LAS CARRERAS DE 5 KILÓMETROS, UN RETO POSIBLE

Una carrera de 5 kilómetros es un reto posible. Todo depende de nuestra preparación y sacrificio y por ellos, hoy te queremos proponer algunas cosas a tener en cuenta para que cumplas con éxito tu objetivo.

Correr nos hace fuertes y una prueba como esta nos aporta salud para entrenar y ejercitarnos. Correr para lograr la fortaleza física y mental, y si además le damos un aporte solidario apuntándonos a alguna carrera que destinen sus beneficios a alguna causa benéfica, sabremos que no sólo estaremos corriendo por nuestro bienestar, sino por ayudar a otros que lo necesitan.

Este espíritu e ilusión es lo que nos motivará a empezar a correr para conseguir nuestro objetivo y después de lograrlo irán viniendo más, eso es seguro.

Ya has hecho lo primero y más importante para superar ese reto de los 5 kilómetros. Ahora visualiza ese objetivo, ya que será la mejor forma que puedas luchar por él. Piensa en el público alentando a todos por igual como si se tratara de un maratón olímpico. Esos aplausos que recibirás durante la prueba y que serán igual de fuertes y motivadores tanto para los primeros como para los deportistas más rezagados.

Ahora, te planteamos otra serie de consejos que seguro que te vienen bien para completar tu objetivo:

  • Créetelo

Antes de plantearte el objetivo. Mentalízate que es REAL y se puede conseguir a base de esfuerzo.

  • Planifica

No te pases de forma. Aunque a veces se dice “Mejor que sobre y que no falte”, aquí es mejor llegar con hambre. Hay que entrenar pero también hay que tener en cuenta que un buen descanso es un buen entrenamiento. ¡No lo olvides!

  • Sin Obsesiones

Hasta el día de la competición no debes preocuparte por la carrera, la competición es un premio. Ese día llegará el momento de demostrar lo que has entrenado y lo que vales. Las obsesiones producen tensiones y terminan por debilitarte.

  • Últimas Tecnologías

Cuida tu material y sácale el máximo provecho. Calzado, pulsómetro, Bebidas isotónicas….

  • Entusiásmate

Realiza entrenamientos con referencias mediante las que notes que mejoras. Tienes mucho margen de mejora y eso te motivará.

  • Comparte tu ilusión

No hace falta ser pesad@, pero cuenta a tu gente tu objetivo. Esto ayudará a motivarte. Todos te preguntarán “cómo lo llevas” y no tendrás más remedio que entrenar. 

  • No entrenes más de una hora

Si eres novat@ comienza con distancias cortas. Verás cómo un día el organismo y la mente te piden aumentar la cantidad y calidad de los entrenamientos. Recuerda que corres principalmente por ti y por tu bienestar.

  • Visualiza la carrera

Tienes que conocer dónde estarán las mayores facilidades o el hándicap a tener en cuenta: Recorrido, climatología, alimentación, hidratación… 

  • No corras sol@

Corre con alguien de tus mismas condiciones y que sepas que puedes correr al mismo ritmo, e incluso más fuerte. 

  • Disparo de Salida

¡Tranquil@! Controla tus emociones. Busca tu sitio en la carrera, acomoda el ritmo y mantenlo constante.

Piensa en lo bien y duro que has entrenado y que llegas en plena forma física y mental. Y, en los momentos de debilidad recuerda que tu gente te estará esperando en línea de Meta.

¡Ahora te toca a ti darlo todo!

Echa el resto, esprinta, acelera y celebra tu éxito.

Y sobre todo, DISFRUTA

Si te ha gustado este post, quizás te pueda interesar:

Correr en Verano: La Hidratación

Corre, Descansa, Repite

Estirar, la mejor forma de prevenir lesiones

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *