Con la llegada de la primavera nos suele resultar más fácil hacer ejercicio. Lo que combinado con una dieta saludable nos proporcionará unos beneficios muy altos tanto físicamente como mentalmente.

Hoy, queremos contarte cómo llevar una dieta sana sin dejar de comer lo que más te gusta, la carne de cerdo. ¿Sabías que hay partes del cerdo que tienen menos grasa que el pollo? Las carnes magras del cerdo, como por ejemplo el lomo, tienen un bajo nivel de grasas y alto de proteínas. Además, otras carnes magras son también el solomillo y la paleta de cerdo.

La combinación en estas carnes magras de bajos niveles de grasas y altos de proteínas, las hacen ideales para una dieta sana y equilibrada. Pero, ¿qué es una dieta sana?

Una dieta sana consiste en combinar todo tipo de comidas para conseguir todos los nutrientes que nuestro organismo necesita, junto con la energía necesaria para pasar el día. Una dieta sana no consiste en perder kilos, aunque es uno de sus efectos, sino en encontrarnos bien tanto por dentro como por fuera.

Una de las propiedades más destacables de la carne de cerdo es su capacidad de saciar debido a su nivel de proteínas. Existen estudios que resaltan que los alimentos saciantes nos ayudan a perder peso porque esta sensación de saciedad nos ayuda a no comer entre horas.

La carne de cerdo tiene un alto contenido en nutrientes esenciales, y es tan rica en proteínas que 100 gramos equivalen a más de la mitad de lo que tu cuerpo necesita al día en proteínas. Además de proteínas y vitaminas, contiene minerales y aminoácidos que son buenos para la salud.

Comer carne de cerdo te ayudará a prevenir lesiones

Comer carne de cerdo a la hora de hacer deporte también tiene sus beneficios ya que la carne de cerdo contiene un alto porcentaje de vitamina B1. Esta vitamina, también conocida como tiamina, resulta esencial a la hora de prevenir lesiones, al regenerar los músculos y los tendones.

Algo a destacar es que hay dietas que se basan en la carne como alimento fundamental en la comida. Eso no quiere decir que las verduras y frutas no sean fundamentales sino que como comentábamos al principio una dieta sana consiste en una dieta equilibrado donde el consumo de todos los alimentos son importantes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *