MOVERSE EN MOVIMIENTO

blog_tello_recetas141

Valga la redundancia, pero es verdad, no hace falta ponerse un día en el calendario para moverse.

Desde Tello os hablamos hace unas semanas sobre el “moverse”, lo importante que es hacer una actividad física, un ejercicio o un deporte, pero también nos podemos mover en movimiento. Está claro que mover nos movemos, pero movernos más de la cuenta y no por inercia.
Podemos hacer unos sencillos ejercicios, una de “levantar la pierna”, estirar el tronco y cuatro cosas más para no oxidar nuestro esqueleto y nuestro músculos. A ver, estate atento que no pienso hacer tutorial de youtube con las posturas que tengo miedo escénico:

Flexiones: ayudaremos a ejercitar los brazos y el abdomen. Eso sí, el abdomen apretado siempre.
Extensión de extremidades: boca abajo, levantar brazos y piernas a la vez siempre teniéndolos estirados.
Abdominales: puedes hacer los que más te apetezcan, pero que el abdomen se contraiga y se estire.
Desplazamientos: manos en jarras, estirar una pierna y bajar la de atrás, como si diésemos un paso pero agachándonos.
Brazos a volar: esto es para mover los hombros. Brazos adelantes, atrás, movimientos giratorios y todo lo que quieras para que el hombro sea el eje en movimiento.

Estarás cansado, bebe agua y continuamos.
No sé a vosotros pero esta clase de ejercicio me ha dejado agotado, simplemente explicándolo, no te digo yo si me pongo a hacerlo. Pero antes o después me tendré que poner a ello, ¡la Navidad nos pisa los talones!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *