Entradas blog

“Una pasta que comerían los mismísimos césares”

20 minutos

Sabemos que hay días que surgen dudas sobre qué cocinar para toda la familia. Las ideas de recetas que gusten a todos se acaban y no quieres repetir el mismo plato tantas veces. Si te encanta la idea de reunir a tu familia alrededor de la mesa, compartiendo los mismos platos y disfrutando de agradables momentos, nuestro chef favorito, nos trae una receta de cocina deliciosa, del gusto de todos los comensales y con ingredientes que te harán chuparte los dedos. Fácil, riquísima y perfecta para disfrutar reunidos.

PASTA CON BACON AHUMADO

INGREDIENTES:

  • 350 g de pasta penne
  • 150 g de bacon ahumado Tello
  • 800 g de tomates pera en conserva cortados en pedazos
  • 1 cebolla grande
  • 8 pimientos del piquillo 
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 50 g de pecorino romano o Idiazabal
  • Sal y pimienta

 

ELABORACIÓN:

  1. Cocer la pasta por el procedimiento habitual, en agua con sal, siguiendo las instrucciones dadas por el fabricante en el paquete.
  2. Cortar las cebollas y el tocino ahumado en pequeños dados. Rallar el queso.
  3. Dorar las cebollas con dos cucharadas de aceite de oliva y los dados de bacon ahumado Tello hasta que estén bien pochados, a fuego manso.
  4. Añadir los pimientos rotos con las manos. Rehogarlos 1 min y agregar los tomates.  Dejar cocer dos minutos a fuego vivo, después de 6 a 8 minutos a fuego medio removiendo a menudo para que no se agarren.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

  1. Probar y sazonar al gusto el sofrito realizado, añadiendo sal o pimienta.
  2. Escurrir la pasta y reservar un poco del agua de cocción de la misma.
  3. Incorporarla al sofrito, dejando que rehogue unos instantes en ella, para que absorba su rico sabor. Podemos añadir unas cucharadas del agua de cocción de la pasta si vemos que el fondo queda un poco seco, así envolverá mejor los pennes.
  4. Añadir el aceite y espolvorear el queso. 
  5. Servir inmediatamente.

TRUCO:

Cuando cocinen la pasta, utilicen tapaderas para ahorrar tiempo y energía. Una cacerola tarda la mitad de tiempo en hervir si se le pone la tapadera para evitar la evaporación.

Come bien, vive mejor

Hoy te traemos una nueva receta de Erlantz Gorostiza, uno de los chefs españoles más notables del momento, heredero de la tradición de Martín Berasategui y asesor gastronómico de nuestra marca. Pero la de hoy, no es una receta cualquiera, es un recetón de Solomillo Ibérico Asado con Bacon que te va a dejar salivando y con muchísimas ganas de ponerte manos a la obra.

¡Pero esta no es la única receta de Erlantz que hemos compartido contigo! Acuérdate de que últimamente también hemos probado su tosta de queso camembert y jamón ibérico, su quiche de chorizo o su ensalada lasarte con presa ibérica. ¡Todos platos riquísimos!

¿Nos ponemos con el Solomillo Ibérico Asado con Bacon?

Ingredientes:

Elaboración: 

  • Precalentamos el horno a 140ºc.
  • Sacamos el solomillo ibérico de cerdo Tello de la nevera unas 6 horas antes de cocinarlo para que atempere.
  • Ponemos el bacon Tello en lonchas perfectamente estiradas en un papel de carnicería o un papel de similares características. 
  • Una vez atemperado el solomillo ibérico, lo enrollamos con el bacon ayudándonos con el papel para que haga de “rodillo”,  de manera que lo cubra totalmente y le haga una segunda piel.
  • Lo atamos con liz. 
  • Colocamos una sartén antiadherente al fuego y cuando humee le echamos aceite. Doramos el solomillo ibérico por todos los lados durante 15 minutos.
  • Una vez dorado por todos sus lados, lo colocamos en una rejilla de horno con una bandeja debajo para que se deposite allí toda la grasa que va soltando y lo horneamos durante 35-40 minutos. 
  • Será necesario ir dándole la vuelta cada 5 minutos para que se dore bien por todos los lados.

Acabado y presentación:

  • Sacamos el solomillo ibérico del horno y lo dejamos sobre la misma rejilla para que repose.
  • Lo tapamos con papel de aluminio y le hacemos un par de chimeneas en la parte superior.
  • Dejamos reposar unos 10 minutos para que todos los jugos se acaben de concentrar en su interior. 
  • Cortamos al gusto y lo colocamos en una bandeja caliente para que no pierda calor.
  • Servimos con un poco de ensalada y unas setas recién salteadas. 

El truco del chef:

Para evitar que se quemen los sabrosos goteos que el solomillo ibérico va soltando en un horno caliente, podemos vertir con cuidado en la bandeja el agua suficiente para cubrir el fondo. Luego podemos volver a repetirlo las veces que sea necesario para que lo que se evapore sea el agua y el jugo se mantenga perfecto.