MOTIVACIÓN, LA CLAVE PARA ALCANZAR TUS OBJETIVOS

Salir a correr no siempre apetece, hay veces que la vorágine del día te deja tan exhausto que no te alcanzan las fuerzas para ponerte las zapatillas deportivas y salir a hacer kilómetros. Pero tranquilo, la clave está en la motivación.

En el running tú eres tu mayor rival, por eso es bueno que te marques pequeños retos que vayas cumpliendo y superando poco a poco. Notarás como a medida que superas tus objetivos, a medida que corres un kilómetro más, te invade una gran sensación de victoria que te empujará a seguir adelante.

Encuentra tu objetivo diario

Debes fijarte unos límites, serás tú quien quite y ponga barreras. La mayor diferencia con otros deportes es que compites contra ti mismo. La estrategia que lleves en carrera será lo que te diferencie de otros corredores.

En este deporte, donde no alcanzan las piernas llega la mente, por eso es muy importante mantener una actitud positiva. Conocer tus límites y pelear por alcanzarlos es posiblemente, una de las mayores fuentes de motivación.

Correr te ayudará a organizar tus ideas

Si te has sumado al mundo del running notarás como te aporta muchas cosas buenas. Es un deporte muy beneficioso para tu salud mental, te desahoga ante los problemas, los relativiza. Cuando sales a correr te llevas tus problemas contigo, pero cuando llevas 15 minutos los empiezas a dejar atrás, les quitas hierro y te sientes más liberado.

Existen muchas formas de motivarte. Una de las más utilizadas es escuchar música, ya que te ayuda a mantener el ritmo en carrera y no hay nada como dejarse llevar por los ritmos y sensaciones que el cuerpo experimenta cuando escuchas tus canciones favoritas.

Entrenar en compañía puede ser una gran motivación. Y es que el running no tiene que ser un deporte solitario. Salir a correr con otros corredores es tremendamente positivo y motivacional. Por un lado, te ayudará a mejorar ya que hay alguien que tira de ti y sirve de estímulo al resto del grupo. Pero además compartirás sufrimientos y recuerdos que seguro, serán muy gratificantes.

Pero no lo olvides, correr sólo también es necesario ya que es en esos momentos cuando aprendes a escuchar tu cuerpo y a ser consciente de tus propias sensaciones al correr, al pisar y al respirar.

Otra forma de encontrar motivos para salir a correr es tener un horario de entrenamientos que te resulte cómodo y útil. Lo buenos de entrenar por la mañana es que activarás tu cuerpo y mente para ser más productivo en el trabajo. Mientras que entrenar por la tarde, te ayudará a canalizar la carga negativa que tenemos después de un largo día. ¡Tú decides!

Desde Grupo Tello Alimentación te animamos a ponerte en forma y sumarte a la vida activa.

No dudes en compartir con nosotros tus fotos y consejos sobre entrenamientos a través de nuestras redes sociales.

Muchas gracias por leernos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *