Entradas blog

Las recetas de costillas de cerdo siempre triunfan en casa, solemos prepararlas con frecuencia en nuestra cocina y es que son muy sabrosas. Pero esta receta que nos propone nuestro chef favorito, además de ser bastante sencilla y rápida, está de rechupete:

1 hora y media

INGREDIENTES:

Además,

  • 2 patatas cortadas en dados de 2×2 cm
  • 4 dientes de ajo con su piel
  • 1 pizca de mantequilla
  • Perejil

ELABORACIÓN:

Salpimentar los pedazos de costilla de cerdo ibérico Tello

En una olla sofreír la costilla con un poco de aceite.

Picar sobre la tabla el jamón serrano loncheado de Tello y añadirlo al fondo.

Trocear el ajo, el puerro, la cebolleta, añadirla al fondo junto con el clavo y la harina.

Hacer el Kalimotxo en un vaso juntando hielo el vino, el refresco y la corteza de limón.

Añadir el calimocho al fondo, cubrir y guisar a fuego manso durante 45 mn.

Lavar las patatas en agua y secarlas en un trapo.

Añadirlas a una sartén con una pica de mantequilla y los ajos, rustirlas a fuego suave hasta que se hagan y doren.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

Añadir las patatas sobre el guiso.

Rectificar la sazón y añadir unas gotas de brandy.

Picar el perejil y espolvorearlo por encima.

TRUCO:

Cuando se compren vinos para cocinar, conviene recordar que es importante su calidad, no tiene que ser el mejor, sería una pena, pero tampoco utilizar cualquier cosa, porque luego se nota en el resultado final. Uno frutoso y fresco puede ser un gran aliado. 

Hay días que no tenemos tiempo de preparar una comida saludable para toda la familia. Muchas veces lo más difícil es simplemente pensar qué cocinar: un plato que sea rápido, que guste a todos, que sea diferente y sobre todo que esté rico. ¡Cuántas cosas!

No te preocupes, porque la receta que nos propone nuestro chef favorito es fácil y rápida de preparar y está riquísima.

Duración: 45 minutos

INGREDIENTES:

  • 400 g de lomo de cerdo Tello
  • 125 g de hongo fresco
  • 150 g de nata
  • 500 g de caldo de carne
  • 10 g de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de aceite oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de vinagre de Jerez
  • 1 cucharilla de café perejil picado
  • Sal

ELABORACIÓN:

  1. Colocar el caldo en un cazo y reducirlo a 50 g, reservar.
  2. Cortar el lomo de cerdo Tello en 4 filetes de 100 g cada uno. Sazonar muy ligeramente porque el caldo reducido ya tiene su salinidad. 
  3. Filetear los hongos no muy finos (5 mm aproximadamente).
  4. Marcar el lomo de cerdo Tello en una cazuela baja antiadherente un minuto por cada lado a fuego fuerte con la cucharada de aceite de oliva.
  5. Retirar y reservar.
  6. En la misma cazuela agregar la mantequilla y saltear los hongos durante 2 minutos. 
  7. Desglasar con el jugo de carne reducido, agregar la nata y añadir los filetes de lomo reservados.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

Cocer todo junto durante 3 minutos a fuego medio hasta que espese la salsa y tenga la textura deseada.

Añadir el vinagre de jerez, dar unas vueltas y servir.

Espolvorear con abundante perejil picado.

TRUCO:

A la hora de escoger los hongos mirar que estén, a poder ser, bien secos, firmes, enteros y pesados en la mano, los mejores suelen ser los de tamaño medio, más perfumados.

Una dieta sana y equilibrada no solo puede ser muy sabrosa y vistosa, también fácil de preparar si se sabe qué recetas seguir. Hoy os proponemos esta receta de Alcachofas Estofadas con Jamón, de nuestro gran chef Erlantz Gorostiza, que además de saludable y deliciosa es verdaderamente sencilla de preparar:

Duración: 1 hora

INGREDIENTES:

ELABORACIÓN:

– Picar la cebolla y pocharla bien en aceite de oliva virgen. 

– Limpiar las alcachofas aprovechando el tallo, cortarlas en cuartos y colocarlas en un bol de cristal con agua, sin ningún otro aditivo.

– Una vez limpias y cortadas, sacarlas del agua y colocarlas en una cazuela de acero inoxidable, cubrirlas con agua y acercarlas al fuego.

– Cuando rompan a hervir, bajar el fuego y mantener el hervor durante 15 minutos aproximadamente.

– Tomar de las alcachofas cocidas 8 porciones y ponerlas en un recipiente con un poco del caldo de las mismas (200 gramos) y 50 g. de aceite. 

– Triturar esta mezcla en frío y añadir un poco de sal y pimienta.

– En una cazuela poner aceite con el ajo picado, la cebolla bien pochada, los tacos de Jamón Serrano Gran Reserva Duroc Tello y dorar ligeramente. 

– Incorporar el batido de alcachofas que preparamos con anterioridad.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

– Cuando rompa a hervir, incorporar el resto de las alcachofas bien escurridas. 

– Hervir, rectificar de sal y pimienta y añadir un poco de caldo de alcachofa si hiciera falta.

– Servir bien caliente y con un poco de cebollino picado por encima. 

TRUCO:

– Para no meter la gamba al comprar las alcachofas, debes asegurarte que estén bien tiesas al apretarlas con las manos.

– Abre la palma y cierra, si el fruto está duro como una piedra, la alcachofa es de categoría. Por el contrario, si no ofrecen resistencia y dan sensación de blandurrias, es mejor dejarlas. 

 

“EL SECRETO DE COMER CARNE EN ENSALADA”

25 minutos

Para coger fuerzas para la cuesta de enero de una forma sana, hoy proponemos un plato saludable y exquisito que hará que cualquier aperitivo suba de nivel: una ensalada Lasarte con presa ibérica Tello que conseguirá que se te haga la boca agua a ti y a toda la familia ¿Quieres saber cómo se prepara? Toma nota:

INGREDIENTES:

PARA EL ADEREZO:

  • 300 g de nata
  • 50 g de queso azul
  • 30 g de mostaza de Dijon
  • 40 g de vinagre de sidra
  • Sal y pimienta

ELABORACIÓN:

Lavar, escurrir y cortar a mano la lechuga dándole un toque rústico.

Cortar los tomatitos por la mitad.

Pelar el aguacate y cortarlo en gajos finos.

Cortar la manzana en bastones finos y mantenerla en agua con un poco de limón.

Cocinar los huevos en abundante agua con sal durante 10 minutos. Una vez fríos, pelarlos y cortarlos en cuartos.

Sacar la carne un rato antes de cocinarla para que pierda el frío del frigorífico.

Marcar la presa ibérica Tello en una sartén antiadherente por las dos caras y dejar reposar unos 10 min con papel plata.  Transcurridos, cortarla en tiras de 1 cm de ancho y acabar poniéndole sal gorda por encima.

Freír las piparras en aceite de oliva durante unos 15 segundos.

Reservar todo para el emplatado.

PARA EL ADEREZO:

Diluir el queso en 100 g de nata caliente. 

Agregar la mostaza, el zumo, la sal, pimienta y el resto de la nata.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

Disponer una capa del aderezo en la base del plato.

Colocar encima la lechuga y rodeándola los tomates cherry.

Poner alternando la manzana, el huevo y el aguacate.

Aderezar de nuevo la ensalada.

Acabar colocando la carne intercalada y por encima las piparras fritas.

TRUCO:

Para que las hojas de la lechuga resulten mucho más crujientes basta con sumergirlas en agua helada por espacio de unos 15 minutos.
Así conseguimos una textura fantástica. 

“Una pasta que comerían los mismísimos césares”

20 minutos

Sabemos que hay días que surgen dudas sobre qué cocinar para toda la familia. Las ideas de recetas que gusten a todos se acaban y no quieres repetir el mismo plato tantas veces. Si te encanta la idea de reunir a tu familia alrededor de la mesa, compartiendo los mismos platos y disfrutando de agradables momentos, nuestro chef favorito, nos trae una receta de cocina deliciosa, del gusto de todos los comensales y con ingredientes que te harán chuparte los dedos. Fácil, riquísima y perfecta para disfrutar reunidos.

PASTA CON BACON AHUMADO

INGREDIENTES:

  • 350 g de pasta penne
  • 150 g de bacon ahumado Tello
  • 800 g de tomates pera en conserva cortados en pedazos
  • 1 cebolla grande
  • 8 pimientos del piquillo 
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 50 g de pecorino romano o Idiazabal
  • Sal y pimienta

 

ELABORACIÓN:

  1. Cocer la pasta por el procedimiento habitual, en agua con sal, siguiendo las instrucciones dadas por el fabricante en el paquete.
  2. Cortar las cebollas y el tocino ahumado en pequeños dados. Rallar el queso.
  3. Dorar las cebollas con dos cucharadas de aceite de oliva y los dados de bacon ahumado Tello hasta que estén bien pochados, a fuego manso.
  4. Añadir los pimientos rotos con las manos. Rehogarlos 1 min y agregar los tomates.  Dejar cocer dos minutos a fuego vivo, después de 6 a 8 minutos a fuego medio removiendo a menudo para que no se agarren.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

  1. Probar y sazonar al gusto el sofrito realizado, añadiendo sal o pimienta.
  2. Escurrir la pasta y reservar un poco del agua de cocción de la misma.
  3. Incorporarla al sofrito, dejando que rehogue unos instantes en ella, para que absorba su rico sabor. Podemos añadir unas cucharadas del agua de cocción de la pasta si vemos que el fondo queda un poco seco, así envolverá mejor los pennes.
  4. Añadir el aceite y espolvorear el queso. 
  5. Servir inmediatamente.

TRUCO:

Cuando cocinen la pasta, utilicen tapaderas para ahorrar tiempo y energía. Una cacerola tarda la mitad de tiempo en hervir si se le pone la tapadera para evitar la evaporación.

Come bien, vive mejor

Cuando las bajas temperaturas se instalan nos reconciliamos con la comida reconfortante, con los guisos, las sopas cremosas, las salsas para mojar pan y no parar… Pero comer bien no está reñido con comer de forma saludable. Por eso Erlantz Gorostiza, nuestro asesor gastronómico que siempre está dispuesto a proponernos una receta perfecta para cada momento, nos ha propuesto hoy una receta tan deliciosa como estas albóndigas de cerdo en salsa de setas. 

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 1 hora

INGREDIENTES:

    • 2 cebolletas picadas
    • 1 diente de ajo picado
    • 750 g carne de cabecero cerdo ibérico Tello picada
    • 2 yemas de huevo + 2 huevos enteros
    • Perejil picado
    • 2 soperas de pan rallado
    • 1 pellizco de miga de pan de hogaza remojada en 1 vaso de leche
    • Aceite de oliva
    • Sal y harina

Salsa:

    • 750 g de cebolleta picada
    • 1 diente de ajo picado
    • 750 g de surtido de setas en dados
    • Chapelas de champiñón enteras
    • 2 l. de caldo
    • Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

Rehogar las 2 cebolletas, el aceite, el ajo y la sal, hasta que quede sudada, sin coger color. Poner a hacer la salsa, En una olla rehogar la cebolleta con el ajo y el aceite de oliva. Amasar en un bol la carne de cerdo ibérico Tello picada con las yemas, los huevos, el perejil, el pan rallado, la miga escurrida y salpimentar. Volcar la verdura pochada de la masa a la mezcla de carnes. A la cebolleta de la salsa, añadirle las setas y rehogarlas hasta que cojan una buena coloración. Hacer una mini hamburguesa de la masa de carne de cerdo ibérico Tello y tostarla en la sartén hasta dorarlas y reservarlas. Mojar el fondo de salsa con el caldo y dejar hervir 15 min.

ACABADO Y PRESENTACIÓN:

En una sartén al fuego, saltear con pizca de aceite las cabezas de champiñón. Mezclar las cabezas en la cazuela y añadir las albóndigas.
Añadir fuera del fuego un chorro de aceite de oliva + perejil picado.

TRUCO:

Las setas siempre hay que lavarlas con interés, pero depende mucho de cómo vengan y la cantidad de tierra que traigan.
Lo que no hay que hacer nunca es
sumergirlas en agua y tenerlas mucho tiempo, porque ese agua la van a absorber y es un desastre.

 

Come bien, vive mejor

 

Ya sea porque desde el cole los han tenido que enviar a casa unos días y las clases presenciales pasan a ser online, porque han bajado mucho las temperaturas o porque por responsabilidad social no pueden salir a jugar con sus amiguitos, ahora los peques pasan muchas horas encerrados en casa y no saben qué hacer para pasar el tiempo.

Pues bien, si los peques se aburren, ¡invítalos a cocinar contigo! Para los niños, cocinar también es jugar, aprender, y una forma extraordinaria de educar.

La cocina es un lugar mágico para los peques de la casa, y a ellos les encanta ayudarnos

A los peques les divierte cocinar y ¡no es para menos! Cocinando pueden, jugar con masa, ensuciarse y ¡picotear cosas ricas! Pero, hay que elegir bien, qué recetas vamos a preparar juntos.

Ahora que el frío ya está aquí y con él apetecen comidas calentitas y sobre todo reconfortantes. Y si tienes niños, sabrás que para cocinar con ellos, existen dos leyes fundamentales: que sea fácil de preparar y que esté muy rico. De esta forma podremos tenerles ocupados y pasaremos la mañana o la tarde disfrutando juntos. Además, cuando hay niños en la mesa, las recetas si son divertidas, dos veces buenas.  

Palitos de hojaldre con pavo mostaza, Pechuga de Pavo y queso Parmesano 

Ingredientes: 

Elaboración: 

  1. El primer paso que hay que llevar a cabo para hacer nuestros palitos de hojaldre con parmesano es, rallar la cuña de queso en un bowl.
  2. Una vez tenemos todo el parmesano, le agregamos orégano a gusto de cada uno, y la sal gorda. Si queremos darle un toque diferente, le podemos añadir un poco de tomillo. Lo removemos todo bien con un tenedor.
  3. Desenrollamos la masa y le pasamos un rodillo para que se extienda bien, y así sacar más palitos. Precalentamos el horno al máximo.
  4. Una vez tenemos la masa extendida cogemos la mezcla y lo esparcimos por toda la masa e incorporamos la Pechuga de Pavo Reducida en Sal y Baja en Grasa.
  5. Luego cogemos un cuchillo o bien un cortapizzas y cortamos el hojaldre intentando hacer que todos los trozos tengan el mismo grosor, da igual si nos salen un poco torcidas.
  6. Una vez tengamos toda la masa cortada pasaremos a forrar con papel sulfurizado una bandeja de horno.
  7. A continuación, iremos separando con cuidado los pedazos de masa que hemos cortado previamente, y los colocaremos en la bandeja de horno después de haberles dado dos vueltas al hojaldre.
  8. Por último, batiremos el huevo, y barnizaremos los palitos con él. Bajamos el horno a 150 grados y metemos la bandeja, y lo dejaremos unos 15 minutos.

¡Y ya tenemos nuestra receta de palitos, una idea fácil que encantará a todos!

El verano no puede acabar sin que nos metamos en la cocina con nuestros peques para preparar una de esas recetas deliciosas que acostumbramos a traerte a nuestro blog. ¿Quién puede decirle que no a unos libritos de lomo con Jamón Cocido Tello y queso fundido? Nosotros, desde luego que no. Este plato lo tiene todo para convertirse en uno de los preferidos de toda la familia.

Aquí abajo te dejamos los ingredientes y el paso a paso para que podáis prepararlos. Pero no olvides que en los últimos meses hemos ido publicando otras ideas igual de estupendas que la que te presentamos hoy. Por ejemplo, esta receta de pizza casera sin horno y sin levadura perfecta para las cenas del fin de semana o nuestra tarta de la abuela, ideal para celebrar todo lo que queráis celebrar.

Ahora, ¡a por los libritos!

Ingredientes

  • 6 filetes de lomo de cerdo en libritos
  • 6 lonchas de queso 
  • 6 lonchas de Jamón Cocido Tello
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra para freír

Elaboración

Como siempre, antes de empezar reunimos todos los ingredientes que vamos a necesitar. Así los tendremos a mano.

Después, extendemos los libritos de lomo de cerdo sobre una superficie limpia y los salamos. Cubrimos cada librito con una loncha de queso y sobre ella colocamos una loncha de cualquiera de nuestros Jamones Cocidos Tello. Esta receta está riquísima con nuestro Jamón Braseado. Mmmm… se nos hace la boca agua.

El siguiente paso consiste en doblar los libritos y pasarlos por huevo batido y pan rallado. Recuerda que para que no se abran al freírlos, podemos cerrar los bordes con uno o dos palillos. Así nos quedarán perfectos.

Luego, calentamos abundante aceite de oliva y freímos los libritos por los dos lados. El secreto está en que queden bien dorados. Al sacarlos de la sartén, les quitaremos el exceso de aceite colocándolos sobre un plato con papel de cocina. Y los serviremos enseguida. Eso sí, ¡acordaos de quitarle los palillos! ¡Que aproveche!

A los niños les gusta muchísimo la pizza y también pasar tiempo con su familia haciendo cosas divertidas. ¿Y a quién no? Por eso hoy queremos enseñarte esta riquísima receta de pizza que hemos encontrado en el canal de Paulina Cocina para que, además de disfrutar comiéndola, toda la familia se lo pase en grande cocinándola. Es tan fácil de preparar que ni siquiera necesita horno. Con una sartén y una tapadera será más que suficiente 🙂 

¿Quieres ver cómo se hace? Vamos con ello. Pero antes, recuerda que también hemos publicado recientemente esta receta de tarta de manzana y miel o estos sándwiches de jamón monstruosos que seguro que también os pirran. 

Ingredientes

  • 1 ½  taza de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 11 cucharadas de agua
  • Salsa de tomate
  • Queso mozzarella
  • Jamón York Tello
  • Orégano

Elaboración

Antes de nada reunimos todos los ingredientes que vamos a necesitar. 

Para la masa, ponemos todos los ingredientes secos en un bol y los mezclamos bien: la harina, la levadura química y la sal. A continuación, agregamos los líquidos: el agua y el aceite. Y volvemos a mezclarlo todo.

Si os queda demasiado líquida podéis añadir un poco más de harina. Y si os queda demasiado seca, un poco más de agua. El objetivo es que el resultado sea una masa con humedad que no se pegue en los dedos. 

Después amasamos durante un par de minutos y la dejamos reposar entre 5 y 10 minutos. Así la masa estará más maleable y suave, perfecta para cortarla en dos y empezar a extenderla con un rodillo para darle una forma circular.

A continuación, ponemos la masa en una sartén a fuego lengo y presionamos con los dedos para hacer un pequeño borde alrededor.

Mientras mantenemos la masa a fuego lento, añadimos la salsa de tomate, el queso mozzarella, el Jamón York Tello (o cualquiera de nuestros riquísimos toppings) y un poco de orégano.

Por último, le ponemos la tapadera a la sartén para que se derrita bien el queso. Mejor si tiene agujeritos, así evitaremos que el vapor se condense y moje la masa. Y después de algunos minutos, cuando notéis que la masa ya está crujiente… ¡ya tendréis vuestra pizza!

¿En qué se diferencia esta pizza de las que hacemos en el horno?

La única diferencia es que los bordes no quedan tan crujientes como en el horno. Notaréis que están tan esponjosos como el resto de la masa por lo que es ideal para que los niños puedan masticarla sin problemas 🙂

Aunque ahora no podamos, cuando llega el buen tiempo siempre nos apetece hacer planear con los peques escapadas al campo o a la playa. Mientras llega la hora de salir a la calle, podemos aprovechar para ensayar con ellos los tentempiés que vamos a comernos cuando todo esto acabe. Así estaremos involucrándoles en las tareas del hogar de una manera fácil y divertida. Y además, pasaremos un rato con ellos lejos de las tareas del cole y de esas horas que a veces se nos hacen taaan largas.

Hoy te presentamos dos recetas riquísimas que podéis preparar en pocos minutos. Una para la comida y la otra para el postre. Pero recuerda que ya te hemos contado algunas en nuestro blog. Si quieres echarles un vistazo, te recomendamos que te pases por nuestro capítulo 1 de recetas con niños, por nuestra edición especial chocolate o por estos sándwiches monstruosos que os enseñamos a preparar el mes pasado. 

¿Nos ponemos manos a la obra?

RECETA DE TARTA DE BERENJENAS, JAMÓN COCIDO TELLO Y GAMBAS

Ingredientes:

1 paquete de masa quebrada

½ kg de berenjenas peladas

½ cebolla

200 gr de gambas peladas (salteadas en ajo y perejil)

150 grs de Jamón Cocido Tello

200 ml de nata

4 huevos

Sal

Elaboración: 

Primero forramos un molde de tarta con la masa quebrada.

Después, picamos la cebolla y sofreímos. Troceamos la berenjena en trozos longitudinales. Sofreímos la cebolla con la berenjena hasta que esté blandita.

Cuando lo tengamos, cubrimos el fondo del molde con el sofrito y añadimos el Jamón Cocido Tello y las gambas.

En un bol, batimos la nata con los huevos, los sazonamos y cubrimos la tarta con la mezcla. Lo metemos todo en el horno templado, a 200ºC durante 30 minutos. Y cuando esté doradita por fuera… ¡Lista para llevar!

RECETA DE BIZCOCHO MARMOLADO

Ingredientes:

4 huevos

120 g de mantequilla

120 g de azúcar

120 g de harina

½ sobre de levadura química

Una cucharada sopera de cacao

½ sobre de azúcar de vainilla

Elaboración: 

Primero reunimos todos los ingredientes y ponemos el horno a precalentar a unos 180ºC. 

Después, derretimos la mantequilla en un cazo a fuego medio. Y batimos los huevos y el azúcar en una fuente hasta conseguir una mezcla espumosa. Añadimos la harina y seguimos batiendo. Echamos el azúcar de vainilla y la levadura. Y por último, agregamos la mantequilla derretida y lo mezclamos todo bien.

Dividimos la masa en dos, vertimos el cacao en una de las fuentes y batimos todo bien para que el cacao se mezcle correctamente. Para acabar, echa las dos masas en un molde alternándolas para que hagan formas y consigamos el típico aspecto de los bizcochos marmolados. 

Horneamos durante 35 o 40 minutos. Recuerda que para comprobar que el bizcocho ya está cocido, podemos clavar la punta de un cuchillo. Si sale seca, es que está listo.