Entradas blog

, ,

RECETAS FÁCILES Y RICAS PARA COCINAR CON NIÑOS (EDICIÓN CHOCOLATE)

Hoy es el Día del Chocolate y para celebrarlo, hemos elegido dos recetas riquísimas, sencillas, divertidas y muy chocolateadas para preparar con los peques de la casa cuando tengáis un rato de ocio. Estas ideas pueden serviros para la merienda de un día cualquiera o para una celebración especial. Lo que está claro es que os va a encantar cocinarlas casi tanto como coméroslas.

¡Y por cierto! No te pierdas las otras recetas para cocinar con niños que hemos publicado últimamente aquí, aquí o aquí.

CUCHARAS DE CHOCOLATE

Ingredientes

  • 180g de chocolate de calidad. El que más os guste.
  • Virutas de colores, chips de chocolate,  jelly beans, confeti comestible… U otros ingredientes para decorar.

También necesitaremos:

  • 24 cucharas de plástico de colores.
  • Una bandeja de horno forrada con papel de horno.
  • Espátulas o libros para apoyar y nivelar las cucharas.

Elaboración

Primero colocamos las cucharas de plástico en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y las apoyamos con una espátula de goma o un libro para nivelarlas a la hora de rellenarlas de chocolate.

Calentamos un poco el chocolate en un recipiente para el microondas o al baño María. Cuando tres cuartos del chocolate esté derretido, lo retiramos y lo removemos hasta que se derrita por completo. ¡Así no nos quemamos!

Con una cuchara rellenaremos de chocolate fundido el 80% de capacidad de las cucharas de plástico. Fijaos en que estén bien niveladas para que no se nos desborden. Después, solo tenemos que dejar volar nuestra imaginación para decorarlas con virutas de colores, chuches, chips de chocolate o cualquier ingrediente decorativo para darle color y alegría. 

Lo ideal es dejar reposar el chocolate un ratito antes de decorarlas para que la decoración no se funda o se hundan en la cuchara. Después, dejaremos enfriar la bandeja en el congelador o en la nevera alrededor de unos 20 minutos. Y… ¡a comer!

CAKE BALLS DE CHOCOLATE Y FRESAS

Ingredientes

  • 200g de bizcocho de chocolate (o 2 magdalenas o muffins de chocolate, por ejemplo).
  • 1 cucharada sopera de leche condensada.
  • 100g de chocolate blanco.
  • 100g de chocolate negro.
  • Fideos de chocolate, almendras, confeti comestible… para decorar.

Elaboración

Para empezar, desmenuzamos el bizcocho hasta hacerlo migas. La idea es que quede casi como una tierra. Después, lo mezclamos con la leche condensada hasta que quede moldeable para que podamos hacer nuestras bolitas de cake pops.

Debemos formar las bolitas del mismo tamaño, como de un bocado, y las vamos poniendo sobre una bandeja. Después, fundimos los chocolates en el microondas o al baño maría, como en la receta anterior y bañamos las bolitas. 

Una vez bañadas y antes de que solidifique el chocolate del todo, decoramos con fideos de chocolate, confeti comestible o cualquier otro ingrediente que le dé color a nuestras bolas. ¡Alegría, alegría!

Una vez que hayamos terminado, las metemos en el congelador durante una hora para que se compacten los cakes pops. Si queréis también podemos conservarlos permanentemente en el congelador y servirlos helados. ¡Parecerán pequeños bombones helados y estarán deliciosos! O si lo preferís, también podemos probar a clavarles un palito y tomarlos en forma de chupa-chups de chocolate. ¡Siempre son un bocado delicioso!

,

RECETA DE SOLOMILLO IBÉRICO ASADO CON BACON, DE ERLANTZ GOROSTIZA

Hoy te traemos una nueva receta de Erlantz Gorostiza, uno de los chefs españoles más notables del momento, heredero de la tradición de Martín Berasategui y asesor gastronómico de nuestra marca. Pero la de hoy, no es una receta cualquiera, es un recetón de Solomillo Ibérico Asado con Bacon que te va a dejar salivando y con muchísimas ganas de ponerte manos a la obra.

¡Pero esta no es la única receta de Erlantz que hemos compartido contigo! Acuérdate de que últimamente también hemos probado su tosta de queso camembert y jamón ibérico, su quiche de chorizo o su ensalada lasarte con presa ibérica. ¡Todos platos riquísimos!

¿Nos ponemos con el Solomillo Ibérico Asado con Bacon?

Ingredientes:

Elaboración: 

  • Precalentamos el horno a 140ºc.
  • Sacamos el solomillo ibérico de cerdo Tello de la nevera unas 6 horas antes de cocinarlo para que atempere.
  • Ponemos el bacon Tello en lonchas perfectamente estiradas en un papel de carnicería o un papel de similares características. 
  • Una vez atemperado el solomillo ibérico, lo enrollamos con el bacon ayudándonos con el papel para que haga de “rodillo”,  de manera que lo cubra totalmente y le haga una segunda piel.
  • Lo atamos con liz. 
  • Colocamos una sartén antiadherente al fuego y cuando humee le echamos aceite. Doramos el solomillo ibérico por todos los lados durante 15 minutos.
  • Una vez dorado por todos sus lados, lo colocamos en una rejilla de horno con una bandeja debajo para que se deposite allí toda la grasa que va soltando y lo horneamos durante 35-40 minutos. 
  • Será necesario ir dándole la vuelta cada 5 minutos para que se dore bien por todos los lados.

Acabado y presentación:

  • Sacamos el solomillo ibérico del horno y lo dejamos sobre la misma rejilla para que repose.
  • Lo tapamos con papel de aluminio y le hacemos un par de chimeneas en la parte superior.
  • Dejamos reposar unos 10 minutos para que todos los jugos se acaben de concentrar en su interior. 
  • Cortamos al gusto y lo colocamos en una bandeja caliente para que no pierda calor.
  • Servimos con un poco de ensalada y unas setas recién salteadas. 

El truco del chef:

Para evitar que se quemen los sabrosos goteos que el solomillo ibérico va soltando en un horno caliente, podemos vertir con cuidado en la bandeja el agua suficiente para cubrir el fondo. Luego podemos volver a repetirlo las veces que sea necesario para que lo que se evapore sea el agua y el jugo se mantenga perfecto.

 

,

RECETAS FÁCILES Y RICAS PARA COCINAR CON NIÑOS (CAPÍTULO 3)

Este verano hemos empezado una de nuestras series de artículos favoritas: la de las recetas fáciles y ricas para cocinar con niños. Y no solo porque de verdad sean platos que podéis preparar para cenar o para invitar a alguien a casa, sino porque pasar tiempo con los niños es siempre una actividad maravillosa a la que, a veces, no podemos dedicar todo el tiempo que nos gustaría.

Así que después del capítulo uno en el que te contábamos cómo hacer rollitos de jamón y aguacate o pastel de jamón cocido Tello. Y después del capítulo dos, donde aprendimos a hacer saladitos de salchichas frankfurt Tello o una deliciosa tarta salada de tomates cherry y jamón. Hoy queremos proponerte dos nuevas recetas. ¡Atent@!


CANAPÉS DE TOMATE, JAMÓN SERRANO TELLO Y MOZZARELLA

Este plato es perfecto para una meriendas con amiguitos. Toma nota de esta receta para unos 20 canapés que no tardareis en preparar más de 25 minutos. Y luego, acuérdate de contarnos lo ricos que estaban 😀

Ingredientes:

3 tomates de pera

20 lonchas finas de Jamón Serrano Tello
200 g de mozzarella
Pimienta

Elaboración:

Primero, reunimos todos los ingredientes.

Lavamos los tomates y los cortamos en rodajas finas. Después, volvemos a cortarlas en dos.

Cortamos también la mozzarella en rodajas más o menos parecidas a las del tomate.

Ponemos las lonchas de Jamón Serrano Tello en una superficie plana y las cortamos a lo largo. 

Sobre cada loncha de Jamón Serrano Tello, colocamos una rodaja de tomate, una de mozzarella y echamos un poquito de pimienta. Para acabar, volvemos a poner una de tomate.

Lo enrollamos todo para que quede bien compacto y hacemos lo mismo con cada loncha nueva de Jamón Serrano Tello.

Por último, ponemos un poco de aceite en una sartén y doramos los canapés de 2 a 3 minutos por cada lado. Hasta que veamos que la mozzarella se derrite un poco.

El truco:

Si os apetece, podéis añadir un poco de albahaca fresca sobre la mozzarella. Y para servirlos, mejor si están calientes como aperitivos o como entrantes.


FRITTATA DE CHORIZO CON TOMATE

Este plato de la cocina italiana es tan sencillo que los niños se lo pasarán en grande cocinándolo. Además, solo se tarda unos 20 minutos en prepararlo y de 30 a 40 minutos en cocinarlo. Así que es pan comido 🙂

Ingredientes:

200 g de patatas

2 cucharadas soperas de aceite

4 huevos

Media cebolla

50 ml de nata

Media cucharadita de sal

80 g de Chorizo Tello (no picante)

80 g de queso feta

2 tomates

Elaboración:

Primero, como siempre, reunimos todos los ingredientes. Ponemos el horno a precalentar a 180 ºC.

Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en cuadritos de 1,5 cm más o menos. Las ponemos en una cacerola recubiertas con agua. Entendemos el fuego y cuando el agua se ponga a hervir, contamos 10 minutos, las retiramos del fuego y las escurrimos.

Después, pelamos la media cebolla y la cortamos en cuadraditos.

Lavamos y cortamos el tomate en lonchas.

En una sartén, echamos una cucharadita de aceite y lo calentamos a fuego medio. Sofreímos la cebolla, añadimos el tomate y seguimos con la cocción durante otros 8 a 10 minutos removiendo de vez en cuando. Hasta que nos quede tierno.

Luego echamos los huevos en una fuente, añadimos la nata y la sal y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Cortamos el Chorizo Tello en trocitos y lo añadimos a la mezcla junto a las patatas, la cebolla y el tomate.

Después cortamos el queso feta en cuadritos.
Untamos de aceite un plato para cocinar en el horno. Vertimos todo dentro y repartimos los ingredientes de forma homogénea. Ponemos los trozos de queso feta por encima y lo metemos en el horno durante 30 o 40 minutos.

El truco:

Si queréis, podéis cambiar el queso feta por queso rallado o el que más os guste. Para comerlo, lo mejor es servirlo con una ensalada verde, por ejemplo.


Esperamos que te hayan gustado estas recetas y todas las que vendrán. Después del verano seguiremos descubriendo algunos platos riquísimos y muy fáciles de cocinar con los peques. ¡Que aproveche!

5 IDEAS PARA HACER BUENAS FOTOS DE TUS PLATOS CON TU TELÉFONO MÓVIL

Para celebrar el Día Mundial de la Fotografía, que se celebra hoy, vamos a proponerte algunas ideas para que saques siempre la mejor cara de tus platos en tus fotos. Porque está claro que ya no solo cocinamos para alimentar nuestros cuerpos, también lo hacemos para alimentar nuestro carrete de recuerdos y nuestras redes sociales, ¿verdad? No pierdas detalle de estos pequeños consejos que te van a ayudar mucho. ¡Mira!

Antes de disparar, piensa qué quieres contar

Puede parecer un poco básico, pero es muy importante darle una vuelta a la foto antes de tomarla. Qué receta vamos a fotografiar, qué colores van a destacar, dónde queremos ambientar la imagen, qué vajilla vamos a utilizar, qué elementos queremos que aparezcan… Solo así tendremos una foto preciosa incluso antes de hacerla.

Menos es más

No tengas miedo de ser minimalista. Pon menos comida de la habitual en el plato para que no parezca abarrotado y procura no elegir demasiada decoración para acompañar tu receta. Muchas veces una vajilla bonita es más que suficiente para una buena foto. Prueba a poner platos blancos en fondos neutros, por ejemplo, siempre funciona. Y recuerda: tu receta es la estrella de la foto, hazla brillar 🙂  

Aprovecha la luz natural

La iluminación es esencial para que tus fotos luzcan perfectas. Así que ya seas un expert@ con la cámara de fotos de tu teléfono móvil o no, lo mejor es que utilices las ventajas de la luz natural. Coloca tu plato cerca de una ventana y aléjate de las luces verticales que solemos tener en las cocinas. Seguro que aciertas 🙂

Si tu plato no es muy vistoso, dale un poco de gracia

A veces queremos fotografiar platos que no tienen mucho de lo que presumir. Una crema de verduras, un arroz blanco o un plato pasta pueden parecer un poco sosos a través del objetivo de tu cámara. Pero si los vistes un poco eligiendo el mejor ángulo, procurando que el plato esté limpio y añadiendo unas notas de color con hierbas, especias, frutos secos o cualquier otra cosa que le dé vida a tu imagen, la cosa cambia muchísimo. ¡Está 100% comprobado!

Juega con el enfoque y con los puntos de vista

Uno de los trucos más interesantes es ese que juega con el enfoque para que aparezca más nítido aquello que quieres que llame la atención. Casi todos los teléfonos móviles tienen una opción para enfocar más unos objetos que otros, solo tienes que usarla para destacar tu receta. Eso sí, no te muevas mucho cuando tomes la fotografía o el efecto desaparecerá. Además, también puedes no conformarte con la primera imagen que hagas y experimentar nuevos ángulos que resalten tu comida: acercarte, alejarte, cambiar el plato de posición… puede ayudarte a que aparezca la foto perfecta.

Esperamos que estos consejos te ayuden a hacer mejores fotos de tu comida. Si te animas a compartirlas con nosotros, recuerda que puedes utilizar el hashtag #RecetasTello 🙂

,

RECETAS FÁCILES Y RICAS PARA COCINAR CON NIÑOS (CAPÍTULO 1)

Se acerca el verano y con él, la época en la que los niños pasan más tiempo en casa de todo el año. Puede que los tuyos ya tengan planes entre campamentos, escuelas de verano y otros quehaceres, pero está claro que el periodo estival es una oportunidad genial para estrechar lazos y divertirse de una manera diferente.

Por eso hoy te proponemos un par de recetas que te permitirán acercarte, con ellos, al mundo de la cocina y de la buena mesa.


ROLLITOS DE JAMÓN Y AGUACATE

Preparar entrantes es una manera fácil y divertida de que los peques vayan introduciéndose en el mundo de los fogones. El jamón y el aguacate, por ejemplo, son dos ingredientes riquísimos y muy sanos que casan estupendamente como aperitivo. A nosotros nos encantan en rollitos. Sobre todo, porque podemos prepararlos con ellos. Apúntate la receta:

Ingredientes:

  • 4 tortillas mexicanas.
  • 4 cucharadas soperas de queso fresco.
  • 4 lonchas finas de Jamón Serrano Tello.
  • Sal y pimienta.

Receta:

  1. Reunid todos los ingredientes para que los niños los tengan todos a mano.
  2. Cortad el aguacate por la mitad y quitadle el hueso.
  3. Quitad la pulpa del aguacate y aplastadla con un tenedor en una fuente.
  4. Untad una tortilla mexicana con queso fresco.
  5. Poned encima una loncha de jamón y una capa de aguacate.
  6. Enrollad la tortilla.
  7. Por último, cortad la tortilla en rollitos. Haced lo mismo con las demás tortillas y depositad todos los rollitos en una fuente plana.

El truco:

Si queréis que esté todavía más rico, podéis guardar las tortillas enrolladas en la nevera, envueltas en film para que no se sequen y sacarlas justo antes de servirlas.


PASTEL DE JAMÓN COCIDO

Otra buenísima idea para cocinar con niños es hacer un pastel. Pero no siempre tiene que ser dulce, también podéis probar a hacer pasteles salados. Como este con jamón cocido que te proponemos aquí abajo. ¡Sabemos que os va a encantar cocinarlo y también comerlo!

Ingredientes:

  • Un sobre de levadura.
  • 4 huevos.
  • 5 cl de aceite.
  • 15 cl de leche.
  • 150 g de queso rallado.
  • 200 g de Jamón Cocido Tello en taquitos.
  • Sal y pimienta.

Elaboración:

  1. Reunid todos los ingredientes para que los niños los tengan a mano y calentad el horno a 180 ºC. Poned la harina y la levadura en una fuente.
  2. En otra fuente, poned los huevos, la leche, el aceite, la sal y la pimienta.
  3. Batid bien hasta conseguir una masa lisa y homogénea.
  4. Echad esta masa en la otra fuente donde ya habéis puesto la harina y la levadura. Mezclad bastante para que no queden grumos.
  5. Añadid los trocitos de jamón cocido y el queso rallado.
  6. Echad la masa en un molde de pastel y hornead durante unos 40 o 45 minutos.
  7. Para saber si el pastel ya está hecho, clavad un cuchillo en el pastel. Si al sacar el cuchillo sale manchado de masa es porque todavía no está cocido, así que lo tenéis que dejar un poco más en el horno. Cuando ya esté cocido, dejadlo enfriar antes de cortarlo en lonchas.

El truco:

Como te hemos contado antes, puedes usar la misma receta también con salmón. Y si lo tomáis como plato principal, podéis acompañarlo con una ensalada.


Esperamos que te hayan gustado estas recetas. ¡No nos perdáis de vista! Durante este verano os iremos descubriendo algunos platos riquísimos y muy fáciles de hacer 🙂 ¡Que aproveche!