CÓMO VOLVER A LA REALIDAD DESPUÉS DE LAS FIESTAS Y NO MORIR EN EL INTENTO

Volver a la realidad después de las vacaciones nunca es fácil. Eso lo sabemos todos. Si has desconectado demasiado, es posible que te notes más perezoso o perezosa, que volver a tus hábitos alimenticios sea más complicado de lo habitual o que tus rutinas deportivas ya no sean tan llevaderas como lo eran antes. Tranquil@, es normal que todo te cueste más de lo habitual estos días. 

Por suerte, hay algunas ideas que pueden hacerte estas semanas mucho más llevaderas. No te pierdas esta lista porque estamos seguros de que te va a venir genial.

Hidrátate bien para eliminar líquidos y toxinas

Que en Navidad o en verano bebemos más bebidas alcohólicas o azucaradas que en otras fechas del año es algo que ya sabíamos. Por eso es necesario tomar al menos 2 litros de agua al día para eliminar esos líquidos y toxinas que llevamos dentro. Recuerda que el agua no engorda y que nos ayuda a depurar nuestro organismo. Así que este es un consejo muy-muy importante.

Pon el foco en la alimentación

Con la de comidas con familiares y amigos, los fritos, los turrones, el roscón de Reyes, los polvorones y todos esos excesos con los que acostumbramos a mimarnos en vacaciones, es posible que necesitemos un pequeño plan de choque que nos ayude a limpiar nuestro cuerpo y nuestra dieta. Aquí nos ayudarán los alimentos altos en fibra. Las frutas como el pomelo y las verduras de hoja verde pueden ser grandes aliadas. Y si te pica el gusanillo entre horas, recuerda que siempre puedes elegir alimentos ligeros (como los de nuestra gama Sano, sano) en lugar de otros grasientos, por ejemplo.

El gimnasio no lo es todo

Los propósitos de año nuevo disparan las nuevas matrículas en los gimnasios, pero recuerda que no son la panacea para tener unos hábitos de vida saludable. Si no puedes apuntarte para hacer algo de zumba, de spinning o de pilates, siempre puedes buscar el momento en tu semana para salir a correr o hacer pequeños cambios que te ayudarán a sentirte mejor: evitar el ascensor para subir y bajar escaleras a pie, dejar el coche en casa para ir en bici o andando al trabajo… Seguro que se te ocurren mil maneras de moverte un poco más y acomodarte un poco menos.

Seguro que con estos pequeños consejos puedes hacer que la vuelta a la realidad sea mucho más ligera. Y si tienes otros, no dejes de comentarnos en redes sociales 🙂 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *