LIMPIAR Y ENCENDER LA BARBOCOA

blog_tello_recetas85

Se nos va Julio…. pero llega Agosto! Aqui la pregunta del viernes es la siguiente ¿Dónde hacemos hoy la barbacoa en tu casa o en la mia? Sin duda, da igual dónde la hagamos ya que lo importante siempre es con quien la disfrutaremos. Hoy en el apartado dedicado a la gastronomía, no podemos despedir Julio sin acordarnos de esas tareas un tanto tediosas pre y post baracoa… !No¡ No es dónde elegir la carne, sabemos que tenéis claro que en Tello disponemos de las mejores, hablamos de el encendido y la limpieza de la parrilla o barbacoa. Esas tareas que se hacen en menos compañía. Y todos sabemos porqué. Aquí te dejamos algunos consejos desde nuestra experiencia: Encender la barbacoa: Lo primero que tienes que tener en cuenta al disponer el carbón, es dejar hueco entre ellos para dejar que pase en aire y que la llama se avive sola, lo más efectivo es hacer una especie de montañita hueca con el carbón. Puedes elegir entre pastillas, geles, líquidos o papel para prender el fuego. Te aconsejamos especial precaución con los líquidos inflamables ya que pueden descontrolar la llama y hacer que te lleves un buen susto. Un truco es usar piñas de pino para prender y conseguir un buen fuego. Algo natural, seguro y asequible que te asegurará el mejor de los fuegos. Después de disfrutar de este delicioso ritual llega el momento de recoger y limpiar la barbacoa.
Aprovechando que las brasas aún estén encendidas o calientes, podemos utilizar un limón como truco para desengrasar y eliminar los restos de comida adheridos a las varillas de la parrilla, algo importante de eliminar para nuestra salud y alimentación. El limón es un remedio bastante útil ya que dispone de un poder antigrasa fuerte. Si hacemos este pequeño truco, solo nos quedará pasar la parrilla por agua y jabón con un estropajo para dejarla estupenda y seguir con nuestro verano.

Dejanos un comentario y cuentanos cual es tu truco para conseguir las mejores barbacoas, nosotros te
los contamos todos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *