Con el cambio de estación llega el cambio en la alimentación. Y es que con la primera no sólo llegan las tardes de sol, también una amplia variedad de sabores, colores y aromas que encontrarás al mejor precio gracias a su amplia oferta.

Con la llegada del otoño te contábamos cuáles eran los alimentos propios de esa estación y las ventajas de consumir productos de temporada. En este post realizaremos un recorrido por los alimentos que no pueden faltar en tu cocina y que aportarán a tu dieta gran variedad de nutrientes y propiedades.

Sabores primaverales

Frutas: llena tu cocina de color y sabor con las fresas, nísperos, cerezas, arándanos y albaricoques. Con este abanico frutal, podrás preparar unos batidos y smothies de infarto, perfectos para refrescarte y cargar pilas para disfrutar la primavera como se merece.

Verduras: con el inicio de la primavera llegan las primeras remesas de habas, que, aunque son de menor tamaño te darán mucho juego y serán un gran aporte de fibra. Pero también, llega la temporada de los guisantes, perfectos para combinarlos con unos taquitos de jamón serrano Tello, o los espárragos trigueros, que envueltos en jamón ibérico de Cebo Tello son todo un manjar. Y no te olvides de las alcachofas, que durante esta temporada su carne se apreciará tierna y sabrosa.

Carnes y pescados: no solo las frutas y verduras tienen su temporada, también los productos de origen animal ya que cuentan con su propio ciclo biológico. Estos alimentos se caracterizan por tener más carne y de mejor calidad. Ten en cuenta que en nuestro país existen unas vedas de caza que marcan la temporada de productos como la liebre o el jabalí. Y si eres amante del cochinillo, aprovecha las primeras semanas de primavera para consumir las últimas piezas de este delicioso producto.

Esperamos que esta guía sobre los productos primaverales te ayuda a elegir que productos comprar y que suculentas recetas preparar.

¡Gracias por leernos!

No dudes en compartir con nosotros tus consejos y recetas a través de nuestras redes sociales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *