EL BRUNCH COMO PLAN DE FIN DE SEMANA

Casi sin darnos cuenta, el brunch se ha colado en la vida de los españoles y se ha convertido en un habitual. A medio caballo entre el desayuno tardío y el aperitivo temprano, el brunch es una propuesta para disfrutar en compañía alrededor de una mesa y disfrutar de la comida. Lo que pusieron de moda series de televisión como “Sexo en Nueva York” ha acabado por convertirse en una oferta gastronómica más en un país como España en el que, si de algo sabemos, es de buena cocina y de compartir momentos con los que más queremos.

Cada vez hay más restaurantes que ofrecen esta modalidad en el servicio, adaptándose a esta tendencia que ya lleva casi una década de moda en la cultura gastronómica española. Pero, ¿qué es lo que define un buen brunch?

Un brunch es una comida que se disfruta a media mañana sustituyendo al desayuno. No es tan contundente como la comida del mediodía, pero sí que tiene mucho que agradecer a la tradición europea, con más de un plato y fuerte presencia de embutidos, huevos, pan tostado, mermeladas, cereales, frutas y lácteos.

El brunch también es, típicamente, una comida de fines de semana. Dada su naturaleza única, y que se celebra a media mañana, es la excusa perfecta para quedar con los amigos y disfrutar de su compañía sin que necesariamente tengamos que esperar al típico aperitivo de justo antes de comer.

Además, el brunch tiene asociado un componente de innovación culinaria importante, ya que se presta a la creatividad, a ofrecer platos interesantes y a experimentar con las texturas y los sabores. La amplia diversidad de productos que se sirven en esta comida tan especial la hacen idónea para intentar nuevas combinaciones y en hacer hincapié en las presentaciones de los platos. Lo dulce y lo salado se juntan para crear una experiencia única y cada vez más restaurantes se apuntan a la moda de los brunch, cubriendo un hueco de comidas que hace diez años no existía.

El brunch es una comida que se adapta a todo tipo de paladares (excepto aquellos más madrugadores) y que encaja tanto para aquellos que disfrutan con un zumo de frutas, como con tostadas con mermelada, huevos revueltos, cereales o, por supuesto, deliciosas lonchas de jamón serrano o fina pechuga de pavo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *