LOMO RELLENO CON NECTARINAS

Ingredientes – para 4-6 personas

• 1 kg. de lomo de cerdo cortado para rellenar (podéis pedirlo en la carnicería os harán un gran filete para que se pueda enrollar)
• 5 nectarinas medianas
• 3 tomates secos en aceite
• 3 albaricoques secos
• 50 gr. de almendras crudas
• 100 ml. de vino dulce
• 4 hojas de albahaca fresca
• 1 cucharadita de comino en polvo
• 1 cucharadita de canela
• Aceite de oliva
• Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

– Machacar las almendras en un mortero y salpimentar. Seguidamente añadimos los tomates secos (ya picados) y seguimos machacando. Continuamos añadiendo a ese mismo mortero los albaricoques secos (ya picados), las especias y las hojas de albahaca hasta que quede una pasta homogénea.

– Pelar una nectarina y picar muy finito la mitad. Reservarnos la otra mitad para siguientes pasos.

– Extender el lomo en una tabla y salpimentarlo ligeramente. Impregnarlo con la mezcla de almendras dejando un par de centímetros limpios por cada lado, repartir por encima la nectarina picada y enrollar. Atar con cordel de cocina, volver a salpimentar levemente.

– Precalentar el horno a 180 grados.

– Cortar las cuatro nectarinas restantes al medio y retirar el hueso.

– Calentar una cazuela. Extender un poco aceite de oliva por el lomo y dorarlo bien por todos los lados. Dejarlo un par de minutos sin mover por cada lado.

– Poner las nectarinas alrededor del lomo y meter en el horno entre 20 y 30 minutos, hasta que el cerdo esté hecho.

– Sacar la fuente del horno, retirar el lomo y dejar que repose unos 10 minutos envuelto en papel de aluminio. Sacar también las nectarinas a un plato.

– Poner de nuevo la cazuela a fuego medio. Mojarla con el vino y un chorrito de agua o de caldo de carne, y mover la cazuela mientras evapora el alcohol para que la salsa ligue y espese.

– Probar la salsa, y si es necesario, ponerle un poco de azúcar.

– Cortar el hilo que ata la pieza. Servir el lomo cortado con cuidado en, con las nectarinas y la salsa por encima.

POLLO ASADO CON FRUTOS SECOS

Parece que la Navidad llama cada vez más fuerte a nuestra puerta. El turrón y los villancicos en el supermercado, las bajas temperaturas por las calles y el afán por comprar que se respira en las tiendas, hasta parece que van a desaparecer los productos. Pero en otoño hay que darle a los frutos secos, y no sólo en otoño, sino durante todo el año.

Es normal ver en alguna esquina de las ciudades, el típico puesto de la castañera, con ese olor que desprende a brasas y a madera. Aficiónate a la castaña o a las nueces, que también se consumen bastante en esta época. Nueces, almendras, castañas…cualquier fruto seco, además son perfectos para la memoria.

Ingredientes:

– Un pollo entero
– 2 naranjas y 1 limón
Frutos secos (sobre todo nueces)
– Sal, vino blanco y aceite

Preparación:

Pongamos en una bandeja el pollo, con piel y todo que después esa parte cuando esté tostada es una maravilla comerla. Añadimos las naranjas a la mitad y el limón dentro del pollo. Los frutos secos (o crudos) los podemos añadir antes o durante el horneado. Ponemos el horno a 200 grados mientras se calienta y después metemos el pollo. Una vez dentro, lo rociamos con vino y zumo de naranja justamente a mitad de horneado. Ahí es cuando podemos añadir también los frutos secos para que no se nos quemen. Tras 40 minutos en el horno (lo podemos ir controlando), sacar y disfrutar, ¡ay esa piel crujiente!

Si eres judío (o si no te gusta el pollo), el cuarto jueves de noviembre se celebra ThanksGivingDay por lo que el pollo se puede sustituir por pavo, ¡qué polifacéticos somos en Tello!

VARIADO DE QUESOS

No sé a vosotros, pero lo de picotear es una cosa que a mí me encanta. Está claro que hay que hacerlo de una forma controlada, pero es cómodo, rápido y como dice mi madre “se ensucia muy poco”, por lo que la receta de esta vez no puede ser más sencilla.

Una amplia variedad de quesos, desde el más tierno y desde el punto de vista nutricional el menos graso, hasta uno de oveja, pasando por un Semicurado de Peñavieja.

Saca la tabla de cortar, un buen cuchillo de queso, unos platos pequeños y que fluya la conversación con tus amigos o tu familia, porque este tipo de cenas son perfectas para hablar, hablar y hablar hasta acabar lo que tenemos en la mesa. Un consejo, ¡vete enfriando un vino blanco!

Ingredientes:

– Queso Tierno Peñavieja
– Queso Oveja Curalmayor
– Queso Semicurado Peñavieja
– Nueces, almendras
– Picos de pan

Preparación:

Muy sencillo, coger una cuña de cada queso (según comensales) e ir partiéndolo. Que la gente coja y lo acompañe de frutos secos o picos de pan, según gustos. Un consejo, el de oveja comerlo la primera vez solo, para que podamos percibir todo el sabor que tiene.

Conveniente solo llevar una cuña, ya iremos a por más, o nos arriesgamos a quedarnos sin queso en los primeros 15 minutos.