ROLLITOS DE QUESO Y JAMÓN

Esta receta tan fácil y apetecible está hecha con hojaldre. Extiende una capa fina de hojaldre y úntalo con queso crema o bien, esparce un poco de mozzarella rallado encima. Luego agrega un trozo de jamón serrano Tello, enrolla y corta trozos de unos 4 cm de largo.

Coloca en una charola y hornea a 160 ºC por 15 min.

PINCHOS DE QUESO, MANGO Y PECHUGA DE POLLO ASADA AL HORNO INSTANTES

Son una opción fácil de preparar pero muy apetecibles a la hora del aperitivo. Además, no necesitan cocción y están listos en 10 minutos. Solo necesitas untar queso sobre una rebanada de pan, salpimentar y colocar pequeños gajos de mango y una loncha de Pechuga de pollo asada al horno Instantes sobre cada uno, decorándolos con unas hojitas pequeñas de albahaca fresca.

 

PALITOS DE PIZZA

Palitos de pan hechos de pizza. Estos palitos de pan le dan un giro a los aperitivos y son increíblemente sencillos de preparar. Ya que para prepararlos usaremos los ingredientes propios de una pizza margarita, pero cortando la base de la pizza en tiras y enrollándolas previamente a su horneado. Son muy prácticos para como aperitivo y nada complicados de preparar. 

 

TOSTA DE JAMÓN COCIDO EXTRA A LAS FINAS HIERBAS INSTANTES CON ESPINACAS Y FRESAS

Las tostas son otro aperitivo que lucen muy bien e impresionan a todo el mundo, pero que en realidad son fáciles y muy versátiles. Es decir, que puedes prepararlas con los ingredientes que tengas a mano y un poco de imaginación…

En este caso, te proponemos preparar las cortezas con pan rústico multicereales, lonchas de Jamón a las finas hierbas Cocido Extra Instantes, fresas grandes loncheadas y hojas de espinaca o bien con Pollo relleno asado al horno Instantes, queso azul y nueces. Por último, rocía con un poco de aceite de oliva ¡y listo!

ROLLITOS DE JAMÓN Y QUESO AZUL

Una idea muy sabrosa son estos rollitos de Jamón Serrano Gran Reserva Curatel de Tello con queso azul o roquefort. Extiende una tira de jamón, otra de beicon y coloca encima un poco de queso azul. Enrolla, sujeta con un palito de dientes o alguna hierba aromática ¡ya está!

Se acercan las fiestas y, con ellas, las ganas de sorprender a nuestros invitados y familiares y celebrar la Navidad frente a deliciosos platos elaborados con dedicación y mucho cariño. Si quieres apostar por una receta infalible, te invitamos a seguir leyendo este artículo.

A pocos días de su llegada, el menú de Nochebuena y Navidad se convierten en los protagonistas de las conversaciones telefónicas y para deleitar el paladar de los comensales más exigentes, hemos elegido hacer uno de los platos más populares de la Navidad: El Solomillo Wellington.

Ingredientes:

  •  1 unidad de solomillo Tello 
  •  2 láminas de hojaldre
  •  1 paquete de champiñones
  •  1 lata de paté de pato
  •  2 unidades de Cebollinos
  •  2 unidades de Claras de huevo
  •  Harina
  •  1 pizca de Pimienta negra molida
  •  1 pizca de Sal
  •  1 chorro de Aceite de oliva

Cómo hacer Solomillo de Navidad:

  1. En una fuente lo suficientemente grande, doramos el solomillo con un poco de aceite y salpimenta al gusto. Los jugos del solomillo deben mantenerse en el cálido interior de la carne.
  2. Retiramos el solomillo de ternera y aprovechamos el jugo restante para pochar los cebollinos y los champiñones cortados en láminas.
  3. Cuando comiencen a ablandarse, agregamos el paté de pato y removemos hasta que este prácticamente se funda con el resto de los ingredientes.
  4. Estiramos la masa de hojaldre sobre la encimera enharinada con ayuda de un rodillo. Dejamos la masa fina, pero no tan fina como para que se debilite al manipularla.
  5. Extendemos una capa de champiñones y cebollino sobre el centro de la masa, será el lecho del solomillo, por lo que colocamos la carne encima.
  6. Cubrimos el solomillo con otra capa de setas y envolvemos suavemente el mismo con láminas de hojaldre. Luego, con un pincel y clara de huevo, sellamos el hojaldre.
  7. Horneamos el solomillo Wellington a 150ºC durante 30 minutos, algo más si no tienes turbo, y comprueba que esté dorado. Cuando esté listo, servimos caliente acompañado de una ensalada de frutas.

¡Y listo para disfrutarlo con toda la familia! Si te ha gustado esta receta, te recomendamos que visites nuestra sección de Recetas en la que podrás encontrar fabulosas ideas para estas fiestas y con las que te convertirás en todo un maestr@ de la cocina.

 

Ya sea porque desde el cole los han tenido que enviar a casa unos días y las clases presenciales pasan a ser online, porque han bajado mucho las temperaturas o porque por responsabilidad social no pueden salir a jugar con sus amiguitos, ahora los peques pasan muchas horas encerrados en casa y no saben qué hacer para pasar el tiempo.

Pues bien, si los peques se aburren, ¡invítalos a cocinar contigo! Para los niños, cocinar también es jugar, aprender, y una forma extraordinaria de educar.

La cocina es un lugar mágico para los peques de la casa, y a ellos les encanta ayudarnos

A los peques les divierte cocinar y ¡no es para menos! Cocinando pueden, jugar con masa, ensuciarse y ¡picotear cosas ricas! Pero, hay que elegir bien, qué recetas vamos a preparar juntos.

Ahora que el frío ya está aquí y con él apetecen comidas calentitas y sobre todo reconfortantes. Y si tienes niños, sabrás que para cocinar con ellos, existen dos leyes fundamentales: que sea fácil de preparar y que esté muy rico. De esta forma podremos tenerles ocupados y pasaremos la mañana o la tarde disfrutando juntos. Además, cuando hay niños en la mesa, las recetas si son divertidas, dos veces buenas.  

Palitos de hojaldre con pavo mostaza, Pechuga de Pavo y queso Parmesano 

Ingredientes: 

Elaboración: 

  1. El primer paso que hay que llevar a cabo para hacer nuestros palitos de hojaldre con parmesano es, rallar la cuña de queso en un bowl.
  2. Una vez tenemos todo el parmesano, le agregamos orégano a gusto de cada uno, y la sal gorda. Si queremos darle un toque diferente, le podemos añadir un poco de tomillo. Lo removemos todo bien con un tenedor.
  3. Desenrollamos la masa y le pasamos un rodillo para que se extienda bien, y así sacar más palitos. Precalentamos el horno al máximo.
  4. Una vez tenemos la masa extendida cogemos la mezcla y lo esparcimos por toda la masa e incorporamos la Pechuga de Pavo Reducida en Sal y Baja en Grasa.
  5. Luego cogemos un cuchillo o bien un cortapizzas y cortamos el hojaldre intentando hacer que todos los trozos tengan el mismo grosor, da igual si nos salen un poco torcidas.
  6. Una vez tengamos toda la masa cortada pasaremos a forrar con papel sulfurizado una bandeja de horno.
  7. A continuación, iremos separando con cuidado los pedazos de masa que hemos cortado previamente, y los colocaremos en la bandeja de horno después de haberles dado dos vueltas al hojaldre.
  8. Por último, batiremos el huevo, y barnizaremos los palitos con él. Bajamos el horno a 150 grados y metemos la bandeja, y lo dejaremos unos 15 minutos.

¡Y ya tenemos nuestra receta de palitos, una idea fácil que encantará a todos!

Se ha acabado el verano y es hora de que los niños vuelvan al cole. Y para ello, nada mejor que pasar tiempo con ellos preparando una de esas ideas que tanto nos gustan: pizarras comestibles. Como lo lees. Unas galletas con chocolate riquísimas en las que podemos escribir lo que queramos y luego… ¡comérnoslas! ¿A que pinta bien?

En nuestro blog ya hemos compartido contigo algunas recetas con chocolate, ¿recuerdas? De todas formas, si lo que buscas son más ideas para compartir los más peques de la casa, aquí te dejamos esta receta de pizza casera sin horno y sin levadura o estas ideas para cocinar con niños los fines de semana. ¡Que aproveche! 

Ingredientes

  • 425 g de harina (no de fuerza)
  • ? cucharaditas de levadura (recomendado)
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla o almendras
  • 1 huevo L a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar glass (no hace falta tamizarlo)
  • 230 g de mantequilla a temperatura ambiente (sin sal)
  • 120 g de tabletas de chocolate
  • Azúcar glass para decorar nuestras pizarras

Elaboración

Para hacer las galletas, primero mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina. Añadimos el huevo y el extracto y seguimos mezclando. Tamizamos la harina, la levadura y la sala. Lo incorporamos todo a la mezcla de mantequilla hasta que quede bien incorporado. Mejor si lo hacemos poco a poco, a cucharadas.

A continuación, hacemos una bola con la masa y la estiramos (también podemos hacer varias bolas, por ejemplo). El grosor debería ser de unos 5 o 6 milímetros, más o menos. Después, cortamos las galletas con un cortador cuadrado. 

Precalentamos el horno a 200º C y partimos la tableta de chocolate en trozos del mismo tamaño que vayamos a hacer las pizarras, siempre un poco más pequeñas que las galletas, claro. Después, ponemos el chocolate sobre los rectángulos de masa de galleta. Recordad que el lado liso de la tableta debe quedar hacia arriba 🙂

Cocemos las galletas en el horno durante unos 7 u 8 minutos aproximadamente. No dejéis que se os tuesten, así sabrán mucho mejor. Estarán listas cuando los bordes empiecen a tener un color más dorado. Inmediatamente después de sacarlas del horno les cortamos los sobrantes para dejar los cantos cuadrados. Los dejamos enfriar y con la ayuda de un palillo de dientes escribimos un mensaje o hacemos un dibujo en la galleta. ¡Ha llegado el momento de ponerse creativo con los peques!

Por último, espolvoreamos el azúcar glass asegurándonos de que se queda bien en los huecos de nuestros dibujos. Luego quitamos el exceso de azúcar con la ayuda de un trapito limpio y… ¡listo! Ya tenemos nuestras pizarras para el inicio del cole.

Los niños siempre son los reyes de la casa. Y para celebrarlo, nada como pasar tiempo con ellos y cocinar algo taaaan rico como esta Tarta de manzana y miel muy fácil de preparar y con un montón de fans entre los más pequeños de la familia Tello. 

Está claro que a los niños les encanta ser protagonistas y recibir la atención de sus padres. Pero es que, además, hacerles partícipes de lo que se cuece en casa (nunca mejor dicho) les hace sentirse importantes, valorados y les ayuda a ser más responsables en el futuro. 

Por eso nos encanta compartir contigo recetas para cocinar con ellos. Sin ir más lejos, por aquí han pasado ya un montón de ideas. Desde nuestro capítulo 1 de recetas con niños, o nuestra edición especial chocolate hasta estas recetas para cocinar con ellos en primavera

¿Qué nos dices? ¿Nos ponemos manos a la obra?

RECETA DE TARTA DE MANZANA Y MIEL.

Ingredientes:

1 hojaldre lámina rectangular

2 manzanas

50 g mermelada de fresa o frambuesa

30 g miel

15 g azúcar

Elaboración: 

Primero, nos lavamos las manos y reunimos todos los ingredientes con los que vamos a trabajar. Así los tendremos todos cerca antes de empezar.

Después, extendemos la masa y la cortamos en dos rectángulos de unos 20 centímetros de largo, más o menos. Engrasamos o recubrimos de papel antiadherente una bandeja de horno y los colocamos sobre ella. Luego, pelamos las manzanas y las cortamos con gajos finos, de unos 3 milímetros de espesor.

Ponemos la mermelada sobre cada rectángulo de masa y añadimos los gajos de manzana sobre la mermelada. Lo ideal es que tanto la mermelada como los trozos de manzana estén repartidos de manera homogénea. Vertemos la miel sobre las manzanas y, para acabar, espolvoreamos con el azúcar. Para terminar, colocamos nuestra futura tarta en un horno precalentado a 200ºC durante unos 25 a 30 minutos, aproximadamente.

¿Quieres acompañar la tarta?

Antes de servir vuestra tarta, podéis pensar en cómo acompañarla. Y un helado de vainilla le viene estupendamente a esta receta. Lo más mayores también pueden servirse un café recién hecho o una copa de vino blanco muy fría. ¡Riquísimo!

Hoy es el Día del Chocolate y para celebrarlo, hemos elegido dos recetas riquísimas, sencillas, divertidas y muy chocolateadas para preparar con los peques de la casa cuando tengáis un rato de ocio. Estas ideas pueden serviros para la merienda de un día cualquiera o para una celebración especial. Lo que está claro es que os va a encantar cocinarlas casi tanto como coméroslas.

¡Y por cierto! No te pierdas las otras recetas para cocinar con niños que hemos publicado últimamente aquí, aquí o aquí.

CUCHARAS DE CHOCOLATE

Ingredientes

  • 180g de chocolate de calidad. El que más os guste.
  • Virutas de colores, chips de chocolate,  jelly beans, confeti comestible… U otros ingredientes para decorar.

También necesitaremos:

  • 24 cucharas de plástico de colores.
  • Una bandeja de horno forrada con papel de horno.
  • Espátulas o libros para apoyar y nivelar las cucharas.

Elaboración

Primero colocamos las cucharas de plástico en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y las apoyamos con una espátula de goma o un libro para nivelarlas a la hora de rellenarlas de chocolate.

Calentamos un poco el chocolate en un recipiente para el microondas o al baño María. Cuando tres cuartos del chocolate esté derretido, lo retiramos y lo removemos hasta que se derrita por completo. ¡Así no nos quemamos!

Con una cuchara rellenaremos de chocolate fundido el 80% de capacidad de las cucharas de plástico. Fijaos en que estén bien niveladas para que no se nos desborden. Después, solo tenemos que dejar volar nuestra imaginación para decorarlas con virutas de colores, chuches, chips de chocolate o cualquier ingrediente decorativo para darle color y alegría. 

Lo ideal es dejar reposar el chocolate un ratito antes de decorarlas para que la decoración no se funda o se hundan en la cuchara. Después, dejaremos enfriar la bandeja en el congelador o en la nevera alrededor de unos 20 minutos. Y… ¡a comer!

CAKE BALLS DE CHOCOLATE Y FRESAS

Ingredientes

  • 200g de bizcocho de chocolate (o 2 magdalenas o muffins de chocolate, por ejemplo).
  • 1 cucharada sopera de leche condensada.
  • 100g de chocolate blanco.
  • 100g de chocolate negro.
  • Fideos de chocolate, almendras, confeti comestible… para decorar.

Elaboración

Para empezar, desmenuzamos el bizcocho hasta hacerlo migas. La idea es que quede casi como una tierra. Después, lo mezclamos con la leche condensada hasta que quede moldeable para que podamos hacer nuestras bolitas de cake pops.

Debemos formar las bolitas del mismo tamaño, como de un bocado, y las vamos poniendo sobre una bandeja. Después, fundimos los chocolates en el microondas o al baño maría, como en la receta anterior y bañamos las bolitas. 

Una vez bañadas y antes de que solidifique el chocolate del todo, decoramos con fideos de chocolate, confeti comestible o cualquier otro ingrediente que le dé color a nuestras bolas. ¡Alegría, alegría!

Una vez que hayamos terminado, las metemos en el congelador durante una hora para que se compacten los cakes pops. Si queréis también podemos conservarlos permanentemente en el congelador y servirlos helados. ¡Parecerán pequeños bombones helados y estarán deliciosos! O si lo preferís, también podemos probar a clavarles un palito y tomarlos en forma de chupa-chups de chocolate. ¡Siempre son un bocado delicioso!

Ingredientes – para 4-6 personas

• 1 kg. de lomo de cerdo cortado para rellenar (podéis pedirlo en la carnicería os harán un gran filete para que se pueda enrollar)
• 5 nectarinas medianas
• 3 tomates secos en aceite
• 3 albaricoques secos
• 50 gr. de almendras crudas
• 100 ml. de vino dulce
• 4 hojas de albahaca fresca
• 1 cucharadita de comino en polvo
• 1 cucharadita de canela
• Aceite de oliva
• Sal y pimienta negra recién molida

Preparación

– Machacar las almendras en un mortero y salpimentar. Seguidamente añadimos los tomates secos (ya picados) y seguimos machacando. Continuamos añadiendo a ese mismo mortero los albaricoques secos (ya picados), las especias y las hojas de albahaca hasta que quede una pasta homogénea.

– Pelar una nectarina y picar muy finito la mitad. Reservarnos la otra mitad para siguientes pasos.

– Extender el lomo en una tabla y salpimentarlo ligeramente. Impregnarlo con la mezcla de almendras dejando un par de centímetros limpios por cada lado, repartir por encima la nectarina picada y enrollar. Atar con cordel de cocina, volver a salpimentar levemente.

– Precalentar el horno a 180 grados.

– Cortar las cuatro nectarinas restantes al medio y retirar el hueso.

– Calentar una cazuela. Extender un poco aceite de oliva por el lomo y dorarlo bien por todos los lados. Dejarlo un par de minutos sin mover por cada lado.

– Poner las nectarinas alrededor del lomo y meter en el horno entre 20 y 30 minutos, hasta que el cerdo esté hecho.

– Sacar la fuente del horno, retirar el lomo y dejar que repose unos 10 minutos envuelto en papel de aluminio. Sacar también las nectarinas a un plato.

– Poner de nuevo la cazuela a fuego medio. Mojarla con el vino y un chorrito de agua o de caldo de carne, y mover la cazuela mientras evapora el alcohol para que la salsa ligue y espese.

– Probar la salsa, y si es necesario, ponerle un poco de azúcar.

– Cortar el hilo que ata la pieza. Servir el lomo cortado con cuidado en, con las nectarinas y la salsa por encima.

Parece que la Navidad llama cada vez más fuerte a nuestra puerta. El turrón y los villancicos en el supermercado, las bajas temperaturas por las calles y el afán por comprar que se respira en las tiendas, hasta parece que van a desaparecer los productos. Pero en otoño hay que darle a los frutos secos, y no sólo en otoño, sino durante todo el año.

Es normal ver en alguna esquina de las ciudades, el típico puesto de la castañera, con ese olor que desprende a brasas y a madera. Aficiónate a la castaña o a las nueces, que también se consumen bastante en esta época. Nueces, almendras, castañas…cualquier fruto seco, además son perfectos para la memoria.

Ingredientes:

– Un pollo entero
– 2 naranjas y 1 limón
Frutos secos (sobre todo nueces)
– Sal, vino blanco y aceite

Preparación:

Pongamos en una bandeja el pollo, con piel y todo que después esa parte cuando esté tostada es una maravilla comerla. Añadimos las naranjas a la mitad y el limón dentro del pollo. Los frutos secos (o crudos) los podemos añadir antes o durante el horneado. Ponemos el horno a 200 grados mientras se calienta y después metemos el pollo. Una vez dentro, lo rociamos con vino y zumo de naranja justamente a mitad de horneado. Ahí es cuando podemos añadir también los frutos secos para que no se nos quemen. Tras 40 minutos en el horno (lo podemos ir controlando), sacar y disfrutar, ¡ay esa piel crujiente!

Si eres judío (o si no te gusta el pollo), el cuarto jueves de noviembre se celebra ThanksGivingDay por lo que el pollo se puede sustituir por pavo, ¡qué polifacéticos somos en Tello!

Cada vez hace más frío, no sé si lo habéis notado, pero ni el veranillo de San Miguel va a solucionar esto.
Por lo tanto he tomado la decisión de proponeros una RECETA en la que el horno es el protagonista. Bueno, el horno y la pieza de carne de Tello. Lo haremos para que disfrutes siempre con control y pensando en que después nos tocará quemarlo haciendo deporte, así que no conviene abusar.

Saca la libreta de recetas que nos ponemos con ello.

Ingredientes:

Pieza de carne de Tello
– Zanahorias
– Coliflor
– Especias
– Vino blanco
– Aceite y sal

Preparación:

Tenemos que coger la pieza de carne y recubrirla bien con especias como romero y tomillo. De esta manera no abusaremos de la sal y lo haremos mucho más saludable. Por ejemplo, los hipertensos lo podrán consumir sin problema. En una fuente colocamos la pieza de carne, pelamos las zanahorias y las cortamos, la coliflor la partimos también en trocitos, un chorrito de vino blanco y una lámina de aceite, tampoco es plan de ahogar a la pobre carne en grasa, además mucha grasa ya la suelta la propia pieza. Lo metemos al horno y tras una hora y media a 180 grados, lo tendremos listo para degustar. Un truco, a los 45 minutos le metemos chorrito de vino y medio baso de agua, que quedará mejor.

Ahora sólo queda invitar a amigos, que esto solo no se puede (debe) comer.