LA ALIMENTACIÓN EN NAVIDAD

blog_tello_recetas107

Ahora que se acercan estas fechas tan significativas, desde la FEN queremos dedicar este post para hablar sobre la alimentación en estos días.

La Navidad es una época del año relacionada con cambios en nuestra alimentación, introducimos en nuestra dieta gran variedad de alimentos, incluso algunos que normalmente no aparecen en nuestras mesas el resto del año. Además, el número de platos aumenta a la hora de diseñar el menú navideño cambiando las raciones a un tamaño mayor al habitual.

Normalmente los menús que consumimos en las comidas y cenas de estas fechas son elevados en proteínas y lípidos suponiendo comidas de gran carga energética. El macronutriente que se nos “escapa” en estas comidas son los hidratos de carbono complejos, por ello hay que intentar equilibrar estas comidas con alimentos ricos en este nutriente.

El alcohol abunda en estos días, se tiende a consumir bebidas alcohólicas de alta graduación, las cuales aportan “calorías vacías” a nuestro organismo, es decir, aportan energía, pero no nutrientes. Es preferible optar por bebidas de baja graduación o fermentadas las cuales no solo aportan energía sino algún otro nutriente como vitaminas del grupo B y polifenoles.

Este desequilibrio nos lleva a Ingerir más energía de la que gastamos. En general tendemos a ganar un promedio de 0,5-1 kg de peso durante este periodo.

Pero, si seleccionamos bien los alimentos y se consumen unas raciones adecuadas se puede llegar a un equilibrio entre la ingesta y el gasto energético, sin necesidad de ganar peso.

Decálogo para estas Navidades:

1. Realiza 5 comidas al día.

2. Modera las raciones y cuida las cantidades.

3. No olvides estos grupos de alimentos: Legumbres, Verduras y Hortalizas y Frutas.

4. Come despacio y evita la sensación de pesadez o hinchazón.

5. Limita los alimentos ricos en azúcares y grasas.

6. Modera el consumo de alcohol.

7. Hidrátate, bebe agua.

8. No te olvides del ejercicio, ¡sal a caminar!

9. Disfruta del acto social que supone la comida.

10. El secreto: equilibrio, moderación, movimiento y buenos hábitos en familia.

Pasadas estas fechas debemos seguir consumiendo los distintos grupos de alimentos, ya que no hay ninguna dieta ideal para deshacernos de los excesos de la Navidad. Por ello para volver a la rutina debemos consumir de nuevo alimentos de todos los grupos, en su adecuada cantidad para lograr una dieta saludable: moderada, equilibrada y variada.

Las llamadas dietas mágicas, no son la solución para intentar controlar el peso, por su efecto yo-yo, pueden hacernos adelgazar rápidamente, pero recuperarlo más rápido aun e incluso superarlo, lo cual puede llegar a producir efectos perjudiciales para la salud.

Recordad que estas fechas son perfectas para los más pequeños, hay que aprovechar para que prueben otro tipo de alimentos, que normalmente no consumen durante el resto del año, por ello es imprescindible inculcar hábitos alimentarios y educar al gusto.

No debemos olvidar que el momento de la comida debe ser placentero, disfrutar de buena comida y de buena compañía, son los requisitos básicos para pasar unas felices fiestas.

¡La FEN y TELLO os desean Feliz Navidad!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *