Categoría:

Nutrición

¿TIENES SOBRAS?, TE DECIMOS CÓMO APROVECHARLAS ?

En Grupo Tello Alimentación te ofrecemos tres propuestas para aprovechar esas sobras. Tres platos sencillos de preparar, que admiten todo tipo de alimentos y que, a la vez, te permitirán darle tu toque personal a tu cocina.

Croquetas

Las croquetas son uno de los pilares de la gastronomía española y son unas grandes aliadas a la hora de hacer tuppers para el trabajo o excursiones. La ventaja de las croquetas es que podemos hacerlas de casi lo que queramos, ya que casa con todo. Verduras, setas, queso, jamón, cocido…

Si nos ha sobrado algo de menestra, tenemos algo de jamón suelto, esos restos del cocido que no bastan para una ración en condiciones… Todo es válido para añadir a la bechamel y hacer unas deliciosas croquetas.

Ensalada

Uno o dos filetes empanados que han quedado descolgados, un par de piezas de fruta a las que les falta (o les sobra) ese puntín para estar perfectas, ese pollo a la plancha que ha quedado frío y nadie se quiere comer… Todos estos ingredientes son perfectos para improvisar una ensalada.

Coge unas hojas verdes, como lechuga, canónigos o lo que más te guste y añádele tus sobras, cortadas en tacos o tiras. Añade si quieres algún tipo de salsa, como la César o salsa rosa o cóctel para terminar de darle tu toque personal. Un plato sencillo y rápido de preparar.

Arroz

En un caso parecido a la ensalada de antes, los arroces admiten todo tipo de acompañamiento. Son una base magnífica alrededor de la cual construir tu plato. Los restos de pollo, carne, pescado, marisco… todo es aprovechable.

Después de tener el arroz ya cocido, lo ideal es darle un golpe de sartén con los ingredientes que tengamos a mano. Siempre podemos añadirle algo de caldo, salsa de tomate, de soja e incluso uno o dos huevos. El resultado será un plato muy sabroso que habremos cocinado prácticamente de la nada.

¿Qué platos preparar tu con las sobras?

¡Gracias por leernos!

UN HOMENAJE A LA PASTA

La pasta es una fuente de carbohidratos, por lo que es un alimento clave para una alimentación saludable y, al contrario de lo que mucha gente piensa, no engorda, siempre y cuando se consuma en las cantidades adecuadas.

Hoy, 25 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Pasta, ese gran alimento que gusta tanto a los más pequeños de la casa como a los adultos. Este día fue escogido por los fabricantes de pasta de distintos países con motivo del primer Congreso Mundial de Pasta, que se celebró en el año 1995 en Roma. Ese día se reconoció que la pasta es uno de los productos más consumidos mundialmente, entre otros motivos por ser económico y por su fácil preparación. Y es que no hace falta complicarse mucho para disfrutar de un delicioso plato de pasta.

Por eso os animamos a preparar estas dos recetas, que además de ser fáciles y rápidas de cocinar, ¡están para chuparse los dedos!

Ensalada de pasta al toque de miel

Ingredientes para 4 personas

– 300g de pasta

Pechuga de Pollo sin Grasa Sano Sano Tello

– 1 Aguacate

– Tomates cherry

– Bolitas de mozzarella

– Aceite

– Sal

– Vinagre de Módena

– Miel

– Orégano

Preparación

En primer lugar, ponemos la pasta a cocer, y mientras tanto, vamos troceando los demás ingredientes.

Una vez cocida la pasta, la escurrimos y la ponemos en un bol, donde añadiremos los ingredientes que hemos troceado anteriormente, además de la pechuga de pollo. Cuando tengamos todos los ingredientes en el bol, cogemos un vaso aparte y añadiremos una cuchara sopera de miel y tres de vinagre de Módena.

Lo meteremos 10 – 20 segundos en el microondas para que se derrita la miel, y una vez que lo tengamos, lo removemos bien para que se mezclen los dos ingredientes. Cuando ya lo tengamos, solo hará falta añadir la mezcla a la ensalada, poner una pizca de sal y orégano, y ya tendremos lista una ensalada de 10.

Pasta Carbonara (con nata)

Ingredientes para 4 personas

  • 400g de pasta
  • 200 gr. de Bacon Ahumado Natural Tello
  • 400 ml. de nata para cocinar.
  • 8 cucharadas de queso parmesano rallado.
  • 4 yemas de huevo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta al gusto.

Lo primero que haremos será poner una sartén a calentar con aceite de oliva. Una vez esté caliente, echaremos el bacon, previamente cortado en tiras, para que se vaya dorando.

Cuando el bacon esté dorado y ligeramente crujiente, escurrimos el aceite y agregamos pimienta al gusto y 350ml de la nata, reservando 50ml para después. Dejamos cocinando a fuego lento la nata con el bacon, removiendo de vez en cuando, durante 15 min.

Mientras tanto, ponemos a cocer los espaguetis y mezclamos las yemas de huevo con la nata que habíamos dejado reservada hasta que ligue. Cuando la pasta esté cocida, la escurrimos y la agregamos a la sartén de la nata y el bacon. Sin dejar de remover, agregamos las yemas con la nata, y ya tenemos nuestra pasta carbonara lista para ser devorada.

¡Buen provecho!

¿Qué platos sueles preparar con pasta?

¡Gracias por leernos!

DESCUBRE LA NUEVA TENDENCIA: COMIDA EN BOWLS

El mundo gastronómico cambia y se renueva a diario y la tendencia de los bowls es el último grito, la última moda en restaurantes, consumidores y redes sociales. La preparación de la comida en un cuenco es una de las formas más primitivas de presentar la comida que existen y, con el paso de los años, esta tradición ha vuelto para presentar platos sanos y completos, muy centrados en la dieta sana y en controlar que lo que comemos sea lo más saludable posible.

La clave de la comida en bowls es la creatividad. No hay una forma correcta de hacerlos, tan sólo tienen que ser comidas equilibradas. Una de las razones por las que se ha extendido tanto el uso de los bowls es porque nos permiten controlar muy bien las cantidades que comemos. Podemos saber exactamente lo que estamos comiendo, no caeremos en la tentación de repetir ni tampoco haremos comida de más. Muchas veces, comer sano y equilibrado tiene que ver con las cantidades que consumimos y en esto el bowl es un gran aliado.

Otra ventaja de los bowls es que no están circunscritos a ninguna comida en concreto. No es más apropiado reservarlo para el almuerzo o el desayuno: cada momento del día puede tener su bowl perfecto. Está en nuestra mano decidir dónde y cuándo tomarnos nuestro bowl. El único límite, como comentamos antes, está en con qué decidamos hacerlo.

Nuestra línea “Sano, Sano”, se adecua perfectamente a esta filosofía de comidas. Podemos aderezar una ensalada con nuestro Jamón Natural Reducido en Sal y Bajo en Grasa o la Pechuga de Pavo Reducida en Sal. También tenéis a vuestra disposición la Pechuga de Pollo Baja en Grasa si buscáis un sabor diferente.

Nuestros ibéricos son siempre una excelente opción para acompañar a los platos y darles es toque más intenso, que combina perfectamente con arroces tipo risotto y, si os gustan los sabores contundentes, puede ser una buena idea optar por nuestros Elaborados Tello, loncheando, por ejemplo, nuestro Codillo de Jamón Asado y complementando un bowl de ensalada.

No tengáis miedo a experimentar y convertir los bowls en un plato sano, divertido y lleno de sabor.

¿Ya has probado esta nueva tendencia? Comparte tu experiencia con nosotros.

¡Gracias por leernos!

SELLO GTP GARANTÍA TOTAL DE LOS PROCESOS

Muchos de nuestros seguidores han contestado correctamente, este sello nos indica que Tello garantiza la TRAZABILIDAD de todos los productos, desde el origen de la materia hasta el consumidor final.

  • El origen y selección de la materia prima, animales criados en granjas que cumplen con los estándares de bienestar animal y nutrición saludable.
  • Durante todo el proceso de elaboración en instalaciones propias, incorporando el factor tecnológico cumpliendo con las más exigentes normativas de higiene y consiguiendo la elaboración de productos capaces de satisfacer a los paladares más exigentes.
  • Control también en el proceso de distribución para que llegue al consumidor final en óptimas condiciones sin que se produzca la pérdida de la cadena de frío.

Nuestro Sello GTP garantiza en cuanto a materia prima, nuestra preocupación por su origen, su genética y su crianza, ya que todos estos factores influyen directamente en la calidad del producto final que luego disfrutaremos en casa.

Controlamos en su crianza que se cumplan las normativas europeas en materia de bienestar animal y nutrición saludable.

En una segunda etapa, el sello GTP controla el cumplimiento de las más altas exigencias a nivel de higiene y limpieza de todas nuestras instalaciones, ya que están dotadas de una avanzada tecnología que nos permite además del control de todo el proceso de elaboración del producto para que se produzca en óptimas condiciones. También conseguimos que se desarrollen de forma excelente todas las cualidades organolépticas de cada uno de los productos para que el resultado que disfrutamos en nuestra mesa sea, además de un producto de calidad, una experiencia gastronómica con sabor excepcional.

Como no puede ser de otra manera, si velamos tanto por crear productos de calidad desde su origen, no podemos olvidarnos de la etapa de distribución, ya que con nuestro sello GTP controlamos que no se produzca la pérdida de la cadena de frío, tan importante para que se respeten las condiciones de conservación del producto y llegue a la tienda, supermercado o punto de venta en perfectas condiciones para el consumo.

Además de nuestros controles internos, también nos certificamos con empresas externas como:

  • CERTIFICADO IFS (Internacional Food Standard): es una norma internacional de calidad que tiene como principal objetivo garantizar la legalidad, seguridad y calidad de los productos fabricados por la empresa y el certificado Calicer.
  • CERTIFICADO PRODUCTOS IBÉRICOS: es un certificado que garantiza que los productos Ibéricos cumplen los requisitos exigidos por la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos, (RD 4/2014, 10 de enero).
  • CERTIFICADO ETG DE JAMÓN SERRANO: es un certificado que garantiza que los Jamones Serranos elaborados por Tello son conformes al pliego de condiciones de la Especialidad Tradicional Garantizada “Jamón Serrano”, (Reglamento (CE) no 2419/1999 de 12 de noviembre de 1999).

Nuestro compromiso con la sociedad es contribuir a la buena alimentación, salud y bienestar de todas las personas, formando parte de las distintas etapas de su vida, ofreciendo productos de la más alta calidad que concilien la tradición, las ciencias de la nutrición y la innovación tecnológica.

Muchas gracias por leernos.

LA VUELTA AL COLE CON TELLO

La Vuelta al Cole es una fecha señalada en el calendario, unos días duros de vuelta a la rutina para los más pequeños… y también para los mayores, que también se despiden de los meses de verano y han de enfrentarse de nuevo al día a día. El mes de septiembre es duro para todos y debemos volver al horario habitual, sin dejar de lado adoptar costumbres más sanas.

Una de las principales preocupaciones con los niños en estas fechas es saber lo que están comiendo en el colegio. ¿Se está alimentando en condiciones? ¿Basta únicamente con el almuerzo en el colegio o es necesario algo más a media mañana, para que aguanten el ritmo?

El Desayuno

El buen rendimiento de los niños en el colegio empieza desde casa, con el desayuno. El pan con aceite y jamón serrano es un clásico de los desayunos mediterráneos, con ingredientes de la tierra, sano y sabroso a partes iguales. Zumos, cereales.. Dependiendo de lo contundente del desayuno, puede que necesitemos más o menos refuerzo a media mañana, en el recreo.

El Recreo

Para la hora del recreo hay muchas opciones sanas, a la par que nutritivas, para que los niños repongan fuerzas y afronten el resto de la mañana. Un bocadillo de jamón bajo en grasa y queso, el mixto o bikini, es una buena opción. Los bocadillos, envueltos en papel de plata, siempre han sido una de las soluciones más socorridas y eficientes, ya que se pueden transportar con facilidad, no manchan y podemos hacerlos de maneras muy variadas. Nuestro  salchichón o chorizo sin alérgenos, de la gama “Sano, sano”, son perfectos para recuperar fuerzas a media mañana.

La Merienda

Para finalizar, está la merienda. Los niños salen del colegio y lo primero que demandan es algo de comer. Ya bien sea en casa o en la puerta de clase, es una buena idea tener preparado algo para que los niños repongan fuerzas.

El tradicional bocadillo de jamón serrano es una magnífica opción. Pocas cosas hay que sean tan ricas y sean tan sanas como una barra de pan y jamón serrano. Una tradición de décadas que ha pasado de madres a hijos. ¿Y quién somos nosotros para ir en contra de las tradiciones?

Gracias por leernos.

 

VENTAJAS DE LOS PRODUCTOS DE TEMPORADA

Hoy en día estamos acostumbrados a acudir a nuestro comercio habitual y encontrar siempre lo que queremos en cualquier época del año, pero lo cierto es que hay productos que sólo se dan de forma natural en su temporada y es en ese periodo de tiempo en el que destacan por su calidad, sabor y se encuentran en su mejor momento.

Las ventajas de comer productos de temporada son muchas:

  • Los alimentos de temporada son alimentos que poseen unos niveles nutricionales óptimos. Aportan sus minerales, nutrientes y vitaminas en su totalidad y son, en definitiva, alimentos más completos cuando se consumen en el periodo adecuado.
  • Son alimentos que se ven mejor, tienen una textura más agradable y, sobre todo, poseen un sabor más intenso.
  • Son también un producto más saludable, ya que no ha sido necesario hacerlos crecer y madurar de forma artificial. Se han dado de forma más natural y, por lo tanto, son productos más sanos.
  • Otro elemento importante a tener en cuenta es que cuando un producto está de temporada hay más cantidad de él en el mercado, por lo que repercute en su precio. Comer de temporada no sólo es más sano, sino que además es más barato.

Pero, ¿cuáles son los productos de temporada que podemos encontrar en el mes de agosto?

Los melocotones, las nectarinas y las ciruelas son de las frutas más populares durante los meses de vacaciones, sobre todo por su intenso sabor. Son también las últimas semanas de las ciruelas y picotas. Los bosques comienzan a madurar sus frutos durante el verano y empieza la temporada de frambuesas y arándanos, además de las primeras moras.

Posiblemente las estrellas de agosto sean los melones y sandías. Tanto como postre o como primer plato, con deliciosas lonchas de jamón serrano, el melón es una de las frutas que más triunfan en estos meses de estío. De la misma manera, la sandía es perfecta para postres y para granizados, dado su alto contenido en agua y su dulce sabor, que se potencia al tomarse fresca.

Por último, nos trasladamos a la huerta donde comienzan a madurar las berenjenas, los calabacines, pepinos y pimientos. Y, por supuesto, la gran estrella, el tomate. El gazpacho y el salmorejo son platos fundamentales de la dieta mediterránea durante el verano, no sólo porque se toma fresco, sino porque es cuando los tomates están más dulces y sabrosos. Y si además añadimos unos taquitos de jamón serrano se convierte en un verdadero manjar.

Parte de una dieta sana es comer de temporada. No sólo aportaréis variedad en vuestra alimentación, sino que lo agradecerá vuestro paladar, vuestro cuerpo y vuestro bolsillo.

EMPIEZA TU DÍA CON PROTEÍNAS

En España, el desayuno suele ser la comida más ligera del día. Los alimentos para desayunar en España suelen consistir en pan, pasteles dulces o galletas, y se toman con leche, café o chocolate si es una ocasión especial.

EMPIEZA TU DÍA CON PROTEÍNAS

La importancia del desayuno es primordial, ya que es el primer contacto que el organismo tiene con diferentes fuentes de energía. Empezar la jornada sin desayunar o con un mal desayuno va a influir directamente en cómo te sentirás durante el día. Hoy en día es común dejar de lado el desayuno por cuestiones de rutina, de falta de tiempo o de estrés, pero esto no hace más que empeorar los rendimientos y facilitar que el organismo funcione de manera incorrecta e incompleta.

El cerebro necesita glucosa para poder funcionar adecuadamente, por lo que comenzar el día sin un desayuno apropiado hará más lenta la función cerebral y la energía hacia la mitad de la mañana.

Los beneficios de desayunar con proteínas

Las ventajas de consumir proteínas son muchas. Te daremos 3 motivos para incluir proteínas en tu día a día:

  1. Las proteínas están formadas por varios tipos aminoácidos, que aportan los “ladrillos” necesarios para reconstruir todas las células del cuerpo.
  2. Las proteínas ayudan a reducir peso. Estas son la base principal para mantener una dieta para bajar peso de forma saludable. Consumir proteínas produce una pequeña cantidad de insulina y glucagón, que estimulan al organismo a quemar grasas para obtener energía.
  3. Consumir proteínas estimula tu sistema inmunológico, debido a que sus componentes están involucrados en diferentes funciones biológicas, incluyendo la actividad antioxidante para la protección de enfermedades.

Desayunos que contienen proteínas

Empieza tu día con energía al incorporar proteínas en tu desayuno. Al desayunar con proteínas el metabolismo permanece activo durante más tiempo y se queman más calorías durante la digestión. Algunos productos que contienen altos niveles de proteínas son:

Los huevos son un alimento que entran dentro de la categoría de “superalimento” por su balance nutricional y porque contienen muchas proteínas. ¿Qué te parece empezar el día con unos huevos revueltos? Es una buena elección por las mañanas. Si prefieres comenzar con algo más ligero te recomendamos unos huevos cocidos sobre pan tostado.

Un buen acompañamiento a los huevos es un vaso de leche, puesto que es la bebida preferida por las mañanas y es rica en proteínas. Es cierto que la leche entera contiene muchas calorías por lo que la leche semi o desnatada puede ser una mejor opción. Si la leche no te sienta bien puedes optar por la leche de soja que, aunque no contiene tanto nivel de proteínas, puede resultar más digestiva que la leche.

Las carnes son el alimento rico en proteínas por excelencia, pero hay que controlar las cantidades en el desayuno. Entre las carnes vamos a destacar la pechuga de pollo, que contiene muy poca grasa y altas cantidades de proteína. Ocurre lo mismo con la pechuga de pavo, que también contiene pocas grasas y algo más de proteínas. Los embutidos también contienen muchas proteínas, pero no hay que sobrepasarse con ellos. Otro beneficio que tiene el ingerir carne es que contiene elementos que ayudan a elevar los niveles de serotonina e inducir a mejorar síntomas derivados del estrés diario.

Si te decantas por un desayuno más ligero, pero también alto en proteínas te recomendamos tomar yogures. Un bowl de yogur con frutos secos es una opción muy saludable debido a que los frutos secos y las semillas también nos aportan altas cantidades de proteínas, en este caso de origen vegetal, por lo que su valor nutricional es muy apreciado. Otro ejemplo sería la crema de cacahuetes untada sobre pan integral.

Los alimentos que comes en el desayuno influyen en tus elecciones de alimentos durante el día, por lo tanto elegir alimentos ricos en proteínas y energéticos te ayudará durante el resto del día.

LA CARNE DE CERDO PUEDE SER TU MEJOR ALIADA EN UNA DIETA SANA

Con la llegada de la primavera nos suele resultar más fácil hacer ejercicio. Lo que combinado con una dieta saludable nos proporcionará unos beneficios muy altos tanto físicamente como mentalmente.

Hoy, queremos contarte cómo llevar una dieta sana sin dejar de comer lo que más te gusta, la carne de cerdo. ¿Sabías que hay partes del cerdo que tienen menos grasa que el pollo? Las carnes magras del cerdo, como por ejemplo el lomo, tienen un bajo nivel de grasas y alto de proteínas. Además, otras carnes magras son también el solomillo y la paleta de cerdo.

La combinación en estas carnes magras de bajos niveles de grasas y altos de proteínas, las hacen ideales para una dieta sana y equilibrada. Pero, ¿qué es una dieta sana?

Una dieta sana consiste en combinar todo tipo de comidas para conseguir todos los nutrientes que nuestro organismo necesita, junto con la energía necesaria para pasar el día. Una dieta sana no consiste en perder kilos, aunque es uno de sus efectos, sino en encontrarnos bien tanto por dentro como por fuera.

Una de las propiedades más destacables de la carne de cerdo es su capacidad de saciar debido a su nivel de proteínas. Existen estudios que resaltan que los alimentos saciantes nos ayudan a perder peso porque esta sensación de saciedad nos ayuda a no comer entre horas.

La carne de cerdo tiene un alto contenido en nutrientes esenciales, y es tan rica en proteínas que 100 gramos equivalen a más de la mitad de lo que tu cuerpo necesita al día en proteínas. Además de proteínas y vitaminas, contiene minerales y aminoácidos que son buenos para la salud.

Comer carne de cerdo te ayudará a prevenir lesiones

Comer carne de cerdo a la hora de hacer deporte también tiene sus beneficios ya que la carne de cerdo contiene un alto porcentaje de vitamina B1. Esta vitamina, también conocida como tiamina, resulta esencial a la hora de prevenir lesiones, al regenerar los músculos y los tendones.

Algo a destacar es que hay dietas que se basan en la carne como alimento fundamental en la comida. Eso no quiere decir que las verduras y frutas no sean fundamentales sino que como comentábamos al principio una dieta sana consiste en una dieta equilibrado donde el consumo de todos los alimentos son importantes.

¿SABES QUÉ ALIMENTOS NO PUEDEN FALTAR EN TU COCINA ESTA PRIMAVERA?

Con el cambio de estación llega el cambio en la alimentación. Y es que con la primera no sólo llegan las tardes de sol, también una amplia variedad de sabores, colores y aromas que encontrarás al mejor precio gracias a su amplia oferta.

Con la llegada del otoño te contábamos cuáles eran los alimentos propios de esa estación y las ventajas de consumir productos de temporada. En este post realizaremos un recorrido por los alimentos que no pueden faltar en tu cocina y que aportarán a tu dieta gran variedad de nutrientes y propiedades.

Sabores primaverales

Frutas: llena tu cocina de color y sabor con las fresas, nísperos, cerezas, arándanos y albaricoques. Con este abanico frutal, podrás preparar unos batidos y smothies de infarto, perfectos para refrescarte y cargar pilas para disfrutar la primavera como se merece.

Verduras: con el inicio de la primavera llegan las primeras remesas de habas, que, aunque son de menor tamaño te darán mucho juego y serán un gran aporte de fibra. Pero también, llega la temporada de los guisantes, perfectos para combinarlos con unos taquitos de jamón serrano Tello, o los espárragos trigueros, que envueltos en jamón ibérico de Cebo Tello son todo un manjar. Y no te olvides de las alcachofas, que durante esta temporada su carne se apreciará tierna y sabrosa.

Carnes y pescados: no solo las frutas y verduras tienen su temporada, también los productos de origen animal ya que cuentan con su propio ciclo biológico. Estos alimentos se caracterizan por tener más carne y de mejor calidad. Ten en cuenta que en nuestro país existen unas vedas de caza que marcan la temporada de productos como la liebre o el jabalí. Y si eres amante del cochinillo, aprovecha las primeras semanas de primavera para consumir las últimas piezas de este delicioso producto.

Esperamos que esta guía sobre los productos primaverales te ayuda a elegir que productos comprar y que suculentas recetas preparar.

¡Gracias por leernos!

No dudes en compartir con nosotros tus consejos y recetas a través de nuestras redes sociales.

¿SABES CÓMO CONSERVAR TUS EMBUTIDOS?

Los embutidos forman parte de nuestra dieta y los consumimos casi a diario en diferentes comidas, desde el desayuno a la cena. Pero es importante saber que tanto los ibéricos, como los cocidos y curados necesitan ser conservados de una forma optima para conserven mejor sus propiedades y duren más.

A la hora de conservar de manera optima tus embutidos existen diferentes recomendaciones:

Los cocidos como el jamón cocido, la pechuga de pavo, la mortadela o el choped Tello entre otros, se estropean fácilmente ya que su cantidad de agua es mayor. Por eso deben guardarse entre los 0 y 5 grados, de esta forma el embutido se mantendrá seco y no generará malos olores. La recomendación es mantenerlos entre 3 y 4 días en la nevera.

Los de tipo “al corte” se deben conservar a la misma temperatura que los anteriores. Aunque en la charcutería los envuelven en papel, a la hora de almacenarlos es conveniente hacerlo en un recipiente hermético para aislarlos y protegerlos de la humedad y la acción que otros alimentos puedan ejercer sobre ellos.

En general este tipo de productos siempre han de guardarse en refrigeración ya que esta retrasará la aparición de microorganismos, los cuales podrían llegar a causar enfermedades.

Los curados como el jamón serrano, el chorizo o el fuet Tello es recomendable tenerlo en un lugar fresco y oscuro, evitando que la luz incida directamente sobre ellos. Por eso es habitual encontrarlos colgados, sin que las piezas se toquen entre ellas.

Una vez abierto este tipo de embutidos cuélgalos boca abajo y tapa el extremo cortado para que no entre en contacto con el aire. Un consejo: unta la zona del corte con un poco de aceite de oliva para que el embutido no se reseque.

En los meses de verano, si no dispones de un lugar seco, fresco y oscuro lo mejor es conservarlos en la nevera sobre un trapo de algodón mojado en agua y bien escurrido.

Por otro lado, aquellos que viene envasados al vacío tendrán una durabilidad mayor hasta que el envase se abra, pero siempre deben guardarse en el refrigerados.

Y como cada cosa tiene su espacio los embutidos no iban a ser menos. En general se puede decir que los embutidos han de colocarse en la parte superior de la nevera, lugar destinado a los productos que están listos para consumir.

Y por último no olvides que a la hora de consumir estos deliciosos productos y disfrutar de todo su sabor y aroma lo mejor es sacarlos unos minutos antes de la nevera para que se atemperen y oxigenen.

¿Qué te ha parecido este post? Como ves conservar tus embutidos para mantenerlos frescos y sabrosos es muy sencillo. No dudes en compartir con nosotros tus consejos y curiosidades a través de nuestras redes sociales.