Entradas blog

LLEVA TU TUPPER DE EXCURSIÓN

La comida de tupper no tiene por qué estar asociada siempre al trabajo, sino que también puede estar relacionada con las excursiones, con esas jornadas con la familia en parajes naturales y que requieren de una comida fácil de transportar y que no tenga necesariamente que estar caliente. Llega el verano y el cuerpo nos pide comida más sencilla y ligera, ensaladas de lechuga o de pasta, incluso de legumbres, embutidos para picar, verduras y hortalizas de temporada

Hoy queremos ofrecerte un par de recetas para tupper, sanas, sencillas y rápidas, perfectas para llevar a una excursión al campo o a la playa. Y, por supuesto, que no falten los productos Tello de primera calidad en ellas.

Habas con Jamón

Ingredientes

  • 350 gr. de habas
  • 2 cebollas tiernas (también valen cebolletas)
  • 200 gr. de Jamón Serrano Tello
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Sal

Elaboración

  1. Cortamos las cebollas en trozos pequeños.
  2. Calentamos una sartén con aceite de oliva y añadimos las cebollas y las habas.
  3. Condimentamos un poco de sal y rehogamos a fuego lento durante unos 20 o 25 minutos hasta que las habas estén tiernas.
  4. Cortamos las lonchas de jamón en pequeños cuadrados.
  5. Cuando las habas estén tiernas, añadimos el jamón serrano y lo rehogamos todo junto hasta que las habas se doren un poco.

Ensalada de canónigos y alcachofas con pechuga de pavo 

Ingredientes

Elaboración

  1. Preparamos los canónigos.
  2. Mezclamos los canónigos con las alcachofas.
  3. Cortamos la pechuga de pavo en cuadrados y los añadimos a la ensalada.
  4. Cortamos el huevo duro en rodajas y lo añadimos a la ensalada.
  5. Aliñamos la ensalada con aceite de oliva y sal justo antes de comer

Prepara estas ricas recetas y disfrútalas viajando.

¿Qué recetas sueles preparar para llevarte de excursión? Cuéntanoslo.

¡Gracias por leernos!

VENTAJAS DE LOS PRODUCTOS DE TEMPORADA

Hoy en día estamos acostumbrados a acudir a nuestro comercio habitual y encontrar siempre lo que queremos en cualquier época del año, pero lo cierto es que hay productos que sólo se dan de forma natural en su temporada y es en ese periodo de tiempo en el que destacan por su calidad, sabor y se encuentran en su mejor momento.

Las ventajas de comer productos de temporada son muchas:

  • Los alimentos de temporada son alimentos que poseen unos niveles nutricionales óptimos. Aportan sus minerales, nutrientes y vitaminas en su totalidad y son, en definitiva, alimentos más completos cuando se consumen en el periodo adecuado.
  • Son alimentos que se ven mejor, tienen una textura más agradable y, sobre todo, poseen un sabor más intenso.
  • Son también un producto más saludable, ya que no ha sido necesario hacerlos crecer y madurar de forma artificial. Se han dado de forma más natural y, por lo tanto, son productos más sanos.
  • Otro elemento importante a tener en cuenta es que cuando un producto está de temporada hay más cantidad de él en el mercado, por lo que repercute en su precio. Comer de temporada no sólo es más sano, sino que además es más barato.

Pero, ¿cuáles son los productos de temporada que podemos encontrar en el mes de agosto?

Los melocotones, las nectarinas y las ciruelas son de las frutas más populares durante los meses de vacaciones, sobre todo por su intenso sabor. Son también las últimas semanas de las ciruelas y picotas. Los bosques comienzan a madurar sus frutos durante el verano y empieza la temporada de frambuesas y arándanos, además de las primeras moras.

Posiblemente las estrellas de agosto sean los melones y sandías. Tanto como postre o como primer plato, con deliciosas lonchas de jamón serrano, el melón es una de las frutas que más triunfan en estos meses de estío. De la misma manera, la sandía es perfecta para postres y para granizados, dado su alto contenido en agua y su dulce sabor, que se potencia al tomarse fresca.

Por último, nos trasladamos a la huerta donde comienzan a madurar las berenjenas, los calabacines, pepinos y pimientos. Y, por supuesto, la gran estrella, el tomate. El gazpacho y el salmorejo son platos fundamentales de la dieta mediterránea durante el verano, no sólo porque se toma fresco, sino porque es cuando los tomates están más dulces y sabrosos. Y si además añadimos unos taquitos de jamón serrano se convierte en un verdadero manjar.

Parte de una dieta sana es comer de temporada. No sólo aportaréis variedad en vuestra alimentación, sino que lo agradecerá vuestro paladar, vuestro cuerpo y vuestro bolsillo.

EL BRUNCH COMO PLAN DE FIN DE SEMANA

Casi sin darnos cuenta, el brunch se ha colado en la vida de los españoles y se ha convertido en un habitual. A medio caballo entre el desayuno tardío y el aperitivo temprano, el brunch es una propuesta para disfrutar en compañía alrededor de una mesa y disfrutar de la comida. Lo que pusieron de moda series de televisión como “Sexo en Nueva York” ha acabado por convertirse en una oferta gastronómica más en un país como España en el que, si de algo sabemos, es de buena cocina y de compartir momentos con los que más queremos.

Cada vez hay más restaurantes que ofrecen esta modalidad en el servicio, adaptándose a esta tendencia que ya lleva casi una década de moda en la cultura gastronómica española. Pero, ¿qué es lo que define un buen brunch?

Un brunch es una comida que se disfruta a media mañana sustituyendo al desayuno. No es tan contundente como la comida del mediodía, pero sí que tiene mucho que agradecer a la tradición europea, con más de un plato y fuerte presencia de embutidos, huevos, pan tostado, mermeladas, cereales, frutas y lácteos.

El brunch también es, típicamente, una comida de fines de semana. Dada su naturaleza única, y que se celebra a media mañana, es la excusa perfecta para quedar con los amigos y disfrutar de su compañía sin que necesariamente tengamos que esperar al típico aperitivo de justo antes de comer.

Además, el brunch tiene asociado un componente de innovación culinaria importante, ya que se presta a la creatividad, a ofrecer platos interesantes y a experimentar con las texturas y los sabores. La amplia diversidad de productos que se sirven en esta comida tan especial la hacen idónea para intentar nuevas combinaciones y en hacer hincapié en las presentaciones de los platos. Lo dulce y lo salado se juntan para crear una experiencia única y cada vez más restaurantes se apuntan a la moda de los brunch, cubriendo un hueco de comidas que hace diez años no existía.

El brunch es una comida que se adapta a todo tipo de paladares (excepto aquellos más madrugadores) y que encaja tanto para aquellos que disfrutan con un zumo de frutas, como con tostadas con mermelada, huevos revueltos, cereales o, por supuesto, deliciosas lonchas de jamón serrano o fina pechuga de pavo.