NUGGETS TELLO CASEROS

blog_tello_recetas54

Nos aventuramos a decir que a todos nos encanta, en mayor o menor medida la comida rápida. Algunos sueñan con hamburguesas, otros con pizzas… pero hoy en Tello soñamos con Nuggets caseros. ¡Eso sí! Los más saludables del mundo si los haces tú! Cuidando con Tello la alimentación de toda tu familia.

La receta de los Nuggets no supone un reto culinario casi para nadie, por ello hoy queremos explicaros un poco más acerca del origen de este riquísimo plato o tentempié. La palabra “Nuggets” significa “pepita” y hace referencia al pequeño tamaño y porción del alimento cocinado. Pepitas de pollo, si lo prefieres. Se originaron en EE.UU en los años 50 cuando Robert C. Baker, profesor de la universidad de Cornell especializado en tecnología de los alimentos, los presentó como un proyecto de clase. Desde ese momento se extendió, no sólo por los campus de EE.UU, sino por todos los hogares como un elemento más para compartir disfrutando de las comidas. Irresistibles para niños y no tan niños, hoy os traemos unas pautas caseras para hacer los mejores Nuggets de la historia de vuestra casa. Dejamos atrás los precocinados y volvamos a lo natural? Nuggets 100% saludables.

1. Lo primero será limpiar las pechugas Tello y picarlas hasta que estén totalmente trituradas.
2. Mezclamos la carne picada con queso crema y una pizca de sal hasta dejar una masa.
3. La parte más divertida, es hacer pequeñas porciones y empanarlas con harina, huevo y pan
rallado. Lo mejor es solo tener una capa de rebozado para que absorban menos aceite.
4. Calentamos el aceite y los vamos friendo en tandas pequeñas. Es importante que el aceite no esté
muy caliente, así evitamos que se queden tostados por fuera y crudos por dentro. Mejor usar una
temperatura media.
5. Al retirarlos es importante depositarlos en una bandeja con papel absorbente de cocina para así
disfrutar del sabor genuino del pollo y del queso. Listos para disfrutar.
Esta noche ya tenemos receta, ¿Te animas con Tello?

¡Buen provecho!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerdo desmigado con salsa barbacoa

cerdo-desmigado-con-salsa-barbacoa01

Te traemos una nueva forma de cocinar a nuestro amigo el porcino, Pulled de cerdo con salsa barbacoa o dicho de otra manera, cerdo desmenuzado con salsa barbacoa. Una receta para chuparte los dedos que podrás servir en un delicioso sándwich aunque necesitaras un tenedor para ayudar.
Empecemos por el principio,

¿qué necesitas?

En primer lugar un buen pedazo de carne de cerdo de unos 1300g, importante que intercale partes magras con otras un poco más grasas de esta forma no se secará. El cuello o la cabeza de lomo son una estupenda opción. Una vez elegida la carne deberás contar con 200ml de zumo de naranja, 200 ml de caldo de pollo y 3 cebollas.

Una vez elegida la carne debemos marinarla, para lo que necesitaremos: 3 cucharadas de pimentón, 2 de orégano, 3 de azúcar moreno, otras 3 cucharadas de mostaza antigua y 3 dientes de ajo machacados. Dispondremos todos los ingredientes en un mortero para machacarlos, después se lo añadiremos a la carne de forma que esta se empape bien y lo calentaremos al horno a 120º. Si quisieras puedes dejar reposar la mezcla unas horas en la nevera.

Una vez la mezcla haya reposado en el horno pondremos el cerdo en una fuente de junto con el zumo de naranja, el caldo de pollo y las cebollas partidas por la mitad. Lo dejaremos hornear unas 6 u 8 horas hasta que la carne se pueda separar fácilmente con un tenedor.
Cuando la carne esté lista la desmenuzaremos y apartaremos los trozos de más grasa. En cuanto a los jugos, mezclaremos la carne con 3 o 4 cucharadas del jugo de la misma y lo guardaremos en la nevera y el resto lo pondremos aparte.

¿Lo tienes todo?

Comencemos con la salsa. Con la carne lista reposando en la nevera es hora de ponerse con la salsa barbacoa, para la que necesitaremos mezclar en un recipiente: 6 cucharadas de kétchup y otras 6 del jugo horneado (limpio de grasa), añadiremos 4 cucharadas de vinagre de manzana y otras 4 de azúcar moreno. Posteriormente añadiremos la carne y salpimentaremos al gusto.

¡Ya esta listo!

Te recomendamos que a la hora de servir calientes la carne y la sirvas junto a un pan blando, tipo brioche, acompañado de las cebollas marinadas.
Esta deliciosa receta reinventará tu concepción del sándwich y lo cierto es que es bastante sencilla, aunque su mayor inconveniente está para los más ansiosos pues es una receta que requiere su tiempo y que además cuanto mayor sea el tiempo de preparación mayor será la potencia del sabor.

¡Buen provecho!

cerditoo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *