CARNE PICADA… CÓMO CONGELARLA SI VIVES SOLO.

blog_tello_recetas205

Comenzamos una nueva semana en el Blog de Tello! Hoy os traemos un truco práctico para poder conservar y congelar la carne picada de una forma sencilla, útil y saludable.

Como sabéis la carne picada es un alimento que solemos usar en muchas recetas como relleno en lasañas, empanadas, pasteles de carne, para nuestras hamburguesas caseras, croquetas o albóndigas. Su utilización tiene un sinfín de formas y sabores, pero a veces no sabemos conservarla bien refrigerada y al ser picada en pequeñísimos trozos su descomposición es más rápida que otras carnes y se nos echa a perder.

Si vives en familia con niños, seguro que las cantidades que usáis para elaborar las recetas son mayores pero el problema viene cuando vives solo. Estas fuera de casa, trabajando todo el día o simplemente no eres uno de los mejores cocineros y estas aprendiendo cada día. Este truco va para vosotros.

Aprender a congelar es importante, como ya hemos visto varias veces en el blog. Igual de importante resulta cocinar las carnes lo más pronto posible cómo congelarlas para mantener todos sus nutrientes óptimos.

A la hora de congelar, uno de los problemas que nos presentan más dudas es calcular la cantidad adecuada en las raciones de congelado para optimizar la pieza o la cantidad que hemos comprado en la carnicería. Si estamos con filetes, la decisión resulta un poco más sencilla; dos o tres filetes por persona y ración si vives solo, pero la carne picada… ¿Cuantos gramos congelo? ¿Qué ración necesitaré para una lasaña o alegrar una pasta?.. Se vuelve un poco más complicado si no tienes cierta experiencia. La solución es congelar la carne picada en raciones individuales, en un formato plano que no ocupe mucho sitio y así poder administrarlas sin necesitar envases especiales, siguiendo un proceso sencillo.

Para ello solo necesitas una bolsa de congelación, ponemos la carne mezclada como te apetezca dentro, la cerramos bien y la aplastamos para que quede plana. Dando una forma cuadrada o rectangular como la bolsa.

El segundo paso es con ayuda de un palo de madera del tipo que usamos para las brochetas, marcamos unas porciones de unos 100gr, ¿Como sabemos los gramos? Divide la cantidad que has comprado y metido en la bolsa entre 100 y sacarás las porciones a hacer. Con la brocheta iremos apretando sobre la bolsa y haciendo una cuadrícula.

Después de congelarla tendrás porciones de carne picada ideales para hacer hamburguesas y podrás usar solo aquellas raciones que necesitas dejando las demás en el congelador sin desperdiciar nada.

¿Qué te ha parecido nuestro truco?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *