Se acercan las fiestas y, con ellas, las ganas de sorprender a nuestros invitados y familiares y celebrar la Navidad frente a deliciosos platos elaborados con dedicación y mucho cariño. Si quieres apostar por una receta infalible, te invitamos a seguir leyendo este artículo.

A pocos días de su llegada, el menú de Nochebuena y Navidad se convierten en los protagonistas de las conversaciones telefónicas y para deleitar el paladar de los comensales más exigentes, hemos elegido hacer uno de los platos más populares de la Navidad: El Solomillo Wellington.

Ingredientes:

  •  1 unidad de solomillo Tello 
  •  2 láminas de hojaldre
  •  1 paquete de champiñones
  •  1 lata de paté de pato
  •  2 unidades de Cebollinos
  •  2 unidades de Claras de huevo
  •  Harina
  •  1 pizca de Pimienta negra molida
  •  1 pizca de Sal
  •  1 chorro de Aceite de oliva

Cómo hacer Solomillo de Navidad:

  1. En una fuente lo suficientemente grande, doramos el solomillo con un poco de aceite y salpimenta al gusto. Los jugos del solomillo deben mantenerse en el cálido interior de la carne.
  2. Retiramos el solomillo de ternera y aprovechamos el jugo restante para pochar los cebollinos y los champiñones cortados en láminas.
  3. Cuando comiencen a ablandarse, agregamos el paté de pato y removemos hasta que este prácticamente se funda con el resto de los ingredientes.
  4. Estiramos la masa de hojaldre sobre la encimera enharinada con ayuda de un rodillo. Dejamos la masa fina, pero no tan fina como para que se debilite al manipularla.
  5. Extendemos una capa de champiñones y cebollino sobre el centro de la masa, será el lecho del solomillo, por lo que colocamos la carne encima.
  6. Cubrimos el solomillo con otra capa de setas y envolvemos suavemente el mismo con láminas de hojaldre. Luego, con un pincel y clara de huevo, sellamos el hojaldre.
  7. Horneamos el solomillo Wellington a 150ºC durante 30 minutos, algo más si no tienes turbo, y comprueba que esté dorado. Cuando esté listo, servimos caliente acompañado de una ensalada de frutas.

¡Y listo para disfrutarlo con toda la familia! Si te ha gustado esta receta, te recomendamos que visites nuestra sección de Recetas en la que podrás encontrar fabulosas ideas para estas fiestas y con las que te convertirás en todo un maestr@ de la cocina.

 

Ya sea porque desde el cole los han tenido que enviar a casa unos días y las clases presenciales pasan a ser online, porque han bajado mucho las temperaturas o porque por responsabilidad social no pueden salir a jugar con sus amiguitos, ahora los peques pasan muchas horas encerrados en casa y no saben qué hacer para pasar el tiempo.

Pues bien, si los peques se aburren, ¡invítalos a cocinar contigo! Para los niños, cocinar también es jugar, aprender, y una forma extraordinaria de educar.

La cocina es un lugar mágico para los peques de la casa, y a ellos les encanta ayudarnos

A los peques les divierte cocinar y ¡no es para menos! Cocinando pueden, jugar con masa, ensuciarse y ¡picotear cosas ricas! Pero, hay que elegir bien, qué recetas vamos a preparar juntos.

Ahora que el frío ya está aquí y con él apetecen comidas calentitas y sobre todo reconfortantes. Y si tienes niños, sabrás que para cocinar con ellos, existen dos leyes fundamentales: que sea fácil de preparar y que esté muy rico. De esta forma podremos tenerles ocupados y pasaremos la mañana o la tarde disfrutando juntos. Además, cuando hay niños en la mesa, las recetas si son divertidas, dos veces buenas.  

Palitos de hojaldre con pavo mostaza, Pechuga de Pavo y queso Parmesano 

Ingredientes: 

Elaboración: 

  1. El primer paso que hay que llevar a cabo para hacer nuestros palitos de hojaldre con parmesano es, rallar la cuña de queso en un bowl.
  2. Una vez tenemos todo el parmesano, le agregamos orégano a gusto de cada uno, y la sal gorda. Si queremos darle un toque diferente, le podemos añadir un poco de tomillo. Lo removemos todo bien con un tenedor.
  3. Desenrollamos la masa y le pasamos un rodillo para que se extienda bien, y así sacar más palitos. Precalentamos el horno al máximo.
  4. Una vez tenemos la masa extendida cogemos la mezcla y lo esparcimos por toda la masa e incorporamos la Pechuga de Pavo Reducida en Sal y Baja en Grasa.
  5. Luego cogemos un cuchillo o bien un cortapizzas y cortamos el hojaldre intentando hacer que todos los trozos tengan el mismo grosor, da igual si nos salen un poco torcidas.
  6. Una vez tengamos toda la masa cortada pasaremos a forrar con papel sulfurizado una bandeja de horno.
  7. A continuación, iremos separando con cuidado los pedazos de masa que hemos cortado previamente, y los colocaremos en la bandeja de horno después de haberles dado dos vueltas al hojaldre.
  8. Por último, batiremos el huevo, y barnizaremos los palitos con él. Bajamos el horno a 150 grados y metemos la bandeja, y lo dejaremos unos 15 minutos.

¡Y ya tenemos nuestra receta de palitos, una idea fácil que encantará a todos!

Se ha acabado el verano y es hora de que los niños vuelvan al cole. Y para ello, nada mejor que pasar tiempo con ellos preparando una de esas ideas que tanto nos gustan: pizarras comestibles. Como lo lees. Unas galletas con chocolate riquísimas en las que podemos escribir lo que queramos y luego… ¡comérnoslas! ¿A que pinta bien?

En nuestro blog ya hemos compartido contigo algunas recetas con chocolate, ¿recuerdas? De todas formas, si lo que buscas son más ideas para compartir los más peques de la casa, aquí te dejamos esta receta de pizza casera sin horno y sin levadura o estas ideas para cocinar con niños los fines de semana. ¡Que aproveche! 

Ingredientes

  • 425 g de harina (no de fuerza)
  • ? cucharaditas de levadura (recomendado)
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla o almendras
  • 1 huevo L a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar glass (no hace falta tamizarlo)
  • 230 g de mantequilla a temperatura ambiente (sin sal)
  • 120 g de tabletas de chocolate
  • Azúcar glass para decorar nuestras pizarras

Elaboración

Para hacer las galletas, primero mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una mezcla blanquecina. Añadimos el huevo y el extracto y seguimos mezclando. Tamizamos la harina, la levadura y la sala. Lo incorporamos todo a la mezcla de mantequilla hasta que quede bien incorporado. Mejor si lo hacemos poco a poco, a cucharadas.

A continuación, hacemos una bola con la masa y la estiramos (también podemos hacer varias bolas, por ejemplo). El grosor debería ser de unos 5 o 6 milímetros, más o menos. Después, cortamos las galletas con un cortador cuadrado. 

Precalentamos el horno a 200º C y partimos la tableta de chocolate en trozos del mismo tamaño que vayamos a hacer las pizarras, siempre un poco más pequeñas que las galletas, claro. Después, ponemos el chocolate sobre los rectángulos de masa de galleta. Recordad que el lado liso de la tableta debe quedar hacia arriba 🙂

Cocemos las galletas en el horno durante unos 7 u 8 minutos aproximadamente. No dejéis que se os tuesten, así sabrán mucho mejor. Estarán listas cuando los bordes empiecen a tener un color más dorado. Inmediatamente después de sacarlas del horno les cortamos los sobrantes para dejar los cantos cuadrados. Los dejamos enfriar y con la ayuda de un palillo de dientes escribimos un mensaje o hacemos un dibujo en la galleta. ¡Ha llegado el momento de ponerse creativo con los peques!

Por último, espolvoreamos el azúcar glass asegurándonos de que se queda bien en los huecos de nuestros dibujos. Luego quitamos el exceso de azúcar con la ayuda de un trapito limpio y… ¡listo! Ya tenemos nuestras pizarras para el inicio del cole.

El verano no puede acabar sin que nos metamos en la cocina con nuestros peques para preparar una de esas recetas deliciosas que acostumbramos a traerte a nuestro blog. ¿Quién puede decirle que no a unos libritos de lomo con Jamón Cocido Tello y queso fundido? Nosotros, desde luego que no. Este plato lo tiene todo para convertirse en uno de los preferidos de toda la familia.

Aquí abajo te dejamos los ingredientes y el paso a paso para que podáis prepararlos. Pero no olvides que en los últimos meses hemos ido publicando otras ideas igual de estupendas que la que te presentamos hoy. Por ejemplo, esta receta de pizza casera sin horno y sin levadura perfecta para las cenas del fin de semana o nuestra tarta de la abuela, ideal para celebrar todo lo que queráis celebrar.

Ahora, ¡a por los libritos!

Ingredientes

  • 6 filetes de lomo de cerdo en libritos
  • 6 lonchas de queso 
  • 6 lonchas de Jamón Cocido Tello
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra para freír

Elaboración

Como siempre, antes de empezar reunimos todos los ingredientes que vamos a necesitar. Así los tendremos a mano.

Después, extendemos los libritos de lomo de cerdo sobre una superficie limpia y los salamos. Cubrimos cada librito con una loncha de queso y sobre ella colocamos una loncha de cualquiera de nuestros Jamones Cocidos Tello. Esta receta está riquísima con nuestro Jamón Braseado. Mmmm… se nos hace la boca agua.

El siguiente paso consiste en doblar los libritos y pasarlos por huevo batido y pan rallado. Recuerda que para que no se abran al freírlos, podemos cerrar los bordes con uno o dos palillos. Así nos quedarán perfectos.

Luego, calentamos abundante aceite de oliva y freímos los libritos por los dos lados. El secreto está en que queden bien dorados. Al sacarlos de la sartén, les quitaremos el exceso de aceite colocándolos sobre un plato con papel de cocina. Y los serviremos enseguida. Eso sí, ¡acordaos de quitarle los palillos! ¡Que aproveche!

A los niños les gusta muchísimo la pizza y también pasar tiempo con su familia haciendo cosas divertidas. ¿Y a quién no? Por eso hoy queremos enseñarte esta riquísima receta de pizza que hemos encontrado en el canal de Paulina Cocina para que, además de disfrutar comiéndola, toda la familia se lo pase en grande cocinándola. Es tan fácil de preparar que ni siquiera necesita horno. Con una sartén y una tapadera será más que suficiente 🙂 

¿Quieres ver cómo se hace? Vamos con ello. Pero antes, recuerda que también hemos publicado recientemente esta receta de tarta de manzana y miel o estos sándwiches de jamón monstruosos que seguro que también os pirran. 

Ingredientes

  • 1 ½  taza de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 11 cucharadas de agua
  • Salsa de tomate
  • Queso mozzarella
  • Jamón York Tello
  • Orégano

Elaboración

Antes de nada reunimos todos los ingredientes que vamos a necesitar. 

Para la masa, ponemos todos los ingredientes secos en un bol y los mezclamos bien: la harina, la levadura química y la sal. A continuación, agregamos los líquidos: el agua y el aceite. Y volvemos a mezclarlo todo.

Si os queda demasiado líquida podéis añadir un poco más de harina. Y si os queda demasiado seca, un poco más de agua. El objetivo es que el resultado sea una masa con humedad que no se pegue en los dedos. 

Después amasamos durante un par de minutos y la dejamos reposar entre 5 y 10 minutos. Así la masa estará más maleable y suave, perfecta para cortarla en dos y empezar a extenderla con un rodillo para darle una forma circular.

A continuación, ponemos la masa en una sartén a fuego lengo y presionamos con los dedos para hacer un pequeño borde alrededor.

Mientras mantenemos la masa a fuego lento, añadimos la salsa de tomate, el queso mozzarella, el Jamón York Tello (o cualquiera de nuestros riquísimos toppings) y un poco de orégano.

Por último, le ponemos la tapadera a la sartén para que se derrita bien el queso. Mejor si tiene agujeritos, así evitaremos que el vapor se condense y moje la masa. Y después de algunos minutos, cuando notéis que la masa ya está crujiente… ¡ya tendréis vuestra pizza!

¿En qué se diferencia esta pizza de las que hacemos en el horno?

La única diferencia es que los bordes no quedan tan crujientes como en el horno. Notaréis que están tan esponjosos como el resto de la masa por lo que es ideal para que los niños puedan masticarla sin problemas 🙂

Aunque ahora no podamos, cuando llega el buen tiempo siempre nos apetece hacer planear con los peques escapadas al campo o a la playa. Mientras llega la hora de salir a la calle, podemos aprovechar para ensayar con ellos los tentempiés que vamos a comernos cuando todo esto acabe. Así estaremos involucrándoles en las tareas del hogar de una manera fácil y divertida. Y además, pasaremos un rato con ellos lejos de las tareas del cole y de esas horas que a veces se nos hacen taaan largas.

Hoy te presentamos dos recetas riquísimas que podéis preparar en pocos minutos. Una para la comida y la otra para el postre. Pero recuerda que ya te hemos contado algunas en nuestro blog. Si quieres echarles un vistazo, te recomendamos que te pases por nuestro capítulo 1 de recetas con niños, por nuestra edición especial chocolate o por estos sándwiches monstruosos que os enseñamos a preparar el mes pasado. 

¿Nos ponemos manos a la obra?

RECETA DE TARTA DE BERENJENAS, JAMÓN COCIDO TELLO Y GAMBAS

Ingredientes:

1 paquete de masa quebrada

½ kg de berenjenas peladas

½ cebolla

200 gr de gambas peladas (salteadas en ajo y perejil)

150 grs de Jamón Cocido Tello

200 ml de nata

4 huevos

Sal

Elaboración: 

Primero forramos un molde de tarta con la masa quebrada.

Después, picamos la cebolla y sofreímos. Troceamos la berenjena en trozos longitudinales. Sofreímos la cebolla con la berenjena hasta que esté blandita.

Cuando lo tengamos, cubrimos el fondo del molde con el sofrito y añadimos el Jamón Cocido Tello y las gambas.

En un bol, batimos la nata con los huevos, los sazonamos y cubrimos la tarta con la mezcla. Lo metemos todo en el horno templado, a 200ºC durante 30 minutos. Y cuando esté doradita por fuera… ¡Lista para llevar!

RECETA DE BIZCOCHO MARMOLADO

Ingredientes:

4 huevos

120 g de mantequilla

120 g de azúcar

120 g de harina

½ sobre de levadura química

Una cucharada sopera de cacao

½ sobre de azúcar de vainilla

Elaboración: 

Primero reunimos todos los ingredientes y ponemos el horno a precalentar a unos 180ºC. 

Después, derretimos la mantequilla en un cazo a fuego medio. Y batimos los huevos y el azúcar en una fuente hasta conseguir una mezcla espumosa. Añadimos la harina y seguimos batiendo. Echamos el azúcar de vainilla y la levadura. Y por último, agregamos la mantequilla derretida y lo mezclamos todo bien.

Dividimos la masa en dos, vertimos el cacao en una de las fuentes y batimos todo bien para que el cacao se mezcle correctamente. Para acabar, echa las dos masas en un molde alternándolas para que hagan formas y consigamos el típico aspecto de los bizcochos marmolados. 

Horneamos durante 35 o 40 minutos. Recuerda que para comprobar que el bizcocho ya está cocido, podemos clavar la punta de un cuchillo. Si sale seca, es que está listo.

La receta de este mes que nos ha preparado Erlantz Gorostiza, nuestro asesor gastronómico, es muuuy especial. Y no solo porque está riquísima –como todas las que idea– sino porque le saca todo el sabor a un producto que nos encanta de Pamplonica, otra de las marcas del Grupo Tello: la chistorra. ¿A que ya se te está haciendo la boca agua con esta receta de macarrones con chistorra? Y eso que todavía no te hemos contado cómo se hacen.

¡No te preocupes! Ya mismo nos ponemos con la receta de hoy. Pero antes, queremos recordarte que Ertlantz Gorostiza ha compartido con nosotros infinidad de recetas diferentes. Así que si te gusta la buena mesa, no puedes perderte sus platos. En nuestro blog puedes encontrar su tosta de camembert y jamón ibérico, su receta de quiche de chorizo o su pollo salteado con salsa de mostaza. Y todo, disfrutando del sabor inconfundible de nuestros productos Tello.

Ingredientes:

  • 400 g de macarrones
  • 300 g de Chistorra Pamplonica
  • 200 g de puerros
  • 100 g de txakoli
  • 50 g de parmesano rallado
  • 2 c/s. de aceite oliva
  • Pimienta de molinillo
  • 100 g de nata líquida
  • Cebollino picado

Elaboración: 

Lo primero es lo primero. Así que para empezar, ponemos a cocer la pasta en una cacerola grande con agua hirviendo y sal.

Después, lavamos y cortamos el puerro en láminas finas y lo ponemos a rehogar con un poco de aceite a fuego medio durante 3 minutos. Lo removeremos de vez en cuando suavemente para que no se nos agarre.

Le quitamos la piel a la Chistorra Pamplonica y la desmenuzamos con un tenedor o con un cuchillo, hasta que tengamos trozos menudos que podamos incorporar a la mezcla.

Agregamos la Chistorra Pamplonica al puerro y la dejamos dorar (con cuidado para que no tome color) durante unos 5 o 6 minutos. Luego, vertimos el Txakoli y lo dejamos evaporar. Y para terminar esta parte, le agregamos pimienta al gusto.

Acabado y presentación

Antes de nada, sacamos la pasta del agua de cocción. Pero no la tires. Porque puedes saltear la pasta en una sartén con un poco de agua de la cocción o, si lo prefieres, también agregarle el aceite directamente. 

Luego añadimos la nata a la salsa de puerro y Chistorra Pamplonica y dejamos reducir durante 5 minutos para obtener una consistencia cremosa. Si queremos estirar un poco la salsa, basta con que agreguemos un poco del líquido de cocción de la pasta.

Mezclamos la salsa de puerro y Chistorra Pamplonica con la pasta. Y servir todo junto con un poco de parmesano rallado y cebollino picado. ¡Delicioso!

El truco del chef

Es importantísimo, cuando hacemos pasta, guardar el agua de cocción. Nos sirve para estirar las salsas y también para saltear la pasta si le queremos dar otro toque.

Ahora que llegan tiempos para disfrutar en familia, con los peques de vacaciones y un montón de ratos libres, ampliamos nuestro catálogo de recetas con niños para proponeros dos ideas estupendas y muy navideñas. Así podréis volver a entrar en la cocina para deleitar a todos con unos ricos aperitivos navideños. Nada como hacer cosas juntos para demostrarles que confiáis en ellos. 

Ya sabes lo mucho que nos gusta ponernos a cocinar con los niños. Y solo por si se te ha olvidado, te dejamos por aquí algunos enlaces con más recetas imprescindibles si tus hijos le han cogido el gusto a los fogones. Puedes hacer clic aquí, aquí o aquí (edición chocolate).

¿Nos ponemos manos a la obra?

ÁRBOLES DE NAVIDAD DE QUESO Y BRÓCOLI

Ingredientes

  • Quesito en porciones
  • Palitos de pretzel
  • Ralladura de brócoli
  • Pimiento rojo
  • Lonchas de queso emmental

Elaboración

Primero pinchamos el quesito en porciones en un palito de pretzel. Lo hincamos bien para que alguien pueda sostenerlo sin que se le caiga. Después, rallamos el brócoli y rebozamos el quesito en la ralladura. Así será como conseguiremos la apariencia de abeto 🙂

Para terminar, lo decoramos con pequeños trozos de pimiento rojo, como si fueran bolas de navidad o pequeños frutos. Y por último, utilizamos las lochas de queso emmental para cortar estrellas que colocaremos en la parte superior del abeto. 

¡Y ya tenemos nuestro árbol de Navidad!

CORONA DE BOLAS DE MOZZARELLA Y HIERBAS AROMÁTICAS

Ingredientes

  • Masa para pizza
  • Queso mozzarella
  • Queso crema
  • Jamón Cocido Tello
  • Mantequilla
  • Ajo picado
  • Romero y albahaca u otras hierbas aromáticas
  • Salsa de tomate estilo casero (o la que más os guste)

Elaboración

Antes de empezar, reuniremos todos los ingredientes para asegurarnos de que no falta ninguno. 

Después, utilizamos un molde redondo para formar círculos en la masa para pizza, cortarlos y preparar las bolas. Las rellenamos con una mezcla de queso mozzarella, Jamón Cocido Tello, queso crema, mantequilla y ajo muy picado. ¡Qué rico!

Luego, montamos unas junto a otras y las ponemos en la bandeja del horno para cocinar formando una corona y dejando un hueco en el centro. 

Horneamos las bolas durante 15 o 20 minutos, hasta que la masa esté tostada. Y una vez que estén listas echamos por encima algunas hierbas aromáticas como romero y albahaca para decorar.

Utilizamos el centro de nuestra corona para colocar un pequeño bol con salsa de tomate estilo casero o la salsa que más os guste. Así podréis dipear felices 🙂

¡Que aproveche!

Hoy es el Día del Chocolate y para celebrarlo, hemos elegido dos recetas riquísimas, sencillas, divertidas y muy chocolateadas para preparar con los peques de la casa cuando tengáis un rato de ocio. Estas ideas pueden serviros para la merienda de un día cualquiera o para una celebración especial. Lo que está claro es que os va a encantar cocinarlas casi tanto como coméroslas.

¡Y por cierto! No te pierdas las otras recetas para cocinar con niños que hemos publicado últimamente aquí, aquí o aquí.

CUCHARAS DE CHOCOLATE

Ingredientes

  • 180g de chocolate de calidad. El que más os guste.
  • Virutas de colores, chips de chocolate,  jelly beans, confeti comestible… U otros ingredientes para decorar.

También necesitaremos:

  • 24 cucharas de plástico de colores.
  • Una bandeja de horno forrada con papel de horno.
  • Espátulas o libros para apoyar y nivelar las cucharas.

Elaboración

Primero colocamos las cucharas de plástico en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y las apoyamos con una espátula de goma o un libro para nivelarlas a la hora de rellenarlas de chocolate.

Calentamos un poco el chocolate en un recipiente para el microondas o al baño María. Cuando tres cuartos del chocolate esté derretido, lo retiramos y lo removemos hasta que se derrita por completo. ¡Así no nos quemamos!

Con una cuchara rellenaremos de chocolate fundido el 80% de capacidad de las cucharas de plástico. Fijaos en que estén bien niveladas para que no se nos desborden. Después, solo tenemos que dejar volar nuestra imaginación para decorarlas con virutas de colores, chuches, chips de chocolate o cualquier ingrediente decorativo para darle color y alegría. 

Lo ideal es dejar reposar el chocolate un ratito antes de decorarlas para que la decoración no se funda o se hundan en la cuchara. Después, dejaremos enfriar la bandeja en el congelador o en la nevera alrededor de unos 20 minutos. Y… ¡a comer!

CAKE BALLS DE CHOCOLATE Y FRESAS

Ingredientes

  • 200g de bizcocho de chocolate (o 2 magdalenas o muffins de chocolate, por ejemplo).
  • 1 cucharada sopera de leche condensada.
  • 100g de chocolate blanco.
  • 100g de chocolate negro.
  • Fideos de chocolate, almendras, confeti comestible… para decorar.

Elaboración

Para empezar, desmenuzamos el bizcocho hasta hacerlo migas. La idea es que quede casi como una tierra. Después, lo mezclamos con la leche condensada hasta que quede moldeable para que podamos hacer nuestras bolitas de cake pops.

Debemos formar las bolitas del mismo tamaño, como de un bocado, y las vamos poniendo sobre una bandeja. Después, fundimos los chocolates en el microondas o al baño maría, como en la receta anterior y bañamos las bolitas. 

Una vez bañadas y antes de que solidifique el chocolate del todo, decoramos con fideos de chocolate, confeti comestible o cualquier otro ingrediente que le dé color a nuestras bolas. ¡Alegría, alegría!

Una vez que hayamos terminado, las metemos en el congelador durante una hora para que se compacten los cakes pops. Si queréis también podemos conservarlos permanentemente en el congelador y servirlos helados. ¡Parecerán pequeños bombones helados y estarán deliciosos! O si lo preferís, también podemos probar a clavarles un palito y tomarlos en forma de chupa-chups de chocolate. ¡Siempre son un bocado delicioso!

Este verano hemos empezado una de nuestras series de artículos favoritas: la de las recetas fáciles y ricas para cocinar con niños. Y no solo porque de verdad sean platos que podéis preparar para cenar o para invitar a alguien a casa, sino porque pasar tiempo con los niños es siempre una actividad maravillosa a la que, a veces, no podemos dedicar todo el tiempo que nos gustaría.

Así que después del capítulo uno en el que te contábamos cómo hacer rollitos de jamón y aguacate o pastel de jamón cocido Tello. Y después del capítulo dos, donde aprendimos a hacer saladitos de salchichas frankfurt Tello o una deliciosa tarta salada de tomates cherry y jamón. Hoy queremos proponerte dos nuevas recetas. ¡Atent@!


CANAPÉS DE TOMATE, JAMÓN SERRANO TELLO Y MOZZARELLA

Este plato es perfecto para una meriendas con amiguitos. Toma nota de esta receta para unos 20 canapés que no tardareis en preparar más de 25 minutos. Y luego, acuérdate de contarnos lo ricos que estaban 😀

Ingredientes:

3 tomates de pera

20 lonchas finas de Jamón Serrano Tello
200 g de mozzarella
Pimienta

Elaboración:

Primero, reunimos todos los ingredientes.

Lavamos los tomates y los cortamos en rodajas finas. Después, volvemos a cortarlas en dos.

Cortamos también la mozzarella en rodajas más o menos parecidas a las del tomate.

Ponemos las lonchas de Jamón Serrano Tello en una superficie plana y las cortamos a lo largo. 

Sobre cada loncha de Jamón Serrano Tello, colocamos una rodaja de tomate, una de mozzarella y echamos un poquito de pimienta. Para acabar, volvemos a poner una de tomate.

Lo enrollamos todo para que quede bien compacto y hacemos lo mismo con cada loncha nueva de Jamón Serrano Tello.

Por último, ponemos un poco de aceite en una sartén y doramos los canapés de 2 a 3 minutos por cada lado. Hasta que veamos que la mozzarella se derrite un poco.

El truco:

Si os apetece, podéis añadir un poco de albahaca fresca sobre la mozzarella. Y para servirlos, mejor si están calientes como aperitivos o como entrantes.


FRITTATA DE CHORIZO CON TOMATE

Este plato de la cocina italiana es tan sencillo que los niños se lo pasarán en grande cocinándolo. Además, solo se tarda unos 20 minutos en prepararlo y de 30 a 40 minutos en cocinarlo. Así que es pan comido 🙂

Ingredientes:

200 g de patatas

2 cucharadas soperas de aceite

4 huevos

Media cebolla

50 ml de nata

Media cucharadita de sal

80 g de Chorizo Tello (no picante)

80 g de queso feta

2 tomates

Elaboración:

Primero, como siempre, reunimos todos los ingredientes. Ponemos el horno a precalentar a 180 ºC.

Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en cuadritos de 1,5 cm más o menos. Las ponemos en una cacerola recubiertas con agua. Entendemos el fuego y cuando el agua se ponga a hervir, contamos 10 minutos, las retiramos del fuego y las escurrimos.

Después, pelamos la media cebolla y la cortamos en cuadraditos.

Lavamos y cortamos el tomate en lonchas.

En una sartén, echamos una cucharadita de aceite y lo calentamos a fuego medio. Sofreímos la cebolla, añadimos el tomate y seguimos con la cocción durante otros 8 a 10 minutos removiendo de vez en cuando. Hasta que nos quede tierno.

Luego echamos los huevos en una fuente, añadimos la nata y la sal y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Cortamos el Chorizo Tello en trocitos y lo añadimos a la mezcla junto a las patatas, la cebolla y el tomate.

Después cortamos el queso feta en cuadritos.
Untamos de aceite un plato para cocinar en el horno. Vertimos todo dentro y repartimos los ingredientes de forma homogénea. Ponemos los trozos de queso feta por encima y lo metemos en el horno durante 30 o 40 minutos.

El truco:

Si queréis, podéis cambiar el queso feta por queso rallado o el que más os guste. Para comerlo, lo mejor es servirlo con una ensalada verde, por ejemplo.


Esperamos que te hayan gustado estas recetas y todas las que vendrán. Después del verano seguiremos descubriendo algunos platos riquísimos y muy fáciles de cocinar con los peques. ¡Que aproveche!