¿LA CARNE FRESCA PUEDE VARIAR DE COLOR?

blog_tello_recetas247

Como hemos comentado alguna vez la industria cárnica trabaja constantemente para que los envases de conservación de los productos cárnicos cada vez sean más óptimos, para que las etiquetas reflejan el estado de la carne que alberga el interior del envase.. pero hasta tener etiquetas inteligentes debemos seguir recurriendo al conocimiento sobre los alimentos y el consumo diario de productos tan cotidianos como la carne. Evidentemente el color y el olor de la carne suele ser decisivo para comprar tanto en mostrador como en bandeja pero.. ¿La carne fresca siempre tiene el mismo color? La molécula que se encarga de dar color a la carne se llama mioglobina, una proteína que tiene un grupo hemo que nos da un color u otro. Esta molécula a estar en diferentes ambientes responde con tonalidades diferentes, sobretodo dependiendo de su envasado:
El color cercano al púrpura, suele aparecer cuando no está en contacto con oxígeno, lo solemos encontrar en productos cárnicos al vacío.
Cuando la carne entra en contacto con el oxígeno es normal observar un color rojo brillante, lo solemos encontrar en carnes frescas en bandejas de los super.
Cuando estamos ante un mostrador la carne tradicional toma un color cereza muy atractivo, y es el color ideal para saber su buen estado, es debido al contacto con el monóxido de carbono.
Desde Tello, os aconsejamos huir del mal olor y del color verdoso o grisáceo, ¡exige siempre frescura!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *