CORTES DE VACUNO

blog_tello_recetas216

Cuando hablamos de los diferentes tipos de corte dentro de la industria cárnica y la alimentación, estamos adquiriendo conocimientos no solo para reconocerlos, sino que además nos ofrece la posibilidad de saber sus cualidades específicas y sus mejores formas de cocinado para así sacar el máximo partido a la pieza, nuestra dieta y nuestra salud.

¿Preparados? Estos son algunos de los más conocidos por nuestros clientes:

? Aguja: “Ponme un kilo de filetes de aguja”, quién no lo haya pedido, estamos seguros de que lo ha escuchado en la cola del súper. Esta parte del vacuno es la zona entre el cuello y el lomo. Se caracteriza por un sabor suave, una textura jugosa y un corte con poca grasa. Sacarle el mejor partido, no nos supone un gran reto, ya que podemos prepararlos a la plancha, fritos, empanados y también es apta para guisar.
? Redondo: Los redondillos de ternera son conocidos en celebraciones familiares y fiestas, ya que supone una pieza de tamaño para compartir en una receta de asados, guisos o rellenos. Recibe su nombre por la forma y es una carne tierna, sin nervios y poca grasa, eso sí, algo seca. Por ello, Tello os recomienda cocinar con su jugo, con salsas o acompañamientos, como las verduras.
? Lomo: El lomo es una de las piezas más conocidas por todos, desde los más jóvenes hasta los más expertos de casa. En la ternera diferenciamos el lomo alto y el bajo. Son cortes limpios, tiernos y jugosos con poco aporte calórico. En el lomo, encontramos el Entrecot, que son los filetes que están entre las costillas, los suculentos chuletones son con hueso o el corte deshuesado que es ideal para elaborar el famoso roast-beed.
? Falda: La falda de ternera es muy común en la elaboración de guisos, estofados y carne picada para hamburguesas y albóndigas. Su carne es bastante gelatinosa y muy sabrosa, por lo que la hacen ideal para la elaboración de este tipo de recetas.

Estos son algunos de los mejores cortes de carne de vacuno pero si eres de los que solo sueles comer pollo, te alegrará saber que además, la carne de vacuno, y en especial la de ternera, contiene más de 14 nutrientes, ocho veces más zinc, seis veces más vitamina B12 y dos veces más hierro que otras carnes. En Tello, somos conscientes de que el equilibrio es la base para nuestra salud y que la variedad en nuestros menús es lo que nos aporta nuestro disfrute diario. ¡Buen Provecho!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *