riesgo nuestra salud. El calor provoca una mayor sudoración y, por lo tanto, que nos deshidratemos más rápido. Queremos darte una serie de consejos para que estés bien hidratado en esta estación que entra mientras haces ejercicio. ¡La salud es lo primero!

Es importante escoger la hora adecuada para hacer ejercicio. Un exceso de sol es perjudicial, no sólo para nuestra piel, sino por los peligrosos golpes de calor. No hagas ejercicio al aire libre a las horas de riesgo, al mediodía, e intenta concentrar tu entrenamiento por la mañana, antes del mediodía, o por la tarde, a partir de las seis de la tarde, cuando el sol comience a caer y hayan pasado las horas de más calor.

Mientras entrenamos hay que recordar una máxima muy importante: hay que beber incluso si no tenemos sed. Muchas veces los casos de golpes de calor son repentinos y la sed aparece demasiado tarde. Bebed cada poco tiempo, aunque no sintáis necesidad, para garantizar que estáis hidratados de forma constante y que nuestro cuerpo no se desgasta.

Si estamos en mitad de un entrenamiento, lo ideal es beber pocas cantidades de agua, pequeños sorbos. Cuanto más larga sea nuestra sesión tendremos que plantearnos hacer algún receso más importante y beber de una sentada cantidades más grandes de agua, como un vaso. Si queremos, además, podemos combinar el agua con bebidas isotónicas de sales, aunque conviene no abusar de ellas ni tampoco basar toda nuestra hidratación en ellas. Los zumos de cítricos, especialmente los limones, son también una buena alternativa ya que, además, son buenos quitando la sed y sacian mucho.

También recordaros que, por mucho calor que haga, no conviene beber líquidos demasiado fríos, ya que la diferencia de temperaturas nos puede sentar mal. Es mejor consumir bebidas frescas, que quiten el calor, antes que heladas, que pueden acabar por hacernos daño y afectar a nuestra salud.

Por último, no olvides la hidratación después del entrenamiento. Es importante que cuando termines tu actividad física sigas bebiendo líquidos, ya que es en ese momento cuando la hidratación es más importante. Este también es buen momento para comer alguna pieza de fruta jugosa, que nos aporte energía y nos ayude con la recuperación.

Además, recuerda que el cuidarse no termina y acaba con el ejercicio físico. La correcta hidratación debe ser una prioridad en nuestros hábitos de vida sana. Un día normal deberemos ingerir unos dos litros de agua como mínimo, cantidad que sube a los tres si hemos hecho algún tipo de entrenamiento. Una buena hidratación de base mejorará nuestro rendimiento y estaremos más sanos.

 

 

 

,

EL ASCENSO DE LA CANTERA AZUL

El club TrainingRey Tello avanza con fuerza, firmando una temporada de ensueño.

Hace poco más de dos años y medio nació la escuela TrainingRey. Crear un club de atletismo de niños era el objetivo pero poco podía imaginar su director, Fernando Rey, donde podía llegar un proyecto que en sus inicios partía de una simple ilusión.

Antes de comenzar, el equipo tuvo la suerte de contar con el fuerte apoyo de la empresa toledana, Grupo Tello Alimentación, que, con la premisa de fomentar hábitos de vida saludables a través del deporte, respaldó al club desde el primer día.

De esta manera, la cantera del TrainingRey Tello, comenzó su andadura contando con un número escaso de jóvenes atletas pero con mucha ilusión.

Paso a paso, el equipo comenzó su actividad participando en las competiciones escolares de cross y pista, con los objetivos de aprender y disfrutar.

La nómina de corredores ha ido creciendo exponencialmente. Este hecho junto a la buena actitud de los chicos en el día a día han sido claves en el éxito del club y los buenos resultados no se han hecho esperar. Los jóvenes atletas azules no han parado de progresar y mejorar en todo este tiempo. En la última temporada, se ha podido ver a la marea azul repartida por todo el territorio nacional, comenzando a convertirse en un gran valor de futuro, debido a que sus gestas han ido sonando cada vez con más fuerza en el panorama atlético.

Esta temporada está siendo para enmarcar, cerrando el invierno con nueve podios en el Campeonato Provincial y cuatro en el Campeonato de Castilla La Mancha de cross en Edad Escolar. El club TrainingRey Tello ha sido uno de los clubes con más representantes en estos campeonatos. Recientemente, ha continuado su ascensión en la pista, logrando trece podios en las diferentes jornadas de los Campeonatos Provinciales y tres en los Campeonatos de Castilla La Mancha en Edad Escolar.

Estos éxitos eran inimaginables para una cantera que hace poco más de dos temporadas no existía. Habrá que seguir muy de cerca al TrainingRey Tello porque viene pisando muy fuerte.

CORRE, DESCANSA, REPITE

Bien sabemos que los beneficios que nos aporta correr son ilimitados. Correr, o lo que cada vez es más conocido como “running”, es uno de los deportes más completos que puedes hacer y que ofrece a tu sistema cardiovascular un excelente entrenamiento. Además, está científicamente demostrado que correr aumenta tu calidad de vida y tu estado emocional. Pero lo que todo aficionado al running debe tener en cuenta, y que muchas veces no nos paramos a pensar, es en la importancia del descanso, que también debe forma parte nuestro entrenamiento. Seguro que para muchos runners el descanso suena casi como una palabrota o un castigo, pero debemos tener en cuenta que descansar entre entrenamientos no te hace menos “fit”, sino todo lo contrario. ¿Sabías por ejemplo que, al descansar, reduces el riesgo de lesionarte? En este post te vamos a contar por qué el descanso entre entrenamientos es imprescindible.

Dale a tu cuerpo tiempo para recuperarse 

Como un buen runner te preguntarás cuántos días de descanso son recomendables, podemos decirte que esto varía mucho según la persona. Lo recomendable para una recuperación activa es un día o dos, consiguiendo de esta forma que el cuerpo se recupere del estrés que el running provoca a las articulaciones durante las sesiones de entrenamiento.

Reposa para repostar 

Estos días de descanso son tan importantes porque de esta forma conseguimos que el cuerpo pueda recuperar y adaptarse a la carga de trabajo, obteniendo mejoras en nuestra condición física. Al dejar que el cuerpo descanse y se recupere de forma adecuada podrás aguantar más tiempo en tus próximos entrenamientos y alcanzarás niveles más altos de rendimiento. Dicho de otra forma; para ser más rápido y obtener mejores resultados es imprescindible tomar tus días de descanso.

Evita burn outs 

Aparte de las ventajas físicas de descansar entre entrenamientos, no podemos descartar las ventajas que tiene el reposo para tu mente. Recuerda: Mente sana, cuerpo sano; dicho que nos viene como anillo al dedo en este caso. Tomarse su tiempo para cargar las pilas es muy importante para los runners y de esta forma obtener esa lucidez mental y prevenir los conocidos “burn outs”, o estrés al que sometemos a nuestra mente.

También debemos tener muy en cuenta que un día o dos de descanso no equivale a no hacer ningún deporte. Esto es a lo que comúnmente se le llama “descanso activo”, donde podemos pensar en ejercicios de estiramientos estáticos o dinámicos, montar en bicicleta o la natación, que no solo es relajante, sino que además utilizas todos tus músculos. También los ejercicios de cardio vienen muy bien, ya que permiten que suba nuestra frecuencia cardíaca un poco por encima de lo normal, retando así a tu rango de movimiento.

Lo más importante, aunque suena un poco cliché, es que escuchemos a nuestro cuerpo, que nos dirá lo que necesitamos.

¿A que tomar un descanso entre entrenamiento ya no suena tan mal? Si, además, quieres más consejos sobre cómo mejorar tus entrenamientos sobre running, te recomendamos que leas nuestro post sobre diferentes formas de aumentar la distancia de tus entrenamientos.

 

 

 

ESTIRAR, LA MEJOR FORMA DE PREVENIR LESIONES

Los estiramientos, como en cualquier deporte, son una parte muy importante del running. Y es que es aconsejable estirar tanto antes como después de practicar tu deporte favorito, enfocando dichos estiramientos a la parte del cuerpo que vas a trabajar.

Piensa que tan importante es entrenar los diferentes grupos musculares que componen nuestro cuerpo como estirar cada uno de ellos. Estirar no sólo te ayudará afrontar tus sesiones de entrenamiento, sino que te ayudará a relajarte una vez finalices tus ejercicios.

¿Sabes que beneficios tiene estirar para tu cuerpo?

La mezcla de estirar y calentar prepara tu cuerpo para comenzar tu rutina de ejercicios. Además, mantienen tus músculos activos y elásticos. También mejoran la elasticidad de tu cuerpo, y con ella la movilidad del mismo.

Tener una rutina de estiramientos te ayudará a prevenir las lesiones propias de la falta de movilidad. Ten en cuenta que cuando finalizas tu entrenamiento el cuerpo se torna rígido debido a la liberación del ácido láctico, por lo que al estirar acabas con esa rigidez.

Cómo realizar los estiramientos

Antes de estirar deber realizar un precalentamiento y movido tus articulaciones tu cuerpo. Puedes caminar unos 5 minutos hasta que notes los músculos calientes. En ese momento, tómate unos minutos para estirar, no tengas prisa y recuerda que estos deben ser lentos y nunca dolorosos.

Es importante que controles tus límites y no te fuerces, si los realizas entre 3 y 7 días a la semana notarás como cada vez tu cuerpo adquiere más flexibilidad y te resultan más fácil. Mantén cada movimiento entre 15 y 30 segundos, repitiendo cada uno entre 2 y 4 veces.

Las rutinas de yoga, así como las de pilates son estupendas para estirar tu cuerpo y aumentar la resistencia del mismo. Además de fomentar la relajación. Estas actividades son el mejor complemento para tus rutinas de entrenamiento.

Beneficios de estirar antes de entrenar

  • Te ayudará a concentrarte.
  • Minimizarás el riesgo de lesiones.
  • Te ayudará a reducir el dolor muscular.
  • Y la sensación de tensión muscular y te ayuda a prepararte para un ejercicio más intenso.
  • Relajarás los músculos antes de empezar a darlo todo.
  • Aumenta la frecuencia cardiaca.

Beneficios de estirar después de entrenar

  • Al terminar de entrenar tus músculos se contraen por lo aliviarás esa contractibilidad y evitarás lesiones.
  • Alivia la sensación de estrés y mejorará tu circulación.
  • Al terminar de entrenar tu cuerpo sufre un desgaste de minerales por lo que al estirar evitarás los calambres.
  • Ayuda a tus músculos a recuperarse.
  • Fomenta el aumento de masa muscular.

Esperamos que estos consejos te ayuden a conseguir tus objetivos.  Como ves entrenar debe formar parte de tu rutina de entrenamientos para que estos sean eficientes y seguros.

No dudes en compartir con nosotros tus consejos y experiencias a través de nuestras redes sociales.

¡Gracias por leernos!

TIPS PARA AUMENTAR LA DISTANCIA DE TUS ENTRENAMIENTOS

Si ya has hecho del running un hábito y salir a entrenar es parte de tu rutina es normal que te preguntes si podrías plantear un nuevo objetivo, enfrentarte a distancias más largas. ¡Es posible! Pero debes tener en cuenta que no puedes hacerlo de cualquier forma, pero con constancia, paciencia y algunos consejos este año recorrerás distancias que no habías pensado.

Por eso te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a marcarte nuevos retos y disfrutar del mundo del running:

  1. Existen dos formas de aumentar la distancia en carrera: por distancia, añadiendo una distancia extra a tus entrenamientos, o por tiempo, añadiendo un tiempo extra (3 o 6 minutos más).
  2. Constancia: una de las claves es entrenar de forma regular, lo que te ayudará a aumentar tu capacidad aeróbica. Lo ideal es realizar entre 3 y 4 sesiones de 30 minutos a la semana y cada semana ir aumentando un 10% tus kilómetros. Puedes intensificar una de las sesiones de entrenamiento a la semana, pero sin pasarte.
  3. Paciencia: Ya te habrás dado cuenta de que en el running la paciencia es una aliada. No te rindas y entrena cada semana, a largo plazo conseguirás grandes resultados.
  4. Correr / caminar: este es uno de los métodos más efectivos. Combinando ambas prácticas conseguirás recorrer una distancia mayor, distancia que en un tiempo serás capaz de recorrer sin necesidad de parar y seguir caminando.
  5. Cuida tu alimentación e hidratación: aumentar la distancia de tus entrenamientos implica un mayor gasto de energía, una buena alimentación te ayudará a cumplir tus nuevos objetivos. Apuesta por carbohidratos complejos como: alimentos integrales o la avena, los cuales aumentan tus niveles de azúcar.

No debes olvidarte de realizar una correcta hidratación ya que deberás reemplazar el agua perdida y lo electrolitos. Por eso recuerda beber antes, durante y después de los entrenamientos.

  1. Recupérate: cuanto más ejercicio realices y más exigente sea más tendrás que recuperarte entre los entrenamientos. Apóyate en una buena dieta y un sueño reparador. Ten en cuenta que 30 minutos después de acabar de correr tu cuerpo absorbe una gran cantidad de nutrientes, por lo que puedes tomar un tentempié a base de proteínas y carbohidratos.
  2. Trabaja la mente, mentalízate: la fuerza mental juega un papel fundamental cuando practicas deporte y sobre todo cuando te planteas nuevos retos. Mentalízate de que estás en un momento de mayor exigencia, visualiza tu objetivo y ¡no te rindas!
  3. El deporte en grupo: por un lado, te permitirá exigirte un poco más, además de darte la motivación extra que necesitas en los momentos más críticos. Y, por otro lado, podrás compartir experiencias y conocer diferentes consejos que te ayuden a mejorar. Sal de tu zona de confort y comparte kilómetros corriendo en grupo en alguna de tus sesiones semanales.

Como ves no hay nada imposible, es cuestión de constancia, trabajo duro y confianza en uno mismo. Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tus entrenamientos y conseguir recorrer esos kilómetros de más que a principio del año te parecía imposible.

¿Te ha gustado este post? Entonces, no te pierdas otros consejos sobre running:

Consejos para correr con bajas temperaturas,

Qué materiales necesitas para entrenar

claves para conseguir tus objetivos.

¡No dudes en compartir con nosotros tus experiencias y consejos!

QUE EL FRÍO NO TE IMPIDA SALIR A CORRER

A punto de entrar en el mes de febrero el frío no da tregua, pero no por eso debes frenar tus sesiones de entrenamientos. En este post te daremos una serie de consejos para que las bajas temperaturas no sean una escusa para no salir a recorrer algunos kilómetros.

Importantísimo calentar: durante los meses de frío deberás cuidar tu calentamiento ya que es fundamental para elevar la temperatura corporal y prepararte para un esfuerzo. Ten en cuenta qué si la temperatura ambiente es menos, costará más subir la temperatura corporal. Un consejo: si la temperatura es inferior a 6° realiza un calentamiento bajo techo de entre 8 y 10 minutos.

Cuida tu alimentación: para mantener una temperatura corporal estable necesitarás una cantidad de calorías mayor para compensar las que gastas. Por eso es recomendable que aumentes el consumo de carbohidratos y alimentos que tengan un alto contenido proteico.

No olvides hidratarte: las bajas temperaturas y el viento hacen que pierdas la sensación de hidratación, así que no te olvides de beber agua.

Los guantes, un imprescindible: las manos son la única parte de tu cuerpo que no entra en calor mientras correr por eso es necesario que las cubras.

No uses materiales sintéticos: evita materiales tipo nylon directamente sobre tu piel. Recuerda que durante tus entrenamientos es el sudor el que te calará, por eso es recomendable usar materiales que transpiren.

Cabeza, tronco y cuerpo: son las partes que más calor expulsan y las que más deberás cuidar para evitar enfriarte.

Vaselina: para evitar que la cara y las orejas se te “corten” y para protegerlas del frío aplica un poco de vaselina.

Cubre tus rodillas: las rodillas tienen pocos vasos sanguíneos y dependen en mayor medida de la temperatura exterior por lo que no olvides cubrirlas con las mallas adecuadas.

Suelo mojado: es frecuente que en tu ruta encuentres zonas mojadas ¡ten cuidado con los resbalones! No olvides que durante el invierno hay menos horas de sol por lo que deberás correr a la luz de las farolas, generalmente por asfalto. ¡Presta atención a tus rodillas y la reducción de visibilidad!

Viento: empieza a entrenar en contra del viento y acaba a favor del mismo de forma que te protejas la cara para evitar complicaciones neuríticas causadas por la acción del viento frío combinado con el sudor.

Se consciente de tus límites: Si te ves obligado a detener tus entrenamientos y tienes que caminar una distancia considerable para resguardarte, dejarás de generar calor corporal y podrías sufrir “hipotermia”.

Toma nota de estos consejos y ¡que el frío no te pueda! No dudes en compartir con nosotros tus consejos sobre cómo entrenar con bajas temperaturas a través de nuestras redes sociales.

¿SABES QUÉ MATERIALES DEPORTIVOS NECESITAS PARA TUS ENTRENAMIENTOS?

Si ya te has iniciado en el mundo del running habrás comprobado que hay una gran oferta de materiales y complementos deportivos según el terreno donde practiques deporte.

Empezamos por lo básico, las zapatillas. De todos los materiales que podrás utilizar estas, son las más importantes ya que conectan nuestro peso y nuestro empuje en el suelo. Unas zapatillas deben durar entre 500 y 1.000 km dependiendo del material y para qué están diseñadas.

Hay quienes utilizan distintas zapatillas en función del entrenamiento que realizan con el fin de que el pie no se habitúa a un solo tipo de zapatillas. Ya que el desgaste de las mismas puede modificar la pisada y provocar lesiones que son evitables.

Existe una amplísima oferta de zapatillas: de gel, con cámara de aire… Por lo general, cada marca busca una amortiguación óptima. Pero más allá de las marcas debes elegir las que mejor se adapten a tus necesidades. Tus zapatillas deben ser estables, con una buena amortiguación y, sobre todo, cómodas; que sólo con ponértelas te entren ganas de sumar kilómetros.

La fisionomía, es otro criterio a tener en cuenta. En función de tu peso y tu estatura necesitaras unas zapatillas más o menos ligeras. Por ejemplo, si eres una persona muy alta o con sobrepeso unas zapatillas demasiado ligeras podrían provocarte lesiones.

Otro de los materiales más importantes son los calcetines. Esta prenda es una de las que más ha evolucionado a lo largo de los años. Los últimos y más innovadores son los calcetines de compresión que llegan casi hasta la rodilla. Lo importante es que el calcetín sea de algodón, que se ajuste a tu pie, no se muevan cuando sudes, que se agarren y no produzcan ampollas ni rozaduras.  Un consejo, durante el verano utiliza calcetines y zapatillas de colores claros que no absorban mucho el calor.

En cuanto a los tipos de terreno, lo ideal es que realices tus sesiones por caminos de tierra o hierba, pero la vorágine del día a día a veces lo impide. No se debe abusar de los entrenamientos en asfalto donde el suelo es más duro, lo mejor es alternarlos. Pero si entrenas en asfalto lo ideal es que las zapatillas tengan una buena amortiguación.

Otros materiales complementarios

Para combatir las bajas temperaturas existen diferentes complementos deportivos para mantener el calor corporal durante las sesiones de entrenamientos.

Los gorros, guantes, una malla larga, una camiseta normal y un forro polar junto con el calor que produce tu cuerpo serán suficiente. Pero la comodidad manda, lo mejor es que elijas estos complementos en función de lo bien que te sientas con ellos.

Los que no haga tanto frío utiliza una jacket, una chaqueta que transpire, absorba y evacua el sudor; una opción excelente para los días más ventosos. Mientras que los días de lluvia lo mejor es usar una chaqueta impermeable y una gorra.

Esperamos que este post de ayude a decirte por tus próximos materiales. No dudes en compartir con nosotros tus consejos y experiencias.

¡Gracias por leernos!

MOTIVACIÓN, LA CLAVE PARA ALCANZAR TUS OBJETIVOS

Salir a correr no siempre apetece, hay veces que la vorágine del día te deja tan exhausto que no te alcanzan las fuerzas para ponerte las zapatillas deportivas y salir a hacer kilómetros. Pero tranquilo, la clave está en la motivación.

En el running tú eres tu mayor rival, por eso es bueno que te marques pequeños retos que vayas cumpliendo y superando poco a poco. Notarás como a medida que superas tus objetivos, a medida que corres un kilómetro más, te invade una gran sensación de victoria que te empujará a seguir adelante.

Encuentra tu objetivo diario

Debes fijarte unos límites, serás tú quien quite y ponga barreras. La mayor diferencia con otros deportes es que compites contra ti mismo. La estrategia que lleves en carrera será lo que te diferencie de otros corredores.

En este deporte, donde no alcanzan las piernas llega la mente, por eso es muy importante mantener una actitud positiva. Conocer tus límites y pelear por alcanzarlos es posiblemente, una de las mayores fuentes de motivación.

Correr te ayudará a organizar tus ideas

Si te has sumado al mundo del running notarás como te aporta muchas cosas buenas. Es un deporte muy beneficioso para tu salud mental, te desahoga ante los problemas, los relativiza. Cuando sales a correr te llevas tus problemas contigo, pero cuando llevas 15 minutos los empiezas a dejar atrás, les quitas hierro y te sientes más liberado.

Existen muchas formas de motivarte. Una de las más utilizadas es escuchar música, ya que te ayuda a mantener el ritmo en carrera y no hay nada como dejarse llevar por los ritmos y sensaciones que el cuerpo experimenta cuando escuchas tus canciones favoritas.

Entrenar en compañía puede ser una gran motivación. Y es que el running no tiene que ser un deporte solitario. Salir a correr con otros corredores es tremendamente positivo y motivacional. Por un lado, te ayudará a mejorar ya que hay alguien que tira de ti y sirve de estímulo al resto del grupo. Pero además compartirás sufrimientos y recuerdos que seguro, serán muy gratificantes.

Pero no lo olvides, correr sólo también es necesario ya que es en esos momentos cuando aprendes a escuchar tu cuerpo y a ser consciente de tus propias sensaciones al correr, al pisar y al respirar.

Otra forma de encontrar motivos para salir a correr es tener un horario de entrenamientos que te resulte cómodo y útil. Lo buenos de entrenar por la mañana es que activarás tu cuerpo y mente para ser más productivo en el trabajo. Mientras que entrenar por la tarde, te ayudará a canalizar la carga negativa que tenemos después de un largo día. ¡Tú decides!

Desde Grupo Tello Alimentación te animamos a ponerte en forma y sumarte a la vida activa.

No dudes en compartir con nosotros tus fotos y consejos sobre entrenamientos a través de nuestras redes sociales.

Muchas gracias por leernos.