¿UNA PIEL BONITA? NÚTRELA DESDE DENTRO!

blog_tello_recetas121

El aspecto, el color, la textura y la luminosidad de nuestra piel nos muestran en parte el estado de nuestra salud.

Hoy en día, sabemos que la alimentación influye en el aspecto de nuestra piel ya que hay estudios que dan evidencia que: incrementando el consumo de frutas y verduras a un mínimo de 5 raciones al día es posible cambiar el tono de la piel hacia un color más luminoso, bronceado y saludable. Los responsables de este efecto lifting son los carotenos, unos pigmentos orgánicos que le otorgan el color característico a alimentos como la remolacha o el pimiento rojo, y que además tienen función antioxidante. Actúan como escudo para reducir la oxidación de las células, ante los “ataques” de las radiaciones ultravioletas, el tabaco y el ozono.

Cada vez existe más evidencia científica de que la nutrición de la piel empieza en el interior a través de los nutrientes que consumimos de los alimentos como por ejemplo:

Cereales integrales y legumbres                                                                                                                                                                                                                                                                               Estos dos grupos de alimentos son ricos en vitamina B y con alto contenido en selenio un antioxidante fundamental para la elasticidad de la piel muy aliados también para el cabello y las uñas.

Pescado Azules de Temporada                                                                                                                                                                                                                                                                                 Gran fuente de ácidos grasos que son esenciales para el funcionamiento de los tejidos. Recomendamos sobre todo las anchoas, sardinas o los chicharros.

Semillas, Frutos Secos y Verduras                                                                                                                                                                                                                                                                           Las semillas de lino son una gran ayudante para controlar las líneas de expresión y aparición de manchas en la piel. Las semillas de girasol y las avellanas son ricas en vitamina E que actuarán como fuertes protectores de la luz solar. El zinc, clave que nos ayudará a mantener ese famoso colágeno, podemos encontrarlo en alimentos como el brócoli, las Coles, la Coliflor o la Calabaza, en general los alimentos de color naranja son ricos en vitamina A un gran aliado para nuestra piel.

images_0

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *