¿MERIENDAS SALUDABLES Y NUTRITIVAS? NO TE LAS PIERDAS

Arranca la vuelta al cole y con ella las meriendas en el coche, al salir de clases al llegar a casa… Dentro de la dieta mediterránea la merienda es una comida esencial que aporta los nutrientes necesarios después de una jornada de estudio o de trabajo. Y Es que la merienda no está reservada para los niños, tú también puedes merendar.

La bollería industrial se ha convertido en una solución para las meriendas de tus hijos. Pero lejos de ayudar y aportar nutrientes son perjudiciales. Su alto contenido en grasas y azúcares, así como la gran cantidad de aditivos que poseen estos productos, son perjudiciales para la salud y un factor de riesgo en la obesidad infantil.

Antonio Villarino, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, recomienda la elección de piezas como el jamón serrano, el lomo embuchado, el jamón cocido o el pavo. Estos alimentos son ricos en vitaminas del grupo B y minerales.

En tu cesta de la compra recuerda incluir embutidos poco procesados y aquellos que contengan pocos aditivos.

La importancia del pan

La elección del pan definirá la calidad nutricional de este clásico de las tardes. Elegir pan de fermentación lenta, elaborado a base de harina integral favorecerá una lenta digestión y favorecerá la absorción de nutrientes. Así mismo, los panes a base de trigos o cereales como el centeno, la espelta, los panes de semillas o incluso aquellos con frutos secos son una excelente y variada opción. ¡Apuesta por los procesos tradicionales y aléjate de los conservantes!

Llegó el momento de preparar la merienda

Haz las meriendas de tus hijos más nutritivas incluyendo verduras. Las rodajas de tomate y hojas verdes como rúcula, espinaca fresca o lechuga serán perfectas para hacer las meriendas más completas.

Dale más sabor y textura a los bocadillos con un clásico de la dieta mediterránea: Untar el pan con tomate y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Nuestra propuesta

  • El irresistible bocadillo de jamón serrano

Además de nutritivo, el bocadillo de jamón serrano Tello está delicioso. Para hacerlo aún mejor, te proponemos añadir al plan un chorrito de aceite de oliva virgen y untarlo con tomate. Dale el toque con unas hojas de rúcula. ¡Le encantará!

  • Queso fresco y jamón cocido, el toque fresco de la tarde

 

El queso fresco es bajo en calorías y ayuda a eliminar grasa del cuerpo, por lo que este bocadillo se vuelve muy nutritivo. Escoge un pan integral y échale un chorrito de aceite. Añádele pequeñas rodajas de queso fresco junto con el jamón cocido Tello. Puedes incluir pequeñas rodajas de tomate cherry para hacerlo aún más sano. ¡Una opción fresca y saludable!

  • Pavo braseado, una merienda sana y sabrosa

 

El pavo braseado Tello es uno de los productos más sanos para tus meriendas ya que es bajo en grasa. Coloca las lonchas de pavo braseado junto con el queso fresco y unas hojas de espinaca fresca. Puedes darle un toque de plancha al plan para hacerlo más crujiente. ¡Estará riquísimo!

Esperamos que estos consejos te ayuden a hacer de la merienda una comida equilibrada, nutritiva y muy sabrosa. No olvides compartir con nosotros tus recetas y experiencias a través de nuestras redes sociales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *