Entradas blog

LA CARNE, UN ALIMENTO ESENCIAL EN LA DIETA DE LOS DEPORTISTAS

Si te gusta hacer deporte y te gusta la carne, este artículo te va a venir genial. Porque según Antonio Escribano, endocrinólogo catedrático en Nutrición Deportiva y director de Nutrición de la Real Federación Española de Fútbol, la carne es un alimento esencial en la dieta de los deportistas.

Para Escribano, “la carne es una fuente de minerales y vitaminas muy apropiada en el ámbito de la nutrición y la salud. Su alto valor proteico, de calidad superior a las proteínas de origen vegetal, la convierte en un alimento fundamental para realizar actividad física, además de contribuir al desarrollo muscular”, tal y como se recogió en las VII Jornadas Nacionales de Medicina del Deporte que organizó la Sociedad Española de la Medicina del Deporte (SEMED). 

Además, Antonio Escribano insiste en que “las proteínas de la carne tienen también la característica de poseer un elevado coeficiente de digestibilidad y en ellas se encuentran todos los aminoácidos esenciales que no son generados por el organismo y que, por lo tanto, solo pueden ser aportados por medio de la dieta”. 

“La carne en un factor clave para evitar el envejecimiento prematuro y ayuda a mantener saludables sentidos como la vista y el olfato” gracias al efecto antioxidante, del selenio, el zinc y la vitamina E. Otros elementos como el calcio, el magnesio, el hierro y el fósforo favorecen el desarrollo y el funcionamiento de los huesos y el sistema nervioso. Por eso, el consumo moderado de carne no solo es importante para los deportistas, sino también para cualquier persona de cualquier edad. Y todavía lo es más en las fases más tempranas del crecimiento. 

En cuanto a la frecuencia preferible de consumo en los niños, se dice que debe ser aproximadamente de unas cinco raciones semanales, dos de carne roja y tres de carne blanca, con una dosificación de 80 gramos por ración para edades entre 8 y 11 años, aumentando a 100 gramos por ración cuando son mayores de 12 años.

Nos encanta dar con las opiniones de eminencias tan respetadas en el ámbito de la salud y la nutrición como las de Antonio Escribano. Una vez más se demuestra que la carne es un alimento esencial en la dieta mediterránea y tomarla con moderación mejora nuestra salud. Sobre todo, si practicas deporte.

Fuente. Eurocarne

VITAMINAS OCULTAS EN LA CARNE

Cuando hablamos de vitaminas en los alimentos, los grandes protagonistas siempre son las verduras y frutas.

Si es cierto que en lo que a carne se refiere siempre se destaca su gran contenido en proteínas y su gran aporte de hierro que ayuda a la oxigenación y funcionamiento del organismo. Pero las carnes, rojas o blancas, también tienen vitaminas importantes para el cuerpo que a menudo desconocemos u olvidamos.

En carnes rojas podemos encontrar vitamina D, B1, B2, ácido fólico, y principalmente vitamina B12. Ésta última sólo puede obtenerse mediante síntesis propia del organismo o en algas, de lo contrario, sólo la incorporaremos con las carnes, leche, huevo o quesos, alimentos de origen animal.

La carne de cerdo blanco tiene menos grasa que la de ternera o pollo, según los cortes, lo que la convierte en una carne magra que puede formar parte de todo tipo de dietas en las que se controla el aporte de calorías o de grasas. Además también aporta vitaminas del grupo B necesarias para un buen funcionamiento del sistema nervioso, lo que contribuirá a mantenernos más activos y llenos de vitalidad, y es que contiene altas dosis de tiamina, necesaria para conseguir una correcta asimilación de los hidratos de carbono por parte del organismo.

El potasio también es un mineral necesario e indispensable en el organismo. Concretamente de lo que se encarga este mineral es el correcto funcionamiento muscular y de la realización adecuada de los movimientos por parte de los distintos músculos del organismo, entre ellos el corazón.

Todos los alimentos nos ofrecen algo distinto, por ello, una dieta saludable incluye variados alimentos en cantidades adecuadas.

CORTES DE VACUNO