DESMONTANDO MITOS: HIPERTENSIÓN Y CERDO.

blog_tello_recetas286

Seguro que has oído hablar de la Hipertensión. Pero, ¿Sabes en qué consiste la hipertensión y qué la causa?
Aunque no se suelen presentar síntomas aparentes, más del 20% de la población mundial sufre hipertensión. Es conocida como una de las enfermedades silenciosas, lo cual la hace cada vez más peligrosa y trae consigo complicaciones sobre el sistema cardiovascular o el riñón. La hipertensión se da en nuestro cuerpo cuando la sangre que viaja por nuestras arterias lo hace a una presión mayor de lo normal, haciendo que nuestro corazón trabaje más en la fase de bombeo.

¿Qué la suele causar? Uno de los mecanismos desencadenante se da en los riñones. Nuestros riñones controlan el volumen de agua circulante y la cantidad de sal que tiene nuestro cuerpo. A mayor cantidad de sal, mayor cantidad de agua retenemos y este hecho hace que nuestra presión arterial se dispare debido a una mala circulación gracias a la retención de agua.

¿Cómo se controla la hipertensión? Una de las pautas básicas que los médicos suelen marcar es el control de la sal en las comidas y en los alimentos que solemos comer a diario. Uno de los mitos, que desde años hemos oído, es que la carne de cerdo es uno de los alimentos no recomendados para este tipo de pacientes cuando no es así. Numerosos estudios demuestran que la carne porcina es una de las más beneficiosas para controlar los niveles de hipertensión en nuestro cuerpo. Gracias a sus niveles tan equilibrados de sodio y potasio, la hacen una gran aliada frente a otros tipos de carne para regular la circulación, la retención de líquidos y el nivel de sal. El nivel de potasio en la carne de cerdo es mayor en comparación con otras carnes y nos ayuda a sacar la sal de las células, disminuyendo así la presión del agua en las arterias por las que viaja nuestra sangre y facilitando así el trabajo a nuestro corazón.

Como veis el conocimiento nos hace más fuertes para cuidar nuestra salud, disfrutar de la vida y compartir todos aquellos placeres como la carne de cerdo en nuestra dieta. ¿Te queda algún mito que quieras desmontar? ¡Sigue nuestro blog!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *