CUCHILLOS DE CARNICERO

blog_tello_recetas209

En la cocina los cuchillos son la herramienta más común para cualquier cocinero, profesional o amateur. El cuidado y la limpieza de esta herramienta dentro de la industria cárnica suponen un proceso muy cuidado e importante para la seguridad alimentaria de todos los hogares.
El cuchillo perfecto de cualquier profesional debe ser de una pieza, es decir, que la hoja se integre con el mango sin juntas ni remaches, de una sola pieza. De esta forma nos aseguramos de que suponga una herramienta más higiénica y fácil de limpiar. El material más usado para la fabricación de los cuchillos que en la industria cárnica se utiliza es el acero inoxidable, un material ligero, resistente y de fácil desinfección.
Los cuchillos deben estar siempre afilados, nuestros profesionales lo saben bien, de hecho, podemos asegurar que un cuchillo desafilado es más peligroso que uno afilado. Si está desafilado y no corta, tendemos a hacer presión de la pieza cárnica y hacer que la misma presión nos llegue a cortar las manos y tener un accidente.

¿Cuantos tipos de cuchillos hay? Os podemos decir que muchos, pero lo importante es utilizar el cuchillo más adecuado para cada uso: puntilla, jamonero, serrado, cebollero, deshuesador…

¿Cómo mantener en buen estado nuestros cuchillos? Desde Tello os aconsejamos lavar los cuchillos justo después de usar para evitar un contacto excesivo con los alimentos, así como no dejarlos en agua durante mucho tiempo para evitar que el agua salina afecte al metal. Si los lavamos en el lavavajillas, introducirlos en la cesta boca abajo y secar con un paño suave y absorbente para no dejar humedad y evitar que se corrompa el metal.

Una herramienta útil donde las haya, tanto para la industria como para la cocina de casa. ¿Cómo cuidas tú tus cuchillos?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *